Opinión Internacional

Si Chávez gana

Venezolanos acuden a las urnas en medio de rumores para elegir Presidente entre Chávez y Rosales.

Si Hugo Chávez triunfara en las elecciones presidenciales de Venezuela significaría el comienzo de la etapa socialista del proceso bolivariano.

Chávez ha adelantado públicamente que la nueva fase se extendería, en principio, desde el año 2007 hasta el 2014.

En caso de ganar Chávez la era socialista se distinguirá con el nombre Proyecto Nacional Simón Bolívar y responderá a los lineamientos generales de un documento elaborado por Chávez en 1991 y aprobado finalmente por el Movimiento Bolivariano Revolucionario-200 en la cárcel de Yare, luego del fracaso del alza-miento del 4 de febrero de 1992.

Este Proyecto tiene como uno de sus pilares el pensamiento de Simón Rodríguez, maestro de Bolívar. El propio Chávez, en su escrito Proyecto Nacional Simón Bolívar, Orientación Filosófico-Política toma una de las frases más conocidas de Rodríguez: «Inventamos o erramos». Más allá de elementos del sistema cubano que Chávez impulsaría, como la socialización de la medicina o de la educación, el Presidente ha anunciado que el Proyecto se fundamentará en un nuevo modelo de sociedad asentada sobre la «fusión cívico-militar», bajo la dirección de un Líder absoluto respaldado por un partido único.

Es decir, mientras los militares asumirían de manera creciente funciones que tradicionalmente le corresponden a los civiles, la sociedad civil se transformaría, paulatinamente, en una gigantesca milicia, la Guardia Territorial, una de cuyas principales tareas sería estar lista para de-fender a Venezuela si se produce una invasión externa.

Es el concepto de «pueblo en armas» que practica Cuba.

Para Chávez solamente el «pueblo en armas» puede enfrentar el poder militar de E.U., el enemigo estratégico, en el marco de una «guerra asimétrica» (guerra irregular ilimitada, sin reglas, al estilo de la contienda de Irak).

La organización de la milicia ya está en marcha, aunque hoy su desarrollo se encuentra en estado todavía embrionario, con varios miles de activistas incorporados. Chávez ha manifestado que espera contar con una Guardia Territorial de 2 millones de combatientes populares.

De ganar Chávez, reformará la Constitución para darle piso legal al socialismo. Ha prometido, también, lanzar un referéndum que le permita la reelección permanente.

Otra característica del nuevo Proyecto Nacional Simón Bolívar sería el reforzamiento de las alianzas necesarias para apuntalar el naciente mundo multipolar. Chávez plantea que Venezuela debe ser parte del Nuevo Orden Mundial que, ante la pérdida de poder de E.U., se encuentra en plena gestación.

De continuar como Presidente, profundizará los nexos militares y energéticos con Rusia y con China, a la par que radicalizará la alianza estratégica con Irán. Además, Chávez seguiría, con prisa y sin pausa, la «fusión revolucionaria» con Cuba.

Pero, sobre todo, un Chávez reelecto aprovecharía la crisis que estremece y paraliza a Washington para, junto con Lula, fortalecer el polo latinoamericano independiente de E.U. Esa nueva estructura de poder contaría con la incorporación de Ecuador que, por otra parte, anuncia su adhesión al Mercosur, organización que debe servir igualmente de punto de encuentro final con Bolivia si Evo Morales llega a acuerdos con Brasil sobre el precio del gas que su nación exporta al gigante del Sur.

En cuanto a Colombia, si Chávez es confirmado, continuaría con su política de «neutralidad soberana». Ni se incorporaría a la segunda fase del Plan Colombia ni apoyaría a las Farc. Chávez discrepa, por ahora, de la metodología guerrillera. Su estructura política internacional, el Congreso Bolivariano de Los Pueblos, solo le otorga cabida a los movimientos electorales y de calle.

Paralelamente, continuaría dándole prioridad a los acuerdos energéticos que le abran paso al Pacífico, factor esencial para poder romper la independencia petrolera con E.U.

El gran problema entre Venezuela y Colombia pudiera surgir, siempre bajo la hipótesis del triunfo de Chávez, si el Plan Colombia II decidiera operar abiertamente y de manera estratégica en la zona fronteriza de ambos países, como ocurre con Ecuador. En ese momento las Fuerzas Armadas de Uribe compartirían el mismo espacio bélico con las Farc. Si Colombia tomara ese camino para Chávez sería cada vez más difícil sostener su política de neutralidad.

En fin, si gana Chávez en Venezuela se instalará con intención definitiva un nuevo y férreo sistema socialista a la venezolana. Así, tanto para la oposición interna como para la internacional la cuesta a subir será mucho más empinada.

ANALISTA Y ESCRITOR VENEZOLANO
Ha analizado a través de 16 libros el fenómeno político del chavismo en Venezuela.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar