Opinión Nacional

¨Mucho ruido y pocas nueces¨

 

Resulta que, los imponderables de la política dieron lugar a que el líder único del régimen, el teniente coronel Hugo Chávez,  se haya visto limitado en su accionar, debido según sus palabras a un grave problema de salud, lo que a todo evento permitió desnudar la verdad política del régimen por él instaurado a partir del 2 de febrero de 1999: una autocracia sin fórmula válida de relevo.

Lo anterior ha hecho posible el que a partir del primer trimestre del año en curso, todas y cada una de las tratativas relevantes del régimen en gobierno se definan por su carencia de profundidad política, a contracorriente de aquella prédica por hacer del 2012 el año de la consolidación del socialismo tal como otrora se amenazó, ello por supuesto en otra violación flagrante de la Carta Magna, una costumbre a manos del socialismo.

En lugar de sostener aquella amenaza, se evidencia una muy estudiada estrategia distraccionista ¿en pos de ganar tiempo para que el teniente coronel socialista retome a plenitud el mando ya perdido? Es así como sobremanera en las últimas semanas el socialismo en gobierno presentó una Ley del Trabajo reformada por el propio caudillo, sin mayores aportaciones hacia la prosperidad nacional, pero tampoco a favor de la miseria socialista. En el mismo sentido fue activado el llamado Consejo de Estado, órgano superior de consulta del Gobierno y de la Administración Pública Nacional, conforme al artículo 251 constitucional, luego de 13 años durmiendo el sueño de los justos, sin contar siquiera para ello con una ley que regule sus funciones y atribuciones, en el mejor estilo del régimen.

Todo lo anterior bajo un marco de escándalo nacional e internacional en razón de las muy recientes declaraciones públicas del ex –magistrado Coronel Eladio Ramón Aponte Aponte, que en su actual condición de ¨colaborador¨ de la agencia Anti-drogas de USA (D.E.A) por sus siglas en idioma inglés, ha descrito con particular certeza la realidad judicial de la República Bolivariana de Venezuela, escenario éste que la describe cuando menos como un Estado forajido con todas las consecuencias implícitas en tal condición. Acá con su silencio, el régimen se declaró de hecho impotente para contrarrestar ese otro frente.

El escenario que tan someramente acabamos de esbozar nos permite concluir primeramente la incapacidad actual del socialismo gobernante para romper con la fachada democrática construida por Hugo Chávez estos 13 años, y dar lugar a una tiranía oficial a la usanza de la isla-cárcel Cuba o ese infierno en la Tierra llamado Corea del Norte. Afortunadamente la Fuerza Armada Nacional Bolivariana no tiene capacidad ni siquiera para eso. He allí una buena noticia.

En segundo término el afán populista del régimen, que regala y ofrece en ésta campaña electoral presidencial más allá de la capacidad fáctica de un país como Venezuela, junto a su voluntad real por desacreditar sin destruir, a la candidatura demócrata, evidencia una posibilidad fundada de restaurar la constitucionalidad democrática con base en el sufragio, para éste mismo año.

Las apuestas juegan a nuestro favor si entendemos que las posibilidades del régimen por recuperar la capacidad política de su líder único son nugatorias, al tiempo que la fórmula del populismo clase ¨Don Regalón¨ tiene también su techo de efectividad, frente al colapso institucional del país, destacando la inseguridad pública que nos ha convertido en territorio hostil en términos de civilización. De éste lado, a la llamada Alternativa Democrática, con nuestro candidato de la Unidad, lo que nos resta es crecer y avanzar, para ganar y cobrar. ORA y LABORA.

 

 

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba