Opinión Internacional

Punto de ruptura

El proyecto multipolar de Hugo Chávez, tras un avance rápido y sostenido de varios años, se ha aproximado a un punto de ruptura en varios frentes.

Vale la pena ordenarlos.

1. La multipolaridad continental (proceso de emancipación latinoamericana y caribeña frente a Estados Unidos y posterior creación de la Patria Grande bolivariana) que debe enfrentarse a la unipolaridad representada en las acciones del gobierno de Bush II, ha comenzado a ceder posiciones ante la presión militar de Washington.

2. Así, la diplomacia petrolera que favoreció la construcción de Petrocaribe, dentro del esquema de Petroamérica, con el papel protagónico de Cuba, a lo que hay que sumar la alianza estratégica con Irán, encuentra ahora respuesta del Pentágono en la «toma» aeronaval del Caribe («Tercera Frontera» de Estados Unidos) bajo la operación «Sociedad de Las Américas», la cual es acompañada por un grupo importante de militares de países de Centroamérica y el Caribe, situación que coloca en un papel insosteniblemente ambivalente a los mandatarios pro chavistas de esa región.

3.La tregua con la Colombia de Uribe, diseñada para «enfriar» la intervención estadounidense por la vía del Plan Colombia II (Andino) se ha roto. Tanto el trascendido del supuesto plan concebido en Colombia para asesinar a Chávez, como la salida de Venezuela de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y el ofrecimiento de Washington de intervenir directamente en la guerra colombiana para intentar la captura de 50 jefes guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), traen oscuros presagios para el futuro próximo de la relación bilateral.

4. Chávez se ha transformado en el gran polarizador de procesos internos de otros países (México, Perú, Bolivia, Nicaragua, Ecuador), con permanentes acusaciones de sus adversarios sobre su supuesta injerencia en asuntos de otras naciones.

5. En el caso Mercosur-Confederación Suramericana de Naciones, es prácticamente imposible que Brasil y Argentina se conviertan en aliados estratégicos para la confrontación esperada entre el imperialismo (Estados Unidos) y la revolución (Venezuela, Cuba, tal vez Bolivia).

Después de las Cumbres de Mar del Plata se produjo un discreto distanciamiento de los gigantes del Sur con respecto a las líneas políticas de Chávez.

6. En cuanto a los movimientos para adelantar la multipolaridad mundial, la alianza táctica con España y Francia ha pasado a ser una simple relación de (tensos) negocios entre estados, mientras la anunciada alianza estratégica con China, Rusia e Irán, ha mostrado con un evidente bajo perfil a China.

Paralelamente, los nexos con Rusia se redujeron a relaciones comerciales militares y energéticas y solamente puede contemplarse un fortalecimiento del vínculo estratégico con Irán, en momentos en que buena parte del llamado mundo occidental (Estados Unidos y Europa) e Israel analizan la posibilidad de una guerra de alta intensidad contra la nación persa.

7. Se puede inferir que la posibilidad de movimientos libres por parte de Hugo Chávez para la creación del mundo multipolar parece tocar techo. O se llega al punto de ruptura, con todas sus implicaciones, o aparece en el horizonte de la revolución el punto de inflexión.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba