Opinión Internacional

Una mirada a las recientes elecciones municipales francesas –

El PS francés a través de sus líderes, la mayoría formados en la prestigiosa escuela nacional de administración ENA, posee una gran capacidad de convocatoria, pero al mismo tiempo, una tentación populista para granjearse unos pocos votos de de los comunistas y la ultra izquierda. François Mitterrand (FM) de quien en su primer mandato (1981-1988) se esperaba un clima de estabilidad y progreso social, causó un grave daño a su propio campo lo que casi le hizo perder el segundo mandato. Expropiaciones innecesarias de empresas y nacionalización de bancos crearon pánico en el sistema financiero y empresarial a raíz de lo cual, hubo importantes fugas de capital y sucesivas devaluaciones del Franco. Astuto, Mitterrand rompió con los comunistas, corrigió oportunamente su desvarío populista, orientó su mandato hacia el centro izquierda y así logro conquistar su segundo mandato.

En 1997 el presidente Jacques Chirac decide intempestivamente disolver la Asamblea Nacional AN con el fin de reforzar su poder. Convoca las elecciones legislativas como lo prevé la constitución luego de la disolución de la asamblea con la creencia de las ganaría sin dificultad. Pero perdió la partida. Las gana el PS, a partir de lo cual se instala la cohabitación con Lionel Jospin como primer ministro PM. Luego de un brillante desempeño como primer ministro, el carismático Jospin se apresta a arrebatarle el segundo mandato al señor Chirac. Entre sus argumentos de campana mostraba hechos como una notable reducción del desempleo y el saneamiento de las finanzas publicas. Se presentaba como el candidato favorito no solo de los socialistas sino también de otras fuerzas del espectro político. Durante uno de los debates entre los candidatos presidenciales, en una de esas, exponiendo su programa de gobierno, Jospin larga a los cuatro vientos, que su programa es “moderno pero no socialista”. Candidato bajo la bandera socialista Jospin espera ansioso el momento de la primera vuelta. La constitución prevé una segunda vuelta cuando ninguno de los candidatos obtiene la mayoría absoluta.

Batacazo! Chirac con 20% de los votos obtiene el primer lugar y Jean Marie Le Pen (JMP), de la extrema derecha “Front National”, (FN), califica para la segunda vuelta con 17%. Jospin, el archí favorito obtiene 16%, es eliminado y perdió para siempre su sueño de ser Presidente de Francia. Su frase “mi programa es moderno, pero no socialista” no pasó desapercibida al oído de los electores de su campo que, sorprendidos, le retiraron votos, pocos, pero suficientes para que el FN le arrebatara el 2° lugar. Por primera vez la extrema derecha llega a las puertas del poder. Era imperativo cerrarle el paso a la extrema derecha de JMP. Los socialistas con pañuelo a la nariz no les quedó otro remedio que votar por Chirac, candidato de la derecha.

El mandato de François Hollande (FH) ha sido confrontado por las mismas incoherencias que siempre han afectado al partido socialista. Después de una brillante campaña electoral logró derrotar al favorito Nicolás Sarkozy (NS) que hacía campaña por un secundo mandato. F H posee una mayoría absoluta en la Asamblea nacional pero el contexto político y económico desastroso y su falta de libertad de acción que desde su comienzo le impone la izquierda radical, los comunistas y los ecologistas que apoyaron su elección lo mantienen en una camisa de fuerza insoportable.

Su programa de gobierno destinado a resolver – en el contexto de la crisis – los problemas estructurales de la economía, desempleo, desindustrialización deslocalizaciones y una deuda pública creciente, contaba con la legitimidad que le había otorgada el electorado. Pero una vez que comienza sus atribuciones como presidente, las medidas concretas para la solución de los problemas se ven confrontadas a posiciones de su pasado reciente: “je n’aime pas les riches”, detesto a los ricos (2006) y a una de sus frases de la campaña electoral (enero 2012) “mi enemigo es el mundo de las finanzas”. Al mismo tiempo promueve un impuesto disuasivo de 75% a partir del primer millón de Euros de ingresos. Evidentemente, con su pecado original a cuestas, y la tardanza en mostrar resultados acordes con su lema de campaña, le changement c’est maintenant, el cambio es ahora, no tardó en comenzar a erosionar su capital electoral.

La oposición de derecha rápidamente aprovecha esta fisura para emprender con todos sus tenores una despiadada campaña de ataques, algunos justificados por la actitud aparentemente floja y debilucha del presidente y su falta de guáramo para asegurarse la confianza del pueblo y en particular de la clase económica. Pero la mayoría de estos ataques era injustificable. Tocaban problemas estructurales presentes a su llegada a la presidencia, la desindustrialización, desempleo y el constante aumento del gasto público y para los cuales, una de las primeras medidas de FH fue de abordar la situación a nivel de la Unión Europea, puesto que el problema no era solamente francés. En junio 2012 logra a la sorpresa de muchos, hacer adoptar el tratado de la Unión para la estabilidad presupuestaria. Siendo elemento clave del tratado, la inclusión de un componente de inversión para estimular el crecimiento y atenuar así el costo social del plan de austeridad de la Unión. Al nivel nacional, y ya muy cerca de las elecciones municipales, el gobierno retoma la iniciativa de reformas y logra, de nuevo a la sorpresa del mundo político de ambos mandos un gran acuerdo de responsabilidad con el patronato empresarial el MEDEF, (equivalente a FEDECAMARAS) y los sindicatos, con la promesa de creación de un millón de puestos de trabajo. Con ello dejó claro que su gobierno estaba dando un giro al liberalismo pero sin abandonar su política social.

Con todo esto todavía sobre la mesa, y sin haber tomado el tiempo necesario para explicar al pueblo con la verdad en la mano la profundidad de la crisis y las bondades de su paquete económico, llega la hora de las elecciones municipales. Aunque este era un evento eminentemente local, los opositores en particular, no tardaron en considerarlo como la primera evaluación formal del desempeño del gobierno a nivel nacional. La elección manual, con conteo de papeletas una por una, en cada una de las mesas de votación custodiadas por una guardia múltiple e independiente, formada por un miembro de cada uno de los partidos contendientes, más uno de la Alcaldía, se llevó a cabo el día 30 de marzo 2012. El mismo día, a las 8 pm en punto se oyó el ruido del mazo del árbitro supremo, el pueblo soberano poniendo fin así a la 2da vuelta reglamentaria de la elección. A las 10 pm todo estaba terminado. No se reportó ningún incidente. Al final de la proclamación de resultados, cada uno satisfecho, regresó a sus labores cotidianas.

El PS sufrió una de sus peores derrotas desde 1983, salvando milagrosamente tres grandes capitales, Paris, Lyon y Lille. El principal partido opositor obtuvo el 45.91 de los votos contra 40,57% para el PS, partido gobernante. El PS ahora controla solo un 38% de las alcaldías contra un 55% antes de las elecciones. El gobierno perdió un total de 157 alcaldías de más 9000 habitantes que fueron a parar principal mente al campo opositor UMP, pero también a los ecologistas, izquierda radical y a la extrema derecha (FN). Aunque pequeño el número de alcaldías que obtuvo el FN, gana terreno, permitiéndole mantenerse visible en el escenario político nacional pero sin poner en peligro el equilibrio democrático.

Como es sabido, no basta con esbozar buenas ideas. Es primordial explicarlas con claridad y en la debida oportunidad. Dejar pasar el momento, aplazar decisiones importantes puede traer serias consecuencias. El gobierno de FH se quedó con un paquete económico lleno de pragmatismo en su escritorio. La contundencia de la derrota derrumbó al gobierno del primer ministro Jean Marc Ayrault.

Debilitado luego de su rotundo fracaso en estas elecciones municipales, los ataques del principal partido de oposición UMP y de la extrema derecha FN contra el gobierno se harán más virulentos. Pero no menos fuerte aunque solapada será la disidencia interna de la izquierda radical y de los ecologistas que orbitan alrededor del PS atribuyéndose un peso político mayor al que en realidad tienen. Dentro de esa atmosfera, el re-ascenso hacia la cima de su popularidad se convertirá en un verdadero suplicio para FH. Pero el presidente tiene el mérito de haber derrotado hábilmente a NS quien se creía invencible, haciéndole frente cara a cara durante la campaña electoral y de tener sangre fría para tomar decisiones difíciles. Tal vez en esto pueda imitar a FM quien en 1983 tuvo el coraje de deshacerse del grillo comunista.

Por el momento se habla de añadir un pacto de solidaridad al pacto de responsabilidad para suavizar los efectos del plan de austeridad destinado a reducir drásticamente el déficit presupuestario. Es tarea del nuevo PM poner rápidamente en práctica los planes que siguen sobre el tapete. Su primera medida ha sido reducir el tren ministerial de 38 ministerios a 16. Las medidas propuestas cuentan con el apoyo de las principales fuerzas vivas del país, el patronato industrial y los sindicatos pero la masa del electorado que esperaba resultados más rápidos sigue reticente. El gobierno deberá desplegar un enorme plan de pedagogía política para explicar la importancia de la crisis y su profundidad, mostrar las alternativas de solución y así lograr un mínimo de consenso y tranquilidad social para permitir la ejecución de las medidas económicas. A última hora, los ecologistas, avaros de poder y que aspiraban obtener una buena tajada en el nuevo gobierno, no lograron lo que querían. Han desertado el gobierno para el gran bien del PM y del nuevo gobierno que ahora, con las manos libres y con un gabinete ministerial homogéneo con las fuerzas de la casa puede comenzar a gobernar bajo un clima de mayor tranquilidad que el que disfrutó el gobierno anterior.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba