Opinión Nacional

5 de julio. Día de la Voluntad Ciudadana.

El 2 de julio de 1811 ante el Supremo Congreso de las Provincias Unidas de Venezuela, se presentó una «…moción sobre la necesidad de la Independencia…». ‘En las barras había un público numeroso, formado en buena parte por miembros de la Sociedad Patriótica como Simón Bolívar.’

Se llevó a cabo un acto jurídico-político trascendental, emanado de la voluntad del pueblo soberano.

El acta expresa que la mayoría por la independencia fue casi unánime, ‘(…) en medio de las aclamaciones de los diputados y los vivas del público congregado en la barra, se anunció que estaba «…declarada solemnemente la Independencia absoluta de Venezuela…» (…)

Eran las 3 p.m. del 5 de julio de 1811.

De inmediato se formó una manifestación popular, encabezada por Miranda y por Francisco Espejo, que recorrió calles y plazas vitoreando la independencia y la libertad. Fueron también a la plaza mayor (la actual plaza Bolívar) donde Miranda, «…tremoleó la bandera de la Libertad e Independencia como teniente general de las Tropas Caraqueñas…» *

Aquella fecha nos enseña un espectáculo de voluntad ciudadana, de empeño patriótico y cívico por obtener libertades.

Se presenta el deseo de los habitantes de la nueva tierra por conquistar una realidad distinta a la que se tenía hasta el momento. Se exhibe la necesidad de armar nuestras propias leyes, preparar nuestro propio recorrido y forjar nuestro propio destino.

Todo ello concebido dentro de un ambiente íntegramente civil. La decisión fue del pueblo representado en sus diputados al Congreso, en la Sociedad Patriótica, en los vecinos.

La calle fue el escenario donde la voluntad popular se hizo sentir.

La calle fue testigo de convertir en realidad el anhelo.

La calle invitó al bravo pueblo aquel a manifestarse unido, solidificado, adherido en su firmeza y tesón por lograr la más grande meta que es sin lugar a dudas, la libertad.

En un ambiente de paz, de discusión de ideas, de concordia.

Aquel ejército civil de Caracas deliberó sobre su futuro para lograr cumplir la ambición que era de todos los habitantes.

La reflexión se ligó al deseo. La voluntad a la acción.

La independencia, se lograría solidariamente, fraternamente, articuladamente.

La gente se soldó, se enlazó, se vinculó con lo que quería

El pueblo se unió, se acopló, venció.

Caracas se rebeló, se comprometió y se descubrió ciudadana.

Eran las 3 p.m. del 5 de julio de 1811. Día de la voluntad ciudadana.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba