Opinión Internacional

Un frente sin victoria

Lejos de la victoria, el Frente se encuentra desesperado para seducir a un electorado no adicto a conjuras futurológicas que esconden la decadencia de políticas fragmentadas y negativas inspiradas por el poder central, modelo que ampara a los candidatos digitados para extender la hegemonía a todas las jurisdicciones del país.

Asistidos por la participación presidencial, los devenidos candidatos han incorporado al circo algo que se proclama “cultura popular”, y con esas caras se encuentra empapelada la ciudad de Buenos Aires como para inspirar a algunos cultores del cholulaje porteño a seguir a los sonrientes artistas plásticos, dramaturgos, filósofos, músicos y algunos, a los que difícilmente se pueda encasillar en disciplina alguna, como Estela de Carlotto, pero eso si todos mancomunados con las doctrinas marxistas del populismo K.

Las “etiquetas” que se están pegando muchos de los que se dicen las voces del pueblo, han logrado una ridícula como hipócrita presentación de estos personajes, algunos oportunistas y otros que esconden su falta de condiciones detrás de ideológicas obras de mala calidad, como las que se muestran en esta nueva cultura K, que viene torturando a todos aquellos amantes de las artes.

Entre banderazos y abrazos simbólicos de la fórmula Filmus-Heller y sus promiscuos seguidores, se entremezclaron los discursos vacíos de propuestas pero cargados de ideología, mostrando el odio a flor de piel como única presentación de los aspirantes a Jefatura de Gobierno.

Una insaciable interpretación de un modelo asfixiante incorporado por el Presidente para someter a los ciudadanos, es el mismo al que adhieren los prototipos confeccionados a uso y semejanza de esas políticas de estado que hoy pretenden subordinar a los votantes capitalinos, los que el 3 de junio habían decidido no otorgar el beneficio del sufragio a un agotado y despiadado plan nacional que definitivamente es y será el que enarbola la comparsa encabezada por Daniel Filmus.

En estos últimos días la inyección de “progresismo” ha intentado vacunar a la ciudadanía con una dosis ultra anquilosante de marxismo puro, aplicada por la conveniencia de un Primer Mandatario que pretende sumir al país bajo presiones antidemocráticas.

Solamente estos poco ilustrados figurones pueden tomar como propias las elementales prédicas de Néstor Kirchner, quien desde una ridícula postura ejerce un alicaído liderazgo que no es más que el producto del engaño a que se ha sometido a un sufriente cuerpo social.

Cómplices de estas aberraciones esos candidatos dicen representar el sentir de los argentinos, pero la realidad mas cruda los muestra como simples repetidores de la palabra oficial, ahogando todo pensamiento que se estime represente a la centroderecha, tan temida por ese Señor Kirchner imbuido en sus fantásticos demonios.

Tan culpable resulta la apología oficial desde la Casa Rosada como la empleada por la dirigencia de los que se presentan como ganadores de los respectivos sillones, llámese Daniel Filmus o Daniel Scioli, protagonistas de una desacertada campaña que los arrastra a un fracaso conjunto.

Vergonzoso e indignante, dominado por la corporación política que ha hecho de la traición un presente timado para lograr sus propias posiciones, el cuento parece haber llegado a su fin y por mas proclamas que se griten a viva voz no podrán adormecer a los ciudadanos cansados de tantas fabulaciones y crisis emergentes que conspiran contra su bienestar.

Las tendencias están marcadas y la falta de credibilidad ante el modelo impuesto desde hace cuatro años terminarán de una vez y para siempre con las patotas del oficialismo, que detrás del debate ideológico no parecen tener en cuenta las necesidades de los ciudadanos.

Lo mejor que le puede pasar a los argentinos es un frente sin victoria, para poder recuperar la armonía y en un futuro cercano a una Argentina que merezca ser llamada República

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba