Opinión Internacional

Los límites de lo virtual

Como si se tratara de una película de ciencia ficción, Bolivia bajo el Gobierno del Movimiento Al Socialismo está entrando en un plano de realidad virtual.

La prueba de ello, es que la Asamblea se ha vuelto un espacio que no tiene asidero real, pues ha construido temas, ha posesionado un país que se quiere hacer concreto desde la virtualidad de los planteamientos indigenistas del Presidente y Vicepresidente.

Los grandes genios que ahora gobiernan el Estado boliviano se encuentran craneando la manera de que Sucre siga siendo cede de la Asamblea aunque esta se traslade y reinicie sus actividades en otro departamento, por supuesto que es algo similar al hecho de que Sucre siga siendo la capital mientras el poder Ejecutivo y Legislativo radican en La Paz. Del mismo modo se dice que la Asamblea continua activa cuando hace cerca de tres meses que no ha tenido ninguna reunión y el debate supuestamente ha continuado en un espacio virtual político en el que un cementero metido a político y otros tres políticos ex gonistas y trasnochados han seguido realizando supuestos consensos virtuales para sacar a la luz una constitución que va a ser una cría que ha nacido de una relación virtual entre estos políticos, más o menos como lo que ocurrió con el Bebé de Rosmary, la película en la que Mía Farrow que hace el papel de Rosmary queda en Estado en un acto de posesión virtual del que nace el anticristo.

Pero lo más grave de todo, es que no sólo la constituyente se ha trasladado a un espacio fuera de lo real, también la economía es ahora virtual, el boliviano se revaloriza por arte de magia mientras el BCB da explicaciones económicas que no cuadran. La canasta familiar ha subido de precio de tal manera que los alimentos tienden a hacerse virtuales, porque estamos próximos a sólo recordar el sabor que tienen algunos que se han vuelto inaccesibles. El diesel ya no existe, es un carburante en extinción lo que significa un grave daño a la economía del país, la gasolina seguirá el mismo camino, así como se quieren volver virtuales los impuestos del IDH, que por decreto los han destinado a ancianos que virtualmente los cobrarán.

El gobierno se sostiene también virtualmente destinando una gran cantidad de recursos a campañas publicitarias.

El Tribunal Constitucional ha quedado descabezado y ahora vive en el Parnaso mientras el gobierno hace lo que se le ocurre a diestra y siniestra. Los muertos que ha habido en este gobierno son de carne y hueso aunque el gobierno los ha llevado a un plano virtual ignorándolos o haciendo de cuenta que nunca murieron o que murieron por asesinos virtuales.

Pero la virtualidad tiene su límite, es muy difícil mantener el hambre, la injusticia, los avasallamientos y la falta de libertad en un terreno de virtualidad, finalmente la realidad se impondrá, el telón de lo real caerá de maduro y el pueblo enfurecido y hastiado nunca ha sido una fuerza virtual.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba