Opinión Nacional

15-F: ¿Otro episodio en la historia sin fin?

Posibilidad real, desde aquella tolerancia nuestra ante el fraude revocatorio de 2004. Los regímenes socialistas más aún los de esencia militar como el Chávez-FARC, entienden la política como una vivencia de confrontación permanente, los caidos el 11-A, lo demuestran.

De tal modo, que en tanto las fuerzas demócratas no logremos responder asertivamente a la reincidente pretensión fraudulenta Chávez-FARC, seguiremos vagando en el desierto de las victorias morales, siempre bajo el dominio opresor.

Pasado el capítulo 2D-2.007, superemos tambien la tésis de la ¨aceptación democrática¨ por parte del régimen Chávez-FARC. Los recientes comicios regionales y locales, permitieron certificar, que muy poca formalidad comicial necesita el régimen Chávez-FARC, para sostener tan democrática fachada. Incluso en el entendido, que renuncien por siempre al añejo fraude electrónico, ¿podriamos esperar los demócratas, conducta acorde a la ley, por parte del régimen Chávez-FARC? ; de ingenuos tal pretensión. Ahora una pregunta fundamental sobre el tema en cuestión: ¿Tenemos respuesta frente a un escenario similar al 2D-2.007?
Considerando, que tales interrogantes, adolecen de respuesta más allá de la convicción democrática en la mayoria popular, creo va siendo la hora de precisar, siempre conforme a la Carta Magna, alternativas válidas que respondan tales hipótesis.

De haber sido mayor el número de triunfos demócratas para el pasado noviembre, ¿ no seria tambien mayor nuestra visión ante el 15-F y el régimen Chávez-FARC? Cuando el teniente coronel socialista, promueve una consulta popular, en condición política más adversa que la presente durante aquel RR, podemos afirmar entonces, que el gobernante en cuestión no está dispuesto a entregar, por lo menos a voluntad.

Ante tal escenario, creo pertinente entonces, recurrir como nunca al texto constitucional. Si para el referendo aprobatorio del próximo 15 de febrero, los demócratas, logramos certificar no solo el triunfo sino además la probable reincidencia fraudulenta Chávez-FARC, habrá llegado entonces la hora, de exigir conforme a la ley, bien desde nuestras casas, desde la calle y ante la opinión pública mundial, que sea la propia fuerza militar, la misma que ha permitido el sostenimiento Chávez-FARC, quien actue conforme al precepto del 328, garantizando así, la soberania nacional.

Me atrevo a tal expectativa, basado en lo que ha sido tradición en la conducta política de tan uniformado gremio. A diferencia de lo ocurrido ante los fraudes comiciales del 15-A 2.004 y del 3D en 2.006, frente a la pretensión caótica, ínsita al referendo de reforma de 2.007, pernicioso incluso a la propia fuerza militar, y contando entonces con la evidencia electoral que develaba cualquier fraude, aquella fuerza optó, por garantizar la soberania nacional, presionando al régimen gobernante en el reconocimiento de por lo menos su derrota.

No veo razón por la cual, este 15 de febrero no pueda ocurrir otro tanto, en la medida que, ante tal coyuntura trabajemos en modo más eficiente que otrora, no solo a objeto de nuestra victoria electoral, sino además en pro de la restauración constitucional. Ello dependerá a mí entender, logremos coordinar las acciones, focalizando nuestro empeño en el objetivo planteado.

Va siendo hora de poner fin a las pantomimas electorales, esas que de tiempo en tiempo sirven solo para legitimar un régimen político de facto, en tanto la República se desmorona con el peso de la mediocridad y el latrocinio. ORA Y LABORA.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba