Opinión Internacional

¿Por qué cayó Mauricio Macri? O crónica de un revés anunciado

Muchos han comparado a Mauricio Macri el hasta hace poco candidato a reelegirse en la presidencia de la República Argentina, con Carlos Andrés Pérez dos veces presidente de Venezuela. Y no hay nada más erróneo, Carlos Andrés Pérez, había llegado a la presidencia por segunda vez, con una inmensa popularidad entre las masas debido a que el pueblo creía que como un moderno Midas iba a producir la misma prosperidad que hubo en su primera presidencia.

Pero apenas al llegar al Palacio de Miraflores su gabinete económico le advirtió que no habían casi reservas internacionales en el BCV y se vio entonces obligado a la unificación cambiaria, a subir las tasas de interés y al apoyo del programa coyuntural del Fondo Monetario Internacional. En una tarde las masas se sintieron engañadas y produjeron el famoso caracazo precisamente el mismo día en que se firmó el acuerdo.

Mauricio Macri, alcanzó la presidencia de la nación sureña gracias al hastío y el endurecimiento del gobierno kirchnerista. Su primer éxito relativo fue la re-introducción de Argentina en los mercados internacionales de dinero al poder renegociar con éxito el problema de los bonos argentinos con un juez norteamericano.

Al punto que casi inmediatamente pudo lanzar una emisión de bonos con 100 de vencimiento. Macri como empresario exitoso y ex presidente de un popularísimo club de football, pensaba que podía aplazar los problemas y nadar en la tranquilidad del gradualismo. Para tener una imagen de los problemas que deben ser resueltos por alguien tenemos que en Argentina trabajan en el sector privado 8,6 millones de personas que deben mantener a 22 millones de personas que disfrutan de una pensión o jubilación o son empleados públicos del gobierno federal o de las provincias. Las matemáticas son duras y no llaman a engaño.Pocos no pueden mantener a muchos.

Macri siguió entonces la cómoda vía del endeudamiento externo, hasta que los mercados internacionales no siguieron prestándole y en vista de lo cual tuvo que acudir al Fondo Monetario Internacional, y como todos saben el FMI financia los problemas de balanza de pagos de los países pero éstos deben comprometerse con ciertas medidas, y de repente, estalló el descontento.

También hay que decirlo: el gobierno de Cristina Kirchner no publicaba ni las cifras de inflación ni las de pobreza, y el gobierno macrista empezó de nuevo a publicarlas. Ahora si sabe de veras, el crítico pueblo argentino que aumentó la inflación de un nivel de 23,6% en el año que Macri empezó a gobernar a 48,5% en el 2018 y reptó en el 2019 a más de 50%. Y el Banco Central de Argentina está haciendo milagros para sostener la estabilidad del dólar US. Increíblemente, Cristina Kirchner que durante su gobierno y el de su difunto marido Nestor Kirchner “disfrutaron” de la amistad y colaboración de Hugo Chávez, nos diga que ahora la Argentina sufre tanto hambre como Venezuela, es de verdad una falta de respeto al sentido común y a la inteligencia del venezolano.

Según Roberto Cachanosky, profesor de Macroeconomía en Argentina: dos gruesos errores cometió el gobierno de Cambiemos que hoy le cuesta un resultado de las Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias (PASO) sumamente adverso. El primero es nunca haber contado la herencia recibida y apostar al optimismo y el entusiasmo. Demasiado voluntarismo y poca ciencia. El segundo error fue creer que no se requería de un plan económico que generara un shock de confianza para ir avanzar luego en forma gradual en las reformas.

También muchos dicen que Macri traicionó a los que votaron por él, al no hacer las reformas a tiempo y terminó gobernando para los que no votaron por él, gastando más y endeudando más a la nación argentina. Hoy por hoy, Argentina está en peores condiciones de las que se encontraba cuando Macri tomó el poder. La economía está en recesión, la inflación ha llegado a más del 50% (una de las más altas del mundo), la pobreza ha aumentado al 32% y la deuda pública se disparó al 86% del PBI en el 2018.

Tampoco el triunfo de Alberto Fernández verdadero alcahuete de Cristina Fernández de Kirchner ha calmado a los mercados, continúa el implacable dólar su ascenso y el Banco Central de Argentina ya no haya que hacer para evitar la merma de reservas y el alza de los precios de los productos más cotidianos, según informaciones de la tv argentina, los mayoristas hasta se niegan a ponerle precios a muchos productos.

Esto es, lo que viene es un cataclismo económico de más inflación con recesión económica porque ningún inversionista se arriesga a meter sus capitales en este país. Si señores, Macri fue malo, pero cuando gobierne el tamden Alberto con Cristina, quizá bendecirán de nuevo a Macri.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar