Opinión Internacional

Primera dama de Argentina en líos de dinero

En política es muy fácil prever el futuro solamente observando a los líderes que quieren hacerse del Poder; y seamos claros, no del Poder como un valor ético para dar lo mejor de uno mismo en beneficio de la sociedad, sino que para tomar el Poder por el solo hecho de tenerlo.

Malas mañas
El síndrome de Chávez, es decir, Poder por Poder igual a más Poder, se les está pegando a la dirigencia neofascista argentina. Néstor Kirchner, a sacado su Delfín, (Delfina en este caso), para mantener a la familia en el control del país, un país en donde la oposición es mayoría pero que lamentablemente está dividida sin aprender lecciones en donde el revanchismo es más fuerte, y sin aprender de las recetas para pararlos, como la que dio Alan García en Perú. Para derrotar a la ultra izquierda o neofascismo castrista, es necesario que los buenos se unan pues siempre son más que los malos y éstos se hacen del Poder porque los buenos tienen miedo de actuar. Cómo diría el insigne Andrés Bello, ¡que vaina!…

Don’t cry for me…
La Delfina de Kirchner, su esposa y senadora Cristina Fernández, (54), abogada, financista, según se ha sabido en el extranjero, es una persona muy fina, gusta de los grandes modistos, de los caros perfumes, de las joyas, pero lo que más le gusta son los dólares del odiado “imperio” del norte. Es una mujer que habla mucho y no dice nada; en otras palabras, es la propia demagoga.

Los analistas fuera de Argentina, no entienden como una dama de clase media alta, con un sueldo de senadora que no debe ser mayor a 5 mil dólares mensuales (aunque con esa suma de dinero da gusto hablar de revolución y de los pobres), puede ser tan rica, con cuentas en el exterior y grandes e importantes bienes inmuebles.

Según algunos periodistas que la conocen desde los 70 (S.XX), a los Kirchner no se les conoció ninguna militancia izquierdista en su juventud. Es más, como abogada nunca quiso tomar un caso de derechos humanos y en el gobierno de Carlos Menem apoyó todas las privatizaciones de ese gobierno. Ahora, se presenta como “socialista”, sus detractores dicen “socialista”, y su fortuna como la de su marido son incuantificables.

Ladrona
Una diputada [.1] por el estado Florida en Estados Unidos, acaba de pedir una investigación judicial y una investigación al Comité de Servicios a la Reserva Federal (Banco Central) y a la Unión de Bancos Suizos por el presunto lavado de dólares del gobierno cubano en el cual estaría involucrada la primera dama argentina.

La historia coloca al gobierno cubano (qué odia al imperio pero no a los dólares como todos los “robolucionarios”) usando un programa de reposición de billetes dólares deteriorados (viejos por el uso), mediante el cual colocan la moneda norteamericana en cuentas bancarias de las que por lo general se desconocen sus titulares. Sin embargo, de las cuentas titulares conocidas se encuentra la cuenta Nº 01250150961000 de la Oficina 2501 del Banco Nacional de Cuba, perteneciente a Eduardo Caffaro quien fue designado por el Presidente Néstor Kirchner como Director del Banco Central el 6 de Julio de 2003. Caffaro ha sido toda su vida un hombre vinculado a los grandes negocios financieros. Esta cuenta fue abierta en 1994 con 350 millones de dólares. También esta parlamentaria norteamericana, pidió investigar la cuenta Nº 01250151321134, de la misma oficina y del mismo banco, perteneciente a la financiera La Lusitana S.A. con sede en Montevideo “y entre cuyos titulares se encuentra Cristina Fernández de Kirchner. Esta cuenta se abrió con 250 millones de dólares.

La amistad de Caffaro con los Kirchner data desde que Néstor Kirchner fue gobernador de Santa Cruz. Este trío desvió, según la información que se maneja en Venezuela más de 712 millones de dólares de las regalías petroleras, transformándose así, después de este tamaño robo, en los Robin Hood e Ivanhoe juntos del país austral.

Este trío abrió cuentas en Islas Cayman, en el MA-Bank cuyo principal accionista era Aldo Ducler, quien además controlaba Mercado Abierto, también en los bancos Morgan Stanley y Dean Witter, hoy absorbido por Morgan Stanley.

Cristina Fernández de Kirchner integró la Comisión Anti Lavado que debía investigar a las empresas de Ducler, exclusivamente para asegurarse que la investigación abierta sobre Mercado Abierto no involucrara los temas de Santa Cruz; es decir, el robo de las regalías petroleras.

Aldo Ducler, actualmente es buscado por INTERPOL por lavado de dinero y si la Primera Dama de Argentina pierde su inmunidad parlamentaria y es investigada a fondo por EE.UU., seguramente pronto podría ser solicitada por algún tribunal internacional.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba