Opinión Internacional

Mayo 68

(%=Image(4187238,»L»)%)
Toda manifestación estudiantil nos hace recordar el Mayo 68 francés, especialmente para los de mi generación. El año 1968 fue marcado por una serie de revueltas, principalmente estudiantiles, en todo el mundo. En febrero empieza la «Primavera de Praga» en Checoslovaquia y la ocupación de la Universidad de Roma por los estudiantes. El 8 de ese mes mueren tres estudiantes americanos en Carolina del Sur cuando estallan las manifestaciones por los derechos cívicos. El 8 de marzo estalla el movimiento estudiantil en Polonia y la campaña antisemita: los judíos son expulsados del partido obrero polaco. Le sigue la huelga general en Italia, las manifestaciones en Alemania y los tumultos del 4 de abril en las principales ciudades norteamericanas luego del asesinato de Martín Luther King. En mayo estallan las manifestaciones estudiantiles en Tokio que seguirán hasta 1970. Y luego del Mayo francés vienen las manifestaciones en Montreal, el aplastamiento de la «Primavera de Praga», los enfrentamientos entre estudiantes y policías en Chicago, las protestas contra la guerra de Vietnam, el movimiento mundial de liberación femenina, la masacre de Tletelolco en México, las rebeliones en Irlanda del Norte y las manifestaciones en las principales ciudades del Líbano. El movimiento estudiantil francés puede parecer banal. Desde 1967 los estudiantes pedían mejorar sus condiciones de vida, pero sin mucho respaldo. En 1968, un pequeño grupo de anarquistas llamado «Movimiento 22 de marzo» toma el control de la universidad de Nanterre.

La principal reivindicación de los varones era permitir el acceso a los dormitorios de las muchachas. El líder de este movimiento era Daniel Cohn-Bendit, hoy en día diputado europeo, y contestatario del autoritarismo. El grito de guerra era «Prohibido prohibir». El general de Gaulle, que calificó la revolución social como «chienlit» (cagalaolla), era el Presidente de la República, Georges Pompidou su Primer ministro, y Dominique de Villepin estudiaba en el Colegio Francia de Caracas.

Pero el malestar en Francia era profundo. Los estratos sociales son muy rígidos. El paternalismo autoritario y la arrogancia predominan la sociedad. Los liceos mixtos
son escasos. Las muchachas no pueden llevar pantalones. La juventud se lamenta de los escasos valores morales de los dirigentes. La educación es deficiente y no genera empleos. La economía está en recesión. Se instala una sociedad de consumo sin considerar las implicaciones de la globalización. Los franceses descubren los referendums para poder expresarse. La guerra fría domina el clima internacional y nacen las ideas anti-nucleares. (%=Image(9337588,»R»)%)

Francia acaba de perder sus últimas colonias. Los estudiantes, la izquierda y los sindicatos denuncian el imperialismo norteamericano y nace el anti-americanismo. La revolución cultural china infunde el poder político a los jóvenes frente a los adultos y el poder. El segundo Concilio del Vaticano estremece a los católicos y los boy-scouts abandonan su modelo militar. El llamado Mayo 1968 francés durará un mes. Resumo los principales eventos. Los obreros están divididos y el tradicional desfile del primero de mayo no logra reunir a todos los sindicatos. Los revoltosos de Nanterre temen un ataque de las fuerzas públicas y los miembros de los comités Vietnam preparan su auto-defensa.

El 2 de mayo el movimiento Occidente – integrado por militantes de la extrema derecha – pone el fuego a la facultad de letras de la Sorbonne en Paris. Los estudiantes de Letras reaccionan. El movimiento Occidente lanza ataques contra los grupos «Pro-China» cuyo ejemplo son los estudiantes de Pekín. Aparecen los coctails molotov, las trincheras, las catapultas, etc. y las fuerzas del orden contra los dos grupos. El general de Gaulle estaba de viaje en Rumania y el Primer ministro Pompidou decide hacer una visita oficial a Irán y Afganistán. El 3 de mayo las organizaciones de extrema izquierda se unen a los estudiantes de izquierda y los trostskistas llaman al apoyo de las clases obreras. La policía se apresta a entrar en la Sorbonne, así como 200 militantes de movimiento Occidente. Y así va creciendo la rebelión, extrema derecha contra extrema izquierda, con la fuerte acción de todas las fuerzas del orden público.

Empiezan las querellas internas en los dos grupos. El quartier latin en Paris arde. Difícil de estimar el número de victimas. El partido comunista no respalda las manifestaciones estudiantiles, acusando a la extrema izquierda de manipulaciones. Habrá huelgas de obreros hasta mediados de mayo. El 30 de mayo André Malraux organiza una marcha masiva en apoyo al gobierno. Ese mismo día el general de Gaulle disuelve la asamblea nacional y llama a nuevas elecciones, la cuales gana con un amplio margen. Todo vuelve a la normalidad a mediados de junio. Los policías y la gendarmería se retiran de las universidades y los estudiantes vuelven a las clases. El funcionario Jacques Chirac negocia con los sindicatos y se otorgan importantes beneficios: aumento de 35% del salario mínimo y reducción del tiempo de trabajo.

En general, Mayo 68 marca la apertura de la cultura francesa al dialogo social y a los medios de comunicación. Hay una toma de conciencia de lo que pasa en el resto del mundo y se cuestiona el modelo occidental de consumo masivo. Los franceses pierden interés en los partidos políticos y en el militantismo partidista. Nuevos valores aparecen, como la autonomía, la descentralización, la primacía del éxito personal y de los valores humanos, de la creatividad, el rechazo a las reglas tradicionales de la sociedad y a la autoridad impuesta. Se exige más auto-gestión y con-gestión, y más comunitarismo. Se rechaza la anarquía. La liberación sexual se impone, así como el feminismo, el rol de la mujer y la repartición de las tareas. El comunismo se desacredita. La influencia de Mayo 68 es importante también en la pedagogía.

Se acaba la imposición del gobierno. Se impone el rol de los estudiantes, de los educadores y de los representantes. Se vive la co-educación, la libertad de palabra, de debatir y de disentir. La participación reemplaza la disciplina autoritaria y arbitraria. Aparece la co-gestión por parte de los trabajadores en las empresas públicas y privadas. Nacen los movimientos por la defensa del medio ambiente, contra el militarismo, y contra el capitalismo salvaje. Bernard Kouchner crea «Médicos sin Fronteras». Se debilita la asistencia a las iglesias y aparecen los curas obreros.

El 27 de abril de 1969, el presidente de Gaulle, queriendo aprovechar su alta popularidad, lleva a cabo un referéndum para regionalizar el Estado y reformar el Senado. Pierde con un 47,6% y renuncia a la presidencia. Fallece el 9 de noviembre de 1970 à las 19h30. Como podrán observar, las manifestaciones no fueron millonarias ni excesivamente violentas. Pero sus consecuencias fueron importantes. De ahí que aún hoy en día se hace referencia al Mayo 68 francés.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba