Opinión Internacional

Lecciones de una chilena de izquierdas

Ella me parece más una chilena de izquierda, que la presidenta de alguna república.

Las presidentas y presidentes parecen siempre un ser humano infatuado por el poder
y es algo que me repele. En cambio, ella me parece aún chilena familiar, de esas que nos acompañaron en los setenta, y parte de los ochenta, porque le habían matado a alguien, porque las habían amenazado a ellas, o porque había que salir de su país, punto.

A como diera lugar.

Son siempre corteses, muy bien educadas.. Muy duras, si es verdad. Las que yo conocí, por ejemplo ,cuando era una niña que empezaba a hacer periodismo en la Cadena Capriles.

Es verdad que eran muy de izquierdas. Pero tenían esa educación férrea que les hizo recordar siempre lo que les hicieron, cuando se lo hicieron, porqué y como encuadraba eso en la historia de Latinoamérica y el mundo. No me lo creerán. Pero lo hacen automáticamente.

Sí podían bailar la cueca, con sus pañuelos rojos ondeando en el aire. Pero uno no sabía si, cuando giraban podía alguien enfrentarse a una metralleta, si era necesario. Habían pasado por todos los desastres y las muertes, aquellas que aún después de la guerra de los sesenta no se habían dado en masa en Venezuela .

Años después, en una fiesta, no se parecían a una inglesita modosa, sino a una señora con bolas.

Uno puede intentar abrazarse con la reina de Inglaterra, o con la de España, saltarse los protocolos de Latinoamérica completicos. Seducir a cuatro jefes de estado, que piensa que es mejor dejarse dar una sobada en público a perder un seductor contrato petrolero o gasífero. Pero con ellas no,. A las mujeres, en general les ha costado mucho llegar a ser algo en este continente, para dejarse seducir por otro competidor. Y ese es el caso de la chilena de izquierdas, Michelle Bachelet que llegó a Caracas esta semana.

N o dudo que le haya caído muy bien Chávez, un hombre que encarna todo lo que los líderes de los países democráticos auténticos y progresistas no pueden ser, un político que hace lo que le da la gana. Que maravilla: un “roto” maleducado y simpático, que casi te pasa la mano por el culo y te confirma que eres la maravilla que estás convencido de que eres.

Después que llegas ahí, ocurre lo que le pasa a sus bandadas de aláteres. Te conviertes de la noche a la mañana, si lo contradices, en expresión de los más oscuros intereses del imperialismo, si no convalidas lo que hace el régimen en género, número y caso.

En el caso de nuestra izquierdista chilena, la imprecación fue mucho mas dura, dada la ola criminal que jefaturó la derecha en su país. Remember los estadios. Que terrible decirle a una víctima que su gobierno es cómplice de los asesinos de su padre.

Y ahí es donde me cae bien. Sabiendo que podía haber inventado cualquier excusa para no llegar a la cumbre energética de Caracas, tal como lo hizo Alan García ( Y Kirchner salió corriendo en menos de 12 horas) , se viene y se queda.. Se entrevista con un maltrecho frente nacional de oposición. Enfrenta, (única entre los hombres) a un Chávez dadivoso – no se llevó ningún acuerdo monetario importante- besucón – no le dio chance- y deseoso de decir, como siempre que no fue él, que no dijo lo que dijo, que no ha pasado nada, mientras en su país hierve la rabia y le telegrafían las instrucciones de sus votantes. Bachelet ejecuta con una frialdad perfecta el alejamiento. Y hay que aplaudirla. Muy bien.

Muchas gracias

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba