Opinión Internacional

Lula sobre Chávez: El colmo de la adul(ter)ación

Las más importantes agencias de noticias (AFP, Reuters, DPA, AP etc.) nos despertaron la mañana de este domingo, igual que el magazín alemán DER SPIEGEL, con la novedad de la apreciación de Luiz Inacio “Lula” da Silva, Presidente de Brasil, sobre su “hermano” Hugo Chávez Frías, Presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela, publicada en una entrevista del corresponsal de DER SPIEGEL en la “hermana Republica” (para mantener nuestra cursi yerga del “socialismo del siglo XXI”) que saldrá oficialmente el lunes, 11 de mayo de 2008: Según el primero, el segundo es el “mejor presidente que ha tenido Venezuela durante los últimos 100 años”; los íntimos de Chávez, Daniel Ortega (Presidente de Nicaragua y violador de su hijastra durante una docena de años) y Evo Morales, (Presidente de Bolivia y el “primer indígena” que ocupa este cargo – ¡como si entre mestizos e indígenas de sangre “pura” existiera la misma diferencia como entre “arios puros” y mestizos latinoamericanos!) – son los “auténticos representantes de la nueva izquierda” en America Latina y como tales las encarnaciones del futuro de la región.

Al comunicarme con amigos brasileños por teléfono, incluidos miembros prominentes del Partido do Trabalho (PT) de gobierno, manifestaron inicialmente su incredulidad acerca de la veracidad de lo que habría dicho Lula y luego, cuando les comuniqué la confirmación de DER SPIEGEL de la autenticidad de la entrevista, su absoluto desacuerdo con su Presidente e incluso su menosprecio de un juicio semejante por parte del mismo.

Al respecto caben dos breves y contundentes comentarios. El primero se refiere a la pregunta acerca de las bases del juicio de Lula acerca de Chávez. El actual Presidente de Brasil no es precisamente un intelectual ni tiene formación histórica ni sociológica, razón por la cual es legitimo dudar que conozca los “últimos cien años” de la historia de Venezuela y los presidentes que han encabezado el Estado y sus gobiernos durante este lapso. El segundo atañe a las discrepancias de anteriores juicios de Lula sobre Chávez, Ortega y Morales con el contenido en esta entrevista: Respecto de Chávez, señaló, entre otras cosas, en varias oportunidades su desacuerdo con la manera en que este “manejaba” las relaciones con los Estados Unidos y su gobierno (a cuyo presidente, G.W. Bush, Chávez tilda usualmente de “diablo”, “cerdo” y “Mr. Danger”); respecto de Ortega no existe, hasta que se sepa, un pronunciamiento proveniente de Lula; y sobre Morales, la Presidencia y la Cancilleria Itamaraty de Brasil manifestaron sus desavenencias acerca de la forma en que el primero manejaba las relaciones económicas de su país con el gran vecino. La única explicación racional podría ser que Marco Aurelia Garcia, el asesor de Lula en asuntos de política exterior, haya “insinuado” las respuestas a su jefe en la entrevista con DER SPIEGEL, para mantener sus “buenas relaciones” con el ala más radical del PT.

El segundo comentario atañe a la apreciación que la Unión Europea, y especialmente Alemania, le tiene a Chávez. La Primera Ministra alemana, Angela Merkel, no ha solamente expresado en días recientes sus preocupaciones acerca de la influencia negativa de Hugo Chávez sobre la situación de America Latina. Fue también ella que llevó a su gobierno a apoyar decididamente la Comisión de la Unión Europea a negar la petición de Chávez de reconocerles a las FARC colombianas status de beligerancia.

Podría agregar otros comentarios, por ejemplo algunos que con base en las relaciones que mantengo con altos dirigentes del Partido de la Socialdemocracia de Brasil (PSDB) cuyos líderes son, entre otros, Fernando Henrique Cardoso y José Serra. Pero lo cortés (incluso lo discreto en este caso) no quita lo valiente. Sin embargo, conjeturar acerca de una suerte de “Realpolitik” de Lula, para mantener buenas relaciones con Alemania, me parece un argumento absolutamente espurio, pues convencer al gobierno y la opinión publica alemanes de las bondades del régimen de Hugo Chávez Frías y de los gobiernos de Evo Morales y Daniel Ortega es como la lucha de Don Quijote contra los molinos. ¿Y por que Lula tiene que meterse en asuntos que no son de su incumbencia (salvo por la celebre “solidaridad”)?

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba