Opinión Internacional

Nicaragua: La crisis toca fondo en el país

Los hechos protagonizados por los diversos actores en los últimos meses, forman parte de una crisis estructural que sacude al país. En el campo económico y social, la crisis ha llevado a exacerbar las pugnas internas entre los partidos tradicionales, que evidencia como nunca, su caducidad ideológica y su incapacidad para conjurar una crisis política insoluble.

Sobre las causas y manifestaciones de la crisis, habrá que ahondar y esclarecer históricamente su desarrollo. Por ahora solo queremos ver sus coletazos, golpeando el portón del nuevo milenio.

El sandinismo, en otros momentos, una opción de cambio y transformación social del pueblo de Nicaragua, está casi en el suelo, con dirigentes a quien nadie escucha y califica el «acuerdo o pacto con los liberales», como una traición a sus principios e ideología revolucionaria.

El Partido Liberal Constitucionalista, cual sofisma de distracción, ha colocado en el cuadrilátero a lo más florido de la fauna de una organización política que se debate entre la incredibilidad y la deserción de sus mejores cuadros. Los desaciertos y falta de transparencia en el manejo del tesoro nacional, (corrupción), avizoran tiempos difíciles para el partido gobernante.

Las últimas cifras escalofriantes, que entrega el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), señalan que a más de ser uno de los países más pobres del planeta tierra, los índices de mortalidad, desempleo y analfabetismo aumentan a diario.

Y sobre el estado de postración de las mayorías nacionales, galopa la corrupción y el chantaje que empieza con las campañas electorales, con la danza de los millones de los «dueños del país», con dineros que se utilizan para emborrachar al pueblo y jugar con sus más sentidas necesidades, comprando votos, diversiones, puestos, favores de todo tipo.

Nicaragua es una nación laboriosa y su pueblo un gigante. Creativo, inteligente, luchador y alegre. Y de cada golpe, por duro que sea, se levanta crecido y visionario. Por ello irrumpen en el escenario nacional, aquí y ahora nuevas expresiones de la voluntad inquebrantable por sacar a la patria de su letargo y construir un nuevo país.

Esta nueva expresión de los movimientos sociales, que a diario luchan por defender el derecho a la vida, al trabajo, a la igualdad y justicia, trasciende más allá de la elección de «representantes». Es una forma de ejercer el derecho a elegir, ser elegido participar y tomar decisiones en el campo de la política, la economía, la sociedad y la cultura.

Es un nuevo proyecto de democracia participativa, en donde todos se atreven a pensar, expresarse y unirse para conquistar el derecho a la vida y el futuro del país, desde la óptica del fortalecimiento de los poderes locales.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba