Opinión Internacional

¿Tendrá Chávez razón?

El diario Mercurio de Chile expresó en días pasados duras críticas a la Organización de Estados Americanos (OEA) por evadir el tema del cierre de Radio Caracas Televisión (RCTV). «Esta omisión, perfectamente consciente, contradice la Carta Democrática aprobada por la Asamblea General celebrada en Lima en 2001, vinculante para los 34 estados miembros », comentó el periódico.

Asimismo, el diario chileno recordó que «la Carta establece como elementos fundamentales del ejercicio de la democracia, entre otros, la separación e independencia de los poderes públicos y la libertad de expresión y de prensa, ambos amagados en Venezuela ». (…) «Esta actitud generalizada de indiferencia de la diplomacia interamericana es determinante en la ineficacia y falta de credibilidad de la OEA », agregó.

Con este telón de fondo, conviene recordar que meses atrás el Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, se llevó una andanada de insultos por parte del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, al expresar su preocupación por considerar que el cierre de RCTV sería una forma de censura. «Debería renunciar a la secretaría de la Organización de Estados Americanos (…), váyase con su insulsería a otro lado (…) Vaya que es bien pendejo el doctor Insulza, un verdadero pendejo, (…) desde la p hasta la o el doctor Insulza, da pena », exclamó Chávez en ese entonces.

¿Qué pasó con el Insulza de entonces y con el Insulza de la semana pasada? Debo confesar que lo poco que conozco del actual Secretario General de la OEA es producto de una conversación que sostuve con la señora Patricia, la secretaria de Salvador Allende cuando el trágico golpe del 11 de septiembre de 1973 y madre de mi amiga Claudia, en un inolvidable almuerzo que compartimos hace apenas un par de años junto a la Cordillera de Los Andes.

La señora Patricia lamentaba que Insulza no hubiese sido el sucesor de Ricardo Lagos, pero dada su amistad y cercanía con el recién nombrado Secretario General de la OEA, sólo vislumbraba éxitos en su gestión al frente del organismo hemisférico. De igual forma, al conversar con otros amigos chilenos la valoración era la misma: «Será un gran secretario general de la OEA », «Chile estará bien representado » . «No es un corrupto y es demócrata a toda prueba ».

Sin embargo, ante sus recientes actuaciones, todo ese buen perfil se ha ido desdibujando en mi mente con el pasar del tiempo. ¿Qué razón puede justificar la omisión en la agenda y en la declaración final de la más reciente Asamblea General de la OEA celebrada en Panamá el gravísimo hecho que conlleva el cierre de un medio de comunicación? ¿Qué argumentos pueden ser válidos para justificar la hegemonía comunicacional anunciada a viva voz por el Gobierno de Venezuela? ¿Cómo el Secretario General no recurrió a su facultad de llamar la atención de la Asamblea General ante un asunto que puede afectar el desarrollo democrático de los estados miembros?

Honestamente no quiero ni pensar que José Miguel Insulza sea un pendejo ni mucho menos un cobarde. No quisiera que Hugo Chávez haya acertado en su juicio. Tampoco pretendo que responda a este escrito, el cual se lo haré llegar a través de mis amigos chilenos. Simplemente quiero confiar en que l os hombres de bien en ocasiones deben guardar silencios estratégicos, pero igualmente quiero confiar en la gallardía que los define.

Ojalá señor Insulza sea usted uno de ellos, ojalá haga buena la palabra de sus amigos. Sólo el tiempo lo dirá. Saber si usted es un hombre de bien o un vulgar pendejo, desde la p hasta la o, como lo afirmó Hugo Chávez.

Especial para Ideas Públicas ( www.ideaspublicas.org )

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba