Opinión Internacional

Mercosur queda chico a empresas brasileñas

Brasil y sus empresas se transnacionalizan. Durante el primer semestre de 2008, el sector-privado brasileño invirtió 8.579 millones de dólares en el exterior. Sólo 15% de ese dinero fue destinado a inversiones en América latina, principalmente la Argentina y Chile. ¿Se terminó el período de brasileñización en el Mercosur? Pareciera que a las inversiones brasileñas el barrio les quedó chico y encontraron mejores tierras -más lejanas- donde desembarcar.

En la primera mitad de 2008, 16% de esas inversiones extra Mercosur se destinó al sector alimentario, 13% a la industria metalúrgica y 31% a instituciones financieras. Esto último se entiende mejor al conocerse los países elegidos para estas colocaciones: 31% en EE.UU. y 23% en las islas Cayman (más de uno, en la Argentina hablaría de fuga de capitales; en Brasil, en cambio, un país donde el capital nacional siempre busca volver, lo califican de «inversiones financieras»).

La explicación la da el mismo Banco Central de Brasil. Con niveles altísimos en la tasa básica de interés (o SELIC, que hoy está en 13% y se prevé que llegue a 14,5% a fin de año para amarrar la inflación en 6,7% anual) y el real valorizado, los bancos, al verse muy capitalizados, buscan «internacionalizarse». En cuanto a las empresas, hubo un proceso, desde ya. Con el estancamiento de fines de los 90, las brasileñas, de exportadoras pasaron a ser inversoras. Fue la «brasileñización», que para la Argentina significó la llegada de Ambev y Petrobras en tiempos de Eduardo Duhalde presidente, y de JBSFriboi, Camargo Correa y Marfrig en épocas de Néstor Kirchner. Más de u$s 9.000 millones de origen brasileño para comprar Quilmes, Pérez Companc, los frigoríficos Swift y Cepa, la cementera Loma Negra, la textil Alpargatas y otro frigorífico más, Quickfood.

Inversiones

El Banco Central de Brasil estima que antes de diciembre las empresas brasileñas habrán invertido u$s 18.000 millones en el exterior (apenas la mitad de lo que en 2007 trajeron a Brasil las compañías extranjeras: u$s 34.585 millones).

Mientras tanto, el proceso de brasileñización sigue también dentro de Brasil. En abril, la local Cosan -la segunda exportadora mundial de azúcar- compró los activos de Esso (ExxonMobil) en el país en una operación de u$s 825 millones. Hace pocos días, otra brasileña, la energética Ultrapar, adquirió por u$s 730 millones los activos de Texaco (Chevron): 2.000 estaciones de servicio y 23% del market-share en la distribución de combustibles.

Brasil es un gigante que ya superó los u$s 200.000 millones en reservas y cuyo PBI representa 60% del de toda Sudamérica. Sus dos empresas más grandes, Petrobras y la minera Vale, tienen números también monumentales: Petrobras invertirá u$s 100.000 millones de aquí a 2012, de los cuales 15.000 millones irán a los proyectos que tiene en 27 países. De los u$s 60.000 millones que piensa invertir Vale durante el mismo período, 15.000 irán al exterior. El valor de mercado de la petrolera está en u$s 200.000 millones y el de la minera, en u$s 170.000 millones. Juntas equivalen a 30% del valor de Bovespa. También, a más de dos veces el PBI de la Argentina.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba