Opinión Nacional

146 años de la Guerra Federal

(Especial para Analítica). Pretender detallar los sucesos de la Guerra
Federal, en poco espacio es, además de una pretensión, algo imposible.

Mucho se ha escrito sobre este enfrentamiento entre pobres y ricos, sucedido
en Nuestro País, entre el 20 de febrero de 1859 y el 24 de abril de 1863.

Destacados historiadores se han ocupado del asunto de manera, si se quiere
muy superficial, siendo Don Lisandro Alvarado quien profundiza sus
investigaciones en el libro Guerra Federal, publicado por primera vez en
1909.

Lo escrito por otros autores se ha centrado, la mayoría de las veces, sobre
la figura de Ezequiel Zamora y Juan Crisóstomo Falcón. El primero llamado
el caudillo de los desposeídos y el segundo un estratega político-militar
que llegó a ser presidente de la República.

Si bien, algunos citan el comienzo de esta guerra el 20 de febrero del 59,
otros historiadores señalan su inicio entre los meses de mayo y julio de
1858, durante el mandato del presidente Julián Castro. Las promesas de éste
cuando encabezó la Revolución de Marzo, no fueron cumplidas y las
consecuencias, según estudiosos, fue el desastre de la “Guerra Federal”.

Ante las manifestaciones de desagrado por el gobierno de Julián Castro,
éste expulsó del país, a varios considerados revoltosos, encabezando la
lista Ezequiel Zamora, Juan Crisóstomo Falcón, Antonio Leocadio Guzmán, José
Gabriel Ochoa y Wenceslao Casado, considerados por el gobierno como los
cabecillas de las manifestaciones de descontento.

La Guerra Federal, es considerada, como uno de los enfrentamientos más
perjudiciales que haya habido en Venezuela y aunque no ocupó todo el
territorio nacional, pues Zulia, Los Andes y algunos estados orientales
nunca llegaron a participar en ella, buena parte del mapa venezolano sufrió
las consecuencias del alejamiento de los campesinos de sus tierras, para
seguir a los que dejaban oír voces contra la “oligarquía”.

Miseria, lagrimas, dolor y total paralización del aparato productivo fue lo
que dejó en el país esta guerra civil, donde los hermanos se mataban entre
sí.

Dos batallas: la de Santa Inés y la de Coplé. Con un triunfo para cada uno
de los contendientes. La muerte del caudillo Zamora, por “manos
desconocidas”, y al final, la firma de un acuerdo “por arriba” y el comienzo
de una recuperación que tardó años, muchos años, donde los pobres siguieron
siendo pobres y los ricos siguieron siendo ricos.

Inútil esfuerzo califican algunos esos cuatro años de lucha fraticida.

Y vuelta a tratar de recuperar el tiempo perdido, que se vio que era muy
difícil.

Venezuela, quedó devastada. La sociedad dividida y los muertos llorados
por los suyos.

¿Se perdió el tiempo?.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar