Opinión Internacional

Los secuestrados

Y llegaron los otros cuatro secuestrados de las FARC. Como afirmara la única mujer del grupo, volvieron a la vida. Y es que realmente el secuestro es como estar muerto vivo. Uno no puede siquiera imaginarse lo que debe ser día tras día, semana tras semana, mes por mes y año tras año por seis, siete, y hasta un año alejado de seres queridos, agobiado por el dolor de ellos y el propio, ausente de la existencia compartida, en condiciones inclementes. No queriendo odiar, forzado a aceptar humillaciones y agravios, vivir horrores inimaginables. No se puede olvidar, no se puede aspirar ponerlo de lado y seguir porque habran imágenes, recuerdos, miedos y sentimientos perturbando la memoria y el corazón. Es natural que para ellos no haya otro criterio que esta liberación la consiguiera el carácter humanitario de Hugo Chávez. Y además, que le esten agradecidos. Nosotros los venezolanos que todavía no hemos sufrido un drama igual, que apenas hemos sido despojados de nuestro vehículo o hemos llorado un muerto en plazas , atracos , concentraciones , duelo de bandas en barrios , o presos políticos y hasta secuestrados, somos los suspicaces. Tal vez injustamente, pero hemos tenido muchos años ya para creer lo que nos cuentan en este gobierno. Hay que imaginarse por un solo momento al Teniente Coronel Hugo Chávez si Alvaro Uribe, Presidente de Colombia, se le ocurriera involucrarse en la prisión de los venezolanos que llenan cárceles por motivos políticos, que sufren otra especie de secuestro tras rejas alejados de sus seres queridos sin justicia alguna. ¿Creen ustedes que lo aceptaría mansamente? O lo veríamos como lo vemos insultando, amenazando y vociferando por la “Soberanía” de sus acciones? La presión que está ejerciendo hoy Chávez sobre el gobierno colombiano es inconcebible y voraz. La utilización de las emociones de los secuestrados y sus familiares luce una maniobra obscura que confunde y distorsiona. Uno entiende la situación y el terrible trauma que estas personas llevan en su espíritu, pero asusta imaginar siquiera hasta donde pueda esta reacción condenatoria a su propio gobierno llegar. NO hubiera sido mas prudente debatir con el Presidente Uribe en su propio suelo? No era mas aconsejable de parte de Chávez aconsejarlo en un básico sentido de respeto a la soberanía colombiana? Para Uribe esta es una situación dura y difícil. NO es difícil ni absurdo asumir que este acto “humanitario” es un acto político entre aliados. Que Marulanda y Chávez que comparten ideales políticos comparten también una agenda para beneficio del espacio beligerante que piden para las FARC.Esa alianza ha sido confirmada muchas veces en declaraciones mutuas de coincidencias ideológicas. Pero hay que recordar que no fue Uribe el que secuestró a estos hombres y mujeres perdidos en la selva colombiana. Que Ingrid Betancourt no está enferma ni encadenada por su gobierno. Sino por las FARC. Que cuando llegan es porque vienen del horror. NO de sus casas, de unas vacaciones o un pic nic.

Pidanme que crea en Dios…..Pero no en todo lo que veo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba