Opinión Internacional

Santa Cruz ni humillada ni vencida

Los estudiantes de chuquisaca después de los lamentables hechos ocurridos en la década del 50, hicieron un conmovedor relato de la forma en que los habitantes de la ciudad cruceña habían sido humillados, asesinados, torturados pero no vencidos.

En el presente nuestra ciudad ha vuelto a ser hostigada por un poder absolutista que pretende imponer un régimen totalitario pasando por encima de las leyes democráticas, situación que ha llevado al gobierno a acciones extremas como la de haber realizado un toma del aeropuerto del Trompillo, toma en la que el ejercito actuó por asalto y de manera violenta. Advertimos que esta situación utilizó un conflicto con la unidad de Asana en el que el Ejecutivo procuró volver a centralizar los recursos que recauda esta unidad de la misma manera que está tratando de hacer un recorte a las regiones, municipios y universidades de los recursos del IDH, lo cual provocó una férrea resistencia.

Se procedió a la toma del aeropuerto echando mano de este pretexto, pues sabemos que en el fondo esta es una acción que forma parte de un plan de militarización y toma de nuestra ciudad que desea hacer el presidente para allanar el camino de la implementación de su proyecto que está saliendo del marco de la democracia y que ha comenzado a tratar de ejercerlo a través de la violencia. Es importante tomar en cuenta que Santa Cruz es tomada por el presidente Morales como su mayor enemiga por el simple hecho de que es una región que se opone a los planes gubernativos y defiende la democracia y las instituciones que con tanto afán y sacrificio los bolivianos hemos forjado.

Santa Cruz, se ha levantado en octubre, esta vez no quiere ser humillada ni vencida porque siente que ha crecido, que ha llevado a cabo su proceso de desarrollo por esfuerzo propio y porque tiene una férrea vocación democrática.

Santa Cruz por ser pujante, visionaria , universal y hospitalaria, recibe a cambio un trato discriminatorio, violencia, violación de derechos y abusos.

Los últimos acontecimientos han mostrado una violencia inusual en la ciudad de Santa Cruz. El presidente Morales ha provocado un octubre negro y ha obligado a la ciudad grigotana a defender sus derechos aún a costa de su tranquilidad e incluso poniendo en riesgo la valiosa vida de sus habitantes, que se han lanzado a defender su preciada libertad, al tiempo de ser reprimidos con brutalidad inusual, sin respetar ni siquiera a las mujeres que fueron atropelladas y golpeadas, a pesar de haber participado de la manifestación con las manos indefensas.

El jefe de la policía departamental que recientemente ha sido cambiado por orden de Evo Morales, declaró que las órdenes de reprimir las manifestaciones del pueblo que se niega a ser tomado y militarizado, vienen directamente desde los jefes nacionales, de las instituciones del orden que por supuesto obedecen a Evo Morales. Hay innumerables heridos, se ha disparado con balines y se dice que incluso se han apostado francotiradores. Sobre nuestra ciudad se cierne un grave peligro, porque el presidente Morales pretende llevar a cabo su plan de invasión cueste lo que cueste, incluso vidas humanas. La historia los juzgará a su debido momento.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba