Opinión Internacional

Uribe reelección Bicentenaria

Estamos con él. Lo hace con la dignidad y elegancia propia de alguien ungido de república. Es tan diplomático su trato con los de la Casa Blanca, que nadie lo entiende. No perciben la sutileza y profundidad de su concepto de la soberanía. Es prueba a favor, y, paso histórico para la humanidad. Uribito (así lo llaman sus amigos del Espectador) como primer acto de la celebración bicentenaria y en diligencia soberana, devela un signo del contenido secretísimo del Tratado sobre las bases gringas. Allí, lapidario se lee, que los militares de la misión, que ocupan el territorio colombiano, deben ser tratado como ciudadanos de primer mundo y les otorga, -como es debido, -tratamiento y ventajas diplomáticos. Bien ganado lo tienen, ardua ha sido su lucha.

El Palacio de Narquiño, asegura y defiende bravamente la soberanía de los estadounidenses en gesto que dignifica sus huéspedes. Todo un caballero, gritón e hiriente con la gente de las comunidades, dulce y virginal con quienes lo mandan y financian.

Nadie duda que la ocupación del imperio español hace doscientos años, fue una salvaje violación imperial. Tal monstruosidad, no guarda ninguna relación con la amable visita que los militares gringos hacen a Colombia, en este bicentenario de independencia, con sus barcos, radares, bombas, y aviones. Al contrario el Estado colombiano y todos sus ciudadanos los aplauden y tienes como sus huéspedes.

Hay diferencias, los conquistadores hispanos, dicen los deslenguados, asesinaron treinta millones de indios en America, -según el Rey Bobón no hay pruebas del holocausto, habría que esperar una investigación del Justo Juez Garzón – pero, a los gringos de hoy no se les puede acusar de lo mismo. No invaden, no allanan, no azotan, como en Panamá o Barbados, solo vinieron a defender a Uribe y ser parte de la fiesta del albedrío. Es la Pax Americana de Obama quien celebra con un show para hacer festejo a la manumisión. Es oda a la emancipación y soberanía de ese bravo pueblo de Colombia.

Que los jóvenes marines de la avanzadilla militar, puedan llegar a violar niñas, es posible, un azar, pero explicable, según Times. Igual consideración a sus crímenes de pedofilia o asesinato de “falsos positivos”. Ellos celebraran en los bares de Barranquilla, como tiene que ser, el acto de piratería del robo de Panamá contra Colombia. Esto detallitos, hay entenderlos como profundas expresiones de apoteosis de los doscientos años de la independencia y emancipación de España. Nada relaciona esta acción con la, convenida, aplaudida y celebrada y simpática “llegada” de los marines a Cartagena, todos saben que vienen a celebrar nuestra libertad del yugo español y darle acompañamiento a vida ciudadana de la patria de Santander.

Se debe tener mesura y control y evitar palabras que puedan polarizar la monolítica sociedad colombiana. Se debe ayudar a evitar la violencia oral en el país al hacer criticas sobre Uribe, por ejemplo, omitir eso de que él ha creado el gobierno de la mayor corrupción e intrigas de toda la historia del país, cuento tenido como patraña chavecista. Repetir, como lo dicen periodistas colombianos, que dizque tiene en su haber el presunto mayor numero de asesinatos por encargo narco o inmenso numero de diputados sometidos a juicios por narco políticos, es infamia de Correa. Exponer que es capaz de calificar a la disidencia como guerrillera y ajusticiarla y enterrar a quien así acuse, es pura trampa comunista. Lo que debemos es atemperar estas criticas y menos hablar de su relación con los artículos del oculto Tratado. Tema, que Uribe, como buen padre esconde para evitarle a sus hijos desdichas y sinsabores.

Se tiene que saber apreciar a Uribe, por el bien de su país, y solo por eso. Pues todo lo hace para lograr gobernabilidad, aunque tenga que apelar al infantil recurso de la corrupción de jueces, militares, funcionarios, políticos, policías. Tracalerias que, según dice el Espectador, solo mantiene con la intención de lograr ¡¡consenso de voluntades y hacer buen gobierno¡¡. Aplausos. Pero no han faltado los felones, que quieran ver su arte de gobierno como una enredadera de “triquiñuelas y componendas”. Cuando lo que quiere Uribe es que nos manduquemos en pequeñas rodajas nuestro infantil y ligero espíritu patriotero y entendamos su visión de gran país que se mundializa, aunque sea por la fama y calidad de su coca o su Golden marihuana.

En acto de desmesura, se critica, por no entenderse, la sutileza estratégica de Uribe. Quien ha diseñado, en honor al Bicentenario, y, para celebrar nuestra soberanía continental, un modelo bélico con superbombarderos y aviones Awacks, teleradares, metralletas, motosierras y torturas, para descubrir en Colombia los centros de transformación de la coca. No estamos seguros que él esté en conocimiento – sería acusarle de tramposo y tratándose de él, es caso impensable- que este mismo esquema falló antes en Afganistán, donde, luego de 6 años de ocupación militar yanqui en vez de disminuir, aumentó la producción de heroína y no hay pruebas de menos hectáreas ni menos kilos droga en ese país. ¿ Lo sabrá el Jefe de Estado?
Me apena, por la buena intención que exhibe Uribito, considerar qué, con solo desenmascarar uno de los artículos del Tratado se armó este lío, ¿como será cuando se conozcan los demás?. En fin, esperemos que nada empañe su animo reeleccionista y soñemos el próximo capitulo de esta telenovela colombiana, mientras tanto ¡¡ que viva el Bicentenario, nuestra señorío territorial y la reelección¡¡.

Post data: Saludemos al bravo pueblo de Caquetá, que se gano una rifa con la historia: es territorio con dos bases militares imperiales, un Caguán honorado por la guerrilla, un Gobernador mal calificado en sus exámenes del intelecto y una Alcaldesa agredida por todos los artículos que prescribe el código civil en materia penal. Válgame dios, solo le falta que lo invada Carmona Estanga.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba