Opinión Nacional

2008: Venezuela en dos tiempos

El transcurrir del presente año ha sido vertiginoso tanto política como cronológicamente. Y es que la relatividad del tiempo está asociada a la densidad y a la cantidad de eventos, donde no sucede nada el letargo domina la escena; cuando se desprende una cascada de acontecimientos como la Venezuela actual, la vida nacional pende de un hilo, hasta de un segundo es posible.

La fase actual está impactada por la crisis económica y social, no por la campaña electoral. Quien se promueva como candidato con pasión y euforia a demostrar sólo sus cualidades de gobernante, se lanzará a una piscina sin agua y sabemos lo que eso puede acarrearle.

Se percibe una irritación popular en todos los rincones del país, en el metro, en la calle, en el campo al ver como la vida transcurre tras un pote de leche, o donde encontrar pollo, arroz o cualquier artículo de la dieta diaria es una odisea. Otros comienzan a resentir la escasez de repuestos para el parque automotor y el encarecimiento desmedido ante un bolívar declarado fuerte, pero más frágil que un spaghetti.

Esta angustia ha sido el caldo de cultivo de numerosas protestas laborales de: Médicos, Docentes estadales y nacionales, de los sidoristas, petroleros, bomberos, de los trabajadores de los peajes, de empleados públicos, de obreros de la construcción, del sector metalúrgico, de los trabajadores de la economía informal.

Domina la desazón y al mismo la dispersión de las luchas, ya que cada quién se bate al detal sin coordinación alguna. Quien ha cabalgado sobre situaciones parecidas alerta alarmado, el propio Presidente Chávez; conoce muy bien que hubo una vez un Caracazo nacional. Lo que pudiera sucederle si continúa con las arengas tradicionales, ya aburridas y cansonas para un pueblo luego de 9 años de gobierno.

De tal manera que el pueblo ya se desprende del mito de invencibilidad y comienza a culparle por la tragedia nacional que padecemos. Si no hay gerencia pública y respuestas eficaces el volcán social puede manifestarse en tiempo próximo.

Si lograra capear el temporal socio-económico le espera el otro round, calificado por el Presidente como la revancha. Situación que pudiera ser definitiva para el Proyecto Político de la Va. República, con las elecciones regionales de noviembre próximo. Escenario que significaría la derrota del autoritarismo y la apertura de una verdadera democracia ante la angustia del Primer Mandatario, quien vocifera vienen por mí si perdemos las principales alcaldías y gobernaciones

Para ello se requiere la más amplia unidad de los sectores democráticos, sin prepotencias, ni complejos de superpartidos, inexistentes por cierto actualmente, sin cantar victoria ante un camino pleno de emboscadas, ante un régimen que se debate ante el viejo dilema atrapado entre el chingo y el sin nariz.

Todos debemos apoyarnos, hasta un grano de arena es necesario para reconstruir a este país y reconquistar la credibilidad de hacer política con p mayúscula. Si no hay la sensatez ante el drama nacional que vivimos, será ocupado el espacio por quien interprete el deseo mayoritario de la población de salir democráticamente de este régimen excluyente y autoritario, quien ha enfrentado entre si a los venezolanos como jamás en nuestra historia republicana.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba