Opinión Internacional

Paradojas brasileras

Brasil, si bien celebra 188 años de vida independiente, solo tiene 13 décadas como república. Esta nación fue, durante sus primeros dos tercios de siglo, la monarquía más grande que jamás haya tenido las Américas.

Brasil cuenta hoy con casi 200 millones de habitantes. Esta cifra es superior a la de la población del resto de su subcontinente y similar a la de la suma de todos los países latinos de Europa (Francia, Italia, España, Rumania, Portugal, Bélgica, Suiza, Moldava, San Marino, Andorra y Vaticano).

Brasil está considerado el mayor país latino de todos los tiempos. Sus 8.5 millones de kilómetros cuadrados representan un área mucho mayor a la que tuvo en su apogeo el imperio tri-continental de Roma, el mismo que se basó en el latín. Sin embargo, los primeros europeos llegaron al Brasil más de un milenio después que Roma fue conquistada.

Hoy solo el 0.3% de los brasileros son considerados amerindios. Muchos creen que los portugueses llegaron a un amplio país poco poblado o salvaje. Sin embargo, nuevas teorías postulan que la familia arawak (que iba desde la Florida hasta la nobleza inca) nació en el centro del Brasil y que son ciertos los relatos de Orellana, el ‘descubridor’ del Amazonas, en sentido que este río era, en muchas partes, como una gigante metrópolis.

En el Amazonas no han sobrevivido grandes ciudades de piedra porque ese material era escaso y porque la jungla se devora en pocos años cualquier construcción que no sea permanentemente cuidada. 

En los libros de historia se mencionan a las grandes civilizaciones pre-colombinas de Sud, Centro y Norte América: desde Caral y los incas hasta los olmecas, mayas, aztecas y misisipianos. Muchos creen los conquistadores descubrieron a un Brasil salvaje con una población 100 veces inferior a la actual.

No obstante, nuevos descubrimientos prueban que en la Amazonía (desde la boliviana a la brasilera) hubieron sofisticadas ciudades que creaban grandes extensiones de tierra fértil y granjas piscícolas o frutales. Según Charles Mann gran parte del Amazonas era como una extensa metrópolis que creó un tipo de tierra artificial (‘terra preta’) que le permitía sostener grandes cultivos y una población mayor a la actual. El sugiere que, debido al alto porcentaje de árboles frutales en la Amazonía, y a los nuevos hallazgos es que es factible que la mayor parte de esa extensa jungla haya sido sembrada por amerindios, así como en Europa, Asia o los Andes se dieron cultivos de cereales.

Brasil es, al mismo tiempo, el país latinoamericano más europeo y más africano, pues la mitad de su población tiene raíces en uno de esos dos continentes. La población afro-descendiente del Brasil (100 millones) más que duplica a la de Norte América y supera a la del resto de los demás 32 Estados latinos y caribeños. Brasil es el ‘país africano’ más grande en territorio y el segundo en población (solo Nigeria le gana en habitantes de color).

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba