Opinión Internacional

TVN (Chile) ¡Qué haces con el dinero de los chilenos?

En la calle, el ciudadano común, siente una gran molestia por el derroche de dinero de la televisión oficial de Chile, que se supone debe servir al pueblo en su conjunto. Los ciudadanos comunes y corrientes, aquellos que deben tomas el bus o el metro hacia sus trabajos, aquellos que manejan su automóvil chino de 7 mil dólares y que se endeuda hasta el cuello; el ciudadano que debe pagar la educación de sus hijos que hasta el gobierno de Allende fue totalmente gratuita para quienes no podían pagarla, el ciudadano que debe esperar infernales horas en las salas de un consultorio público o de un hospital para ser atendido, el ciudadano que espera que la policía lo resguarde del bandidaje, se pregunta ¿por qué, se le pagan más de medio millón de dólares a una ciudadana que por ser animadora o presentadora de distintos espacios televisivos que no aportan absolutamente nada a la cultura del país.

            Lo que es peor, el programa, llamado Las Argandoñas, está catalogado como un docurreality, lo que al parecer vendría a ser un nuevo género televisivo cuya traducción al castellano no existe y que está destinado a aumentar el morbo de algunas capas poblacionales, mostrando como viven algunos “ricos” o “personajes famosos” de la farándula. Esta farándula signada por imágenes de mujeres de dudosa moralidad y de machos “machosmenos” como diría Cantinflas.

            En este programa como en otros no se colabora en nada, como dijimos a la cultura nacional y, lo que es peor, se incita a cambiar los verdaderos valores familiares por valores  trastocados por el escándalo diario.

            Hay que recordar que doña Raquel Argandoña tuvo varios tropiezos como actriz y presentadora; pero, lo peor fue cuando siendo alcaldesa de Pelarco hizo apropiación indebida de muebles por valor de un millón y medio de pesos (de hace 12 años). En otras palabras la TVN de Chile, trata de idealizar a una persona que realmente no es un ejemplo de pulcritud para nadie y, menos de cultura.

            Con lo que se le paga a la señorita Argandoña y a su familia, se dice que se pueden subvencionar al menos 25 doctorados, unos 50 master y unas 300 becas académicas para estudiante de escasos recursos. También, con ese dinero, se podrían construir unas 5 escuelas bien dotadas.

            Nos preguntamos ¿quién le pone el cascabel al gato? ¿Qué hace el Consejo Nacional de TV que no investiga esto? ¿Por qué la Cámara de Diputados, el Senado o la Contraloría Nacional de la República no investigan el uso de los fondos públicos que maneja el Canal de TV oficial? El dinero de todos los chilenos está siendo malgastado, botado a la acequia farandulera de morbosos opinólogos cuya cultura deja mucho que desear. ¿Hasta dónde llegará tanta inmoralidad?

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba