Opinión Internacional

Scarano, Ceballos, Petro

En coincidencia con el razonamiento puramente lógico propio de los legos, el encarcelamiento de los alcaldes de San Cristóbal y San Diego ha sido calificado de monstruosidad jurídica por los abogados más destacados; ahora sin embargo interesa más el significado político de esa acción, materializada en los casos de Scarano y Ceballos pero que ya tiene en lista de espera a no menos de media docena de otros alcaldes, todos ellos de oposición.

Casualmente, en estos mismos días ocurrió la destitución e inhabilitación, aunque no su encarcelamiento, del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, a través de un procedimiento discutible pero con menos visos de ilegalidad que los que se están aplicando en Venezuela. A raíz de esto la Red de Gobiernos Locales del Mercado Común del Sur, integrada por alcaldes de 286 ciudades de Mercosur, expresó su grave preocupación por considerar que se trata de una medida que «no respeta la voluntad de la ciudadanía ni los pasos de un procedimiento justo». La izquierda colombiana, por su parte, destacó que con ello el Ejecutivo pone una peligrosa zancadilla a las iniciativas de pacificación que adelanta con las FARC y el ELN.

Aunque las semejanzas con Venezuela son evidentes, en Colombia, sin negar su gravedad, se trata de un caso puntual mientras que en el nuestro se ataca directamente la esencia misma de la democracia, consecuentemente con el aberrante empeño chavista, inscrito en su ADN, de instaurar una autocracia a la cubana. No es, como pretenden, una reacción coyuntural ante las protestas (por lo demás responsabilidad exclusiva del régimen) que cubren el país entero; ya en 2010, en la solemne conmemoración del 10º aniversario de la Constitución, Aristóbulo Istúriz lo anunció con descaro: «los mejores alcaldes serán los primeros que desbaraten las alcaldías». Como quiera que los alcaldes perseguidos procuran exactamente lo contrario, se busca cualquier excusa para neutralizarlos como se ensayó en 2009, cuando, después de la victoria de Antonio Ledezma en la Alcaldía Metropolitana de Caracas, se inventaron fantásticos mamotretos legales para despojarlo de recursos y competencias.

La defensa de las alcaldías no es una batalla menor: ella trasciende a los alcaldes para convertirse en la defensa de un pilar insustituible de la democracia.

 

@marconegron

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba