Opinión Internacional

Sanciones a Irán

El consejo de seguridad de Naciones Unidas aprobó una cuarta ronda de sanciones contra Irán. Estas son: el poder requisar buques iraníes,  congelar cuentas de diversas entidades de esa nación o vetar toda venta de cierto tipo de armas a Irán.

Rusia y China lograron evitar sanciones más duras como cualquiera que afecte inversiones, refinamiento o exportaciones de petróleo o gas iraníes. De los 15 miembros de dicho organismo ejecutivo de la ONU 12 siguieron a Obama mientras que Líbano se abstuvo y Turquía y Brasil votaron en contra aduciendo que se debería dar la oportunidad para que pudiese mediar un plan intermedio que ambos países vienen desarrollando.

Teherán ha respondido diciendo que ello no impedirá que sigan con su doctrina de ‘energía nuclear para todos y armas nucleares para nadie’. Cuestionan el hecho de que las potencias nucleares tengan miles de misiles atómicos, incluyendo unos 200 en manos de Israel, a quien sindican de ‘estado terrorista’. También dicen que esta resolución va en contrapelo a la que hace días 118 miembros de las Naciones No alineadas (la mayoría de la ONU) votó respaldando el derecho iraní de adquirir plantas atómicas.

La resolución ha sido saludada por Israel, en cuyo gabinete hay gente que anteriormente ha expresado la posibilidad de hacer un bombardeo preventivo contra Irán, tal y cual ese Estado lo hizo cuando destruyó plantas iraquíes.

Las medidas tomadas no se quedarán allí. A pesar de lo limitadas que son las sanciones Washington siente que avanza en ir aislando a Teherán. La escalada de nuevas represalias ha de seguir creciendo y no puede descartarse eventualmente que a las guerras de Afganistán e Iraq se sume una contra la republica que está al medio de éstas.

Un conflicto militar contra Irán sería el más serio que el mundo viese en la post-guerra fría. A diferencia de Hussein o de los talibanes el régimen iraní ha emanado de elecciones, carece de cualquier rebelión armada interna, tiene una serie base social y una fuerte infraestructura económica y bélica y posee una amplia red de aliados internacionales (incluyendo varios países latinoamericanos).

El gobierno iraní, mientras tanto, cree que el dotarse de energía nuclear es a la larga su mejor opción para evitar ser invadidos (Iraq lo fue, precisamente, por carecer de armas de destrucción masivas) y que la puja con Occidente ayuda a fortalecer a su régimen interno.  


Dos visiones contrapuestas sobre el poder nuclear persa

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba