Opinión Internacional

Obama enredado

Dos prestigiosas empresas encuestadoras de EEUU, Gallup y Rasmussen, reflejan en sus más actualizados informes (que pueden consultarse en: (%=Link(«http://www.realclearpolitics.com»,»www.realclearpolitics.com»)%)) una ventaja de alrededor de cuatro puntos a nivel nacional al precandidato Demócrata sobre su rival, el Republicano John McCain. A pesar de su triunfo sobre Hillary Clinton, del viento que sopla en contra de una nueva victoria Republicana, y del favoritismo abrumador de los medios de comunicación hacia su persona, Obama no logra todavía desprenderse de modo contundente de su contrincante. Ello sugiere prudencia en los pronósticos, pues luce probable que la elección presidencial de noviembre resulte reñida.

Que los Republicanos anden preocupados es natural, dadas las circunstancias, pero tengo la impresión que también existen desconcierto e incertidumbre en el bando Demócrata. Hasta el New York Times, diario que ha abandonado cualquier semblanza de equilibrio en esta contienda, cuestionó amargamente a Obama en un reciente editorial por su acelerado retroceso sobre temas que se creían esenciales para su mensaje de cambio. Lo más llamativo e importante tiene que ver con los vaivenes de Obama respecto a Irak.

Como se recordará, Obama había hecho de una pronta retirada de las tropas estadounidenses un compromiso medular de su proyecto político. Sin embargo, en una alocución matutina del pasado día jueves 3 de julio, Obama anunció que seguramente “refinará” esa postura, que los ajustes se harán después de un próximo viaje a Irak hacia fines del verano y de sus consultas entonces con los comandantes militares en el terreno. Este paso atrás en torno a un asunto que como ningún otro despierta las pasiones de la izquierda norteamericana, desatando con furia el síndrome de desquiciamiento anti-Bush, suscitó de inmediato la ira de la militancia Demócrata y sus aliados comunicacionales. De manera que, como ya nos tiene acostumbrados, Obama organizó otra rueda de prensa en la tarde de ese día para aclarar lo que había querido realmente decir en la mañana, enredándose otro poco en el camino.

Es comprensible que el candidato Demócrata intente preservar cierta flexibilidad, moderar sus originales posturas radicales y aproximarse al centro político. Lo que no obstante despierta interrogantes es si detrás de sus movidas de ajedrez existe alguna espina dorsal coherente, un eje inequívoco de principios y una postura estratégica, o se trata meramente de las jugadas de otro político pragmático. En el caso de Obama, que ha procurado presentarse al electorado como una especie de mesías, no contaminado por las prácticas tradicionales y maniobras del pasado, y como un agente de transformación rodeado de un aura de santidad, la acusación de que es tan humano, calculador y cínico como el resto tiene poderosos efectos. Los Republicanos no han perdido tiempo para aplicarle a Obama el mismo tratamiento de zigzagueante oportunista que dieron a John Kerry, y creo que de nuevo el candidato Demócrata genera razones para ello.

Obama ha argumentado que las decisiones de Bush han acrecentado los peligros y hecho más vulnerable a EEUU de lo que ocurría antes del 11 de septiembre de 2001. Ahora bien, ¿cómo se compagina esa aseveración con el hecho innegable que no se han producido nuevos ataques terroristas masivos en suelo norteamericano, y que Bush, digan lo que digan, ha venido cumpliendo con éxito la principal misión que la historia decretó para su mandato? Los vaivenes de Obama sobre Irak tienen su raíz en la realidad del éxito del dueto Bush-Petraeus y de los admirables iraquíes que están pacificando su país. ¿Lo reconocerá así eventualmente el candidato demócrata? Lo dudo…

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba