Opinión Internacional

Una respuesta: Cuando lo malo es útil y lo bueno no lo es”

“La hibris, que nos lleva a intentar realizar el cielo en la tierra, nos seduce para convertir nuestra buena tierra en un infierno que sólo seres humanos pueden realizar para otros seres humanos” (Popper 1945).

La contradicción es anima de muchas y significativas aportaciones al dialogo. Frase que bien se puede haber atribuido a Pedrogrullo. Sin embargo me atrevo a utilizarla. Lo cual viene al caso de una respuesta recibida a un articulo publicado por mi en este periódico bajo el título: Líbano hoy.. mañana quién sabe, viernes, 11 de agosto de 2006.

La réplica que recibo por este medio el Lunes, 4 de septiembre de 2006, tiene varias proposiciones, una de mucho peso en el orden del discurso, pues le da inicio e intenta fijar tendencia y una marca. De esta forma, se propone enfocar la respuesta dándole mucho énfasis al asunto del quién. Adelanta posición en su propuesta al calificar ó descalificar, en primer lugar, a quien escribe. Para fijar el tono en que intenta colocar el asunto dentro del espacio para la discusión se dirige directamente a acusarme flagrantemente de chavista. Como causa notable del enfoque que tiene el trabajo. Es un estilo cuyo fin es amedrentar públicamente a alguien. Tiene que ver con la cita de inicial de Popper, hibris: era en griego, el desprecio temerario hacia el espacio personal ajeno. Supone someterlo a la injuria cotidiana, por suponerlo representante de alguna forma de pensamiento, estimado como diferente, extravagante por ende, execrable o repugnante. Esos modelos de amedrentamiento cuya expresión mas notoria tuvo vida con Torquemada y Mac Carthy, hoy, salvo para algún sector muy recalcitrante, felizmente no tienen mucha vigencia. Sin embargo intentar re utilizarlo es una mezquina tentación que algunos no pueden evitar.

Esas acusaciones masivas con carácter depredatorio y dañino, dirigidos al exaltar los ánimos y demonios públicos, en mi caso, no tienen ningún sentido. Sencillamente me siento curado de espantos en mi recorrido callejero. Las razones son varias. En primer lugar que habiéndolas sufrido antes, hoy me producen risa. Debo reconocer que la primera vez que tuve que enfrentar una infamia similar me produjo miedo, pánico. Terror y mucho susto. No era para menos, tenía 17 años, estudiaba en el Liceo Andrés Bello y fui detenido por la policía, de esa verdadera y real dictadura de Pérez Jiménez. Acusación: activista político. Bajo calificativo de comunista. Como efecto de ello, el director del Liceo, Fidel Orozco, desde el patio central, frente a toda la población labista, declaró mi expulsión. Él, como fiscal, tribunal y juez, consideraba oprobiosa y grave mi actuación. Estuve preso. Tenía razón Fidel, era mas que todo, y menos que adeco: comunista.

Ser izquierdista desde ese momento hasta hoy me ha permitido entre otras cosas defender y hacer autónomamente aquello que mejor complace mi escasa inteligencia, amplia ignorancia y vastísima estupidez académica (con esta declaración de principios complazco a Vargas Llosa y clanes similares).

Ser de esta forma política, militar en esta idea y durante tanto tiempo, ha exacerbado muchos resquemores de parte de alguna gente con la cual me he topado en esta vida. Sin embargo, para alguna minoría, es todo lo contrario. Durante estos 40 años no han sido pocas las veces que se me aceptó en algunas posiciones siempre bajo el recóndito y no expuesto condicionado de ser de izquierda. ¡¡ Ojo …. puedes aceptarlo, aunque no olvides que es medio o … ñangara completo ¡¡. Guillo
¿ Cual puede ser el sentido que se le quiere dar a esa calificación de chavista que se me endilga? Es algo así como cuando te van a presentar a alguien y te dicen, es muy inteligente, pero es judío. Ósea, cuidado. Suele suceder. Allá quienes lo dicen y a quien se lo dicen. Pero de que pasa, pasa.

Comparto, celebro y aplaudo en la replica que se reconozca que la condición de izquierdista es contradictoria con la posición del sionismo. Evidentemente que no puede albergarse en un espíritu de izquierda, tal como lo imagino, la mas mínima vinculación con el sionismo. Son un par de entidades en contradicción. Es como atribuirle a los venezolanos la automática y totalizante condición de adecos.

Estimo que citar palabras de alguien, que tengo en entendido representó lo mas significativo del pensamiento sionismo, no es sino un recurso para apuntar el rumbo de mi propuesta en un sentido preciso. ¿ O es que se va a negar que Ariel Sharon, 1982, expuso: «Hay que causar daño a las familias de los terroristas y no sólo a sus casas, ofrecer un premio en dinero para quienes brinden información y enterrarlos envueltos en piel de cerdo o con sangre de cerdo para volverlos impuros». O se puede desmentir que estas ideas son parte estructurante del discurso sionista, el mismo que animó los bombardeos al Líbano y el mismo que impulsó la invasión armada al país vecino. Acción represiva, que por cierto, sufrió un gran revés militar. Amen, del imborrable horror de haber asesinado a 250 niños y varios observadores de la ONU. ¿Cómo evadir la realidad del dato que establece que el ejército israelí lanzó sobre Líbano cada día durante 27 días 5.000 cohetes, bombas revientabúnkeres de 5 toneladas, y bombas de racimo, lo que asciende a 135.000 cohetes, bombas y proyectiles de artillería?. Durante los últimos siete días de la guerra, Israel lanzó 6.000 bombas y proyectiles por día, es decir, 42.000 en total, lo que sumado a lo anterior supone 177.000 unidades, todo ello concentrado en un territorio densamente poblado y muy pequeño, casi del tamaño de alguno de nuestros estados centrales (y, que dios nos proteja). Por su parte, la resistencia nacional libanesa lanzó 4.000 cohetes durante los 34 días, lo que arroja un promedio de 118 por día. La relación es pues de 44 a 1. No en vano los poetas del sionismo la llamaron operación «Lluvia de verano», ¿quizás, en un alarde de humanismo, querrían recordar la letra de “Chuvas de verão” de Fernando Lobo, cantada por Maysa Matarazzo.

No puedo ser, para nada. No puedo permitírmelo. No se aviene con mis mas profundas convicciones y maneras de sentir, o profesar posiciones ir contra nada. Menos aún, sobre el pueblo semita. Imposible suponer que albergue sentimiento anti judío. Desde muy niño conviví con amigos y familias de origen judío. De ellos solo recibí afecto, apoyo, mensajes de solidaridad y alegría. Señores y damas con una presencia y solvencia que en mucho me permitió determinar el hilo fino para ordenar valores. Fueron ejemplos sobre la calidad de las buenas maneras ejercer el sentido de lo comunitario. Sus recuerdos, aun protegen mi visión sobre esa cultura.

Nada que agregar al paso del tiempo, cuando mi convivencia con los jóvenes liceístas y luego con los de la época universitaria y mas cercano, con aquellos de que hice conocimiento como adulto, que terminaron por precisar y refinar, aún mas, mis percepciones sobre esos amigos judíos que siempre estarán muy cerca en el mundo de mis afectos.

Dentro de esos lugares, sin duda, están por alguno recodo y en todos lo momentos, los recuerdos de los exquisitas y singulares delicateses que tuve la suerte de degustar en la casa de las Gamus. Así como la diversas tenidas y discusiones que allí se produjeron.

Debo entender que así como “cuesta creer” que algunos optemos por una posición política que nos asocia con las líneas ideológicas de este “rrrrégimen”, es para mi inaceptable, que esta identificación, se deba automáticamente calificar de bochornosa por estar asociado, según las palabras del articulo, a un gobierno de corruptos. Soy absolutamente responsable por cuanto expreso y por cuanto milito y cuanto hago. Quienes puedan tener deudas que cancelar con el oprobio que las honren. Reitero, que no es nada nueva mi visión política, salvo que en esta oportunidad puedo tener ideas y valores que defender. Políticas, que estimo, está en la línea de mis opciones ideológicas. Que ahora, coinciden con cuanto he leído, he escuchado, estudiado, oído, visto y conformado en el espacio de la vida.

No puedo hacer acusaciones. Ni presumir. Ni asumir. Ni juzgar a quienes hoy,
viniendo desde la izquierda, -que conocí desde siempre- se encuentren del lado, no solo del lado, sino recibiendo órdenes, por ejemplo, de los grupos de la mas extrema derecha. A quienes siempre adversarios. Muladar en la cual cotizan desde los mas ultramontanos y reaccionarios entes de la derecha, pasando por golpistas, gorilas, plazaaltamiranos, traficantes de armas, asociados a la CIA y por ende siguiendo líneas de un (y perdonen el diminutivo) monstruo como Brownfield. Me excuso, esta lista seria mas mocha aún, si dejo de incluir a granier y ravell. La lista y me dispensan los que excluyo, es limitada. (Lista buena aquella que se hizo durante los días del golpe en un pared del Aeropuerto de La Carlota, adonde cada quien podía poner el nombre de sus chavistas preferidos con señas y todo, para que las autoridades y policías de Chacao o Baruta o una turba, o algún espontáneo vengador, pudiera darles caza en tiempo perentorio, que, a no dudar, era el fin y destino del golpe de carmona).

No acuso, eso es papel de sabios o magistrados de botiquín. Solo pregunto: ¿Cómo es que alguien que tuvo desde la izquierda una posición anti imperialista?. Que denigró de los factores de poder que, y calificó de cipayos, a quienes desde aquí, les hacían la cama. Que se peleó con Betancourt, Leoni, Caldera, en los tiempos de la lucha armada. Lote en el que hay desde execrados del congreso, o presos, o torturados, o excluidos de la política, pueda hoy estar de su lado y en activísima campaña política. Esto causa asombro. Ahora, se pretende escamotear la historia, o gambetear la verdad bajo la acusación de que estamos en vías de una dictadura o hacia el totalitarismo. En contraposición, en cuanto a preguntas que hace el articulo de referencia, tampoco entiendo, como gente pensante esté en estos menesteres haciendo causa común con quienes siempre los despreciaron y obvio, luego desecharan.

Finalmente debo decir que mi sueño y tranquilidad espiritual están asegurados. No tengo ni cuentas ni cuentos pendientes, salvo los que como decía uno de mis judíos favoritos, Freud, sobre el manejo de los sueños, que hay que manejarlos desde la vigilia para lograr que el cuerpo se suelde con el alma.

En cuanto a las dificultades que plantea la replica de Esther Gamus sobre el futuro de nuestra país, los comparto. Estimo que al seguir existiendo, el tema de la utilidad, como traba primordial, para lograr que se reconstruya el tejido social estamos ante una encrucijada. Problema vigente, tanto en nuestro país, como en el medio oriente. Espacios en que se pide que se negocie sobre la cuestión de la globalización y su técnica del cálculo de la utilidad. El sentido de la utilidad. El cálculo de la utilidad. Los efectos directos e indirectos que hoy se hacen presentes como amenazas globales de la forma y manera de calcular la utilidad. Realidad, que entre otras, lo que genera es la exclusión que sufren grandes porciones de la población. Los efectos sobre el fin de la utilidad llegan, en su efervescencia, y extremo, hasta motivar la disolución interna a minar el orden de las relaciones humanas. Finalmente, deberíamos discutir y acordar, sobre los efectos de la distribución de la utilidad y los daños que entre otros, causa en los procesos dirigidos a destruir la naturaleza.

Ahora para finalizar tengo en mente las palabras del Jefe indio Seattle pronunciadas en el año 1855 frente a los representantes del gobierno de los EE.UU. en el momento en que el genocidio (holocausto) de la población original del norte de América estaba en pleno curso y era previsible su resultado. Pasados casi 150 años de este acontecimiento, los encontramos vigentes en el exterminio que se ejerce sobre las poblaciones ocupadas por los norteamericanos en el oriente medio o las pretendidas en nuestra tierra:
“Nosotros sabemos esto: la tierra no pertenece al hombre. El hombre pertenece a la tierra. Todo esta relacionado entre si. Todo lo que sucede a la tierra, sucede a los hijos de la tierra, sucede a los hijos de ella. El hombre no trama el tejido de la vida. Él es, sencillamente, una pausa en ella. Lo que el hace a ese tejido, lo hace a si mismo”.

Volviendo al tema del sentido de la utilidad acojo la cita de Keines: “Lo malo es útil y lo bueno no lo es”, se refiere sin duda al contrariado tema de la utilidad. Sobre todo cuando este cálculo se toma en el sentido de la utilidad puramente financiera. Según Franz Hinkelammert (El sujeto y la ley, el retorno del sujeto reprimido) el calculo de utilidad financiera en términos crematísticos justifica y puede apoyar la quema de los bosques de la Amazonía, por cuanto produce beneficios. Pero, ¿ES BUENO TALARLOS?
En esta dialéctica algo esta roto, si no apostamos o consideramos que lo BUENO es la supervivencia de todos. Tenemos que pelear duro entre nosotros. Pero a efecto de lograr una ética del reconocimiento del otro. Sea este otro un ser humano, al que se acepta como un ser natural, digno de vivir.

* Keynes, John M.

(1988) «Las posibilidades económicas de nuestros nietos» en Ensayos de Persuasión.
Barcelona: Crítica.
Nota: Esta es una respuesta al articulo: “Para Tulio Monsalve: Sobre tu artículo Líbano hoy….mañana quién sabe»?de Esther Gamus. Lunes, 4 de septiembre de 2006.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba