Opinión Nacional

1810 y la conciencia nacional

(%=Image(8181121,»L»)%)
No siempre se cumplen 200 años y al mismo tiempo es un privilegio presenciar como generación el bicentenario de la proclamación de nuestra independencia política, refrendada luego el 5 de julio de 1811 con la firma del acta declarativa de independencia. Es evidente que el 19 de abril de 1810 para todos significó la culminación de la fase mas larga de nuestra historia de 3 siglos de dominación colonial e iniciarse la vida como nación.

También es propicia la ocasión para una reflexión de todos los sectores: Universidades, instituciones políticas, empresariales y sindicales debemos establecer el 2010 como año de debate, en medio del fragor político social que nos abruma desde hace mas de 2 décadas, en función de definir cual es nuestro destino como nación.

Este análisis debemos abordarlo sin pesimismos y sin mirar tanto al resto del continente; es necesario ver el progreso y la prosperidad ajenas, pero mejor es reconocer y partir de nuestras potencialidades, las cuales todavía conservamos a pesar de los malos gobiernos y proyectos económicos fracasados. Que los hemos tenido de todo corte y origen en estos 200 años.

Para no irnos tan lejos, vayamos al siglo que tenemos como antecedente, el siglo XX. Aún cuando llegáramos tarde a los conceptos de democracia, desarrollo y libertad, hacia finales de la década de los 30, se implantó en la conciencia de la población la necesidad de vivir bajo el sistema democrático, con todas sus imperfecciones, pasó a ser parte de la cultura del venezolano, lo cual ha impedido que el actual proyecto autoritario gobernante se establezca solidamente. Situación diferente p.e. a los pueblos de Cuba, Nicaragua, quienes jamás conocieron la democracia en ninguna fase de su historia, si acaso en cortos episodios.

¿Cómo nación cuales son las asignaturas pendientes?. Por supuesto numerosas carencias, entre ellas la fundamental la existencia de una economía sólida, capaz de desarrollar sectores productivos, que permitan obtener una vida decente en base al trabajo digno y a las libertades de inversión del capital, en base a nuestros intereses como nación y como trabajadores. Realidad imperdonable para las clases políticas y económicas del siglo pasado y presente siglo XXI, al despilfarrarse la riqueza mineral y agrícola, en pro de la conformación de un país competitivo insertado en la economía global y en acuerdos de integración provechosos para nuestra existencia nacional.

¿Podremos lograrlo?. Soy optimista creo en las reservas morales de los diferentes sectores, trabajadores, académicos y empresarios con conciencia nacional. Lo que tenemos como gobierno hoy es un accidente de la historia, si naciones como Alemania, Italia con el pensamiento filosófico más denso del universo, se rindieron ante las veleidades del nacional-socialismo y el fascismo, aquí en esta Venezuela tenemos los arrestos suficientes para superar esta bufonada militaroide que desgobierna al país. Quizás así aprendamos el verdadero significado del 19 de abril de 1810.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba