Opinión Internacional

Venezuela Desmiente “Bloqueo” Gringo a Cuba

Desde hace 49 años, Fidel Castro le ha hecho creer a los cubanos—y al resto del mundo—que el “Bloqueo” económico impuesto sobre Cuba por los Estados Unidos de América—ha sido y sigue siendo el responsable de las generalizadas miseria y pobreza en Cuba; inclusive, en febrero de 2008, después del anuncio de la renuncia de Fidel Castro a la presidencia de su país, algunos ingenuos están hablando que un posible entendimiento entre Raúl Castro y el gobierno actual o futuro de los Estados Unidos, podría ponerle fin al nefasto “Bloqueo”, permitiendo que Cuba comience a salir de la miseria y a comenzar a prosperar. Pero, nada está más alejado de la realidad, como lo demuestra lo que está ocurriendo en Venezuela.

Venezuela no ha sufrido—ni sufre—de un “Bloqueo” estadounidense; todo lo contrario, su principal fuente de dólares, son sus exportaciones y ventas in situ, de hidrocarburos y sus derivados a los Estados Unidos de América; y sin embargo, ya Venezuela está padeciendo de escasez y hasta de racionamiento, en una larga lista de productos, desde alimentos y medicinas, hasta todo tipo de repuestos y de bienes no considerados como “indispensables”, como los cosméticos y perfumes.

La razón de la pobreza y miseria cubanas, es la misma que está provocando que Venezuela se enrumbe hacia la misma situación: convertirse en un estado menesteroso; es decir, incapaz de sostenerse a sí mismo, y en necesidad de las dádivas de otros estados prósperos. Y esa razón está fundamentada en las supercherías económicas inventadas por el pensador alemán Karl Heinrich Marx, quien dijo que “el origen de todos los males del mundo es la propiedad privada, y que hay que combatir la forma de producción capitalista, para reemplazarla por una forma de producción comunitaria o social”.

Cuba; desde muy temprano en la vida de su Revolución, (1962), ya era un estado menesteroso, que sólo podía seguir existiendo, gracias a las enormes dádivas que recibió hasta 1991 de la hoy extinta Unión Soviética, que promediaba unos 5 millardos de dólares anuales—y en el período de ocho años que transcurrió desde el colapso de la URSS en 1991, y la llegada al poder de Hugo Chávez en Venezuela; en 1999, Cuba debió someter a toda su población a extremas medidas de racionamiento—que incluían la de sólo cuatro horas diarias de energía eléctrica—y le perdió el asco al dólar estadounidense, abriéndole las puertas a los centenares de miles de turistas capitalistas, que no sólo eran—y siguen siendo—atendidos como reyes en las playas y hoteles cubanos, sino que pueden adquirir sus souvenirs, en tiendas exclusivas para turistas donde sólo se acepta como medio de pago el dólar estadounidense.

Al culminar ese período de ocho años y comenzar Cuba a recibir las dádivas petroleras del gobierno venezolano—que la Revolución Cubana vende en el exterior para obtener dólares estadounidenses, la isla-prisión de Fidel Castro; el Gulag Tropical, ha vuelto a seguir con su cuento del “Bloqueo”…

¿A quién le echará la culpa Venezuela, cuando las supercherías económicas de Marx hayan culminado la destrucción de la economía venezolana, y los petrodólares ya no alcancen para subsidiar la apariencia de existencia de un “Socialismo Bolivariano del Siglo 21”, como ya le anunció al mundo el economista Domingo Maza Zavala, en una entrevista que le concediera al diario La Vanguardia de España, hace apenas tres días, y que usted puede leer en la siguiente URL: http://analitica.com/va/vpi/3899494.asp?

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba