Opinión Nacional

A 2 años del gas cloro

Los vecinos de Bruzual y el resto de Anzoátegui recuerdan con tristeza los acontecimientos de esos días en los que murieron inocentes gracias a la irresponsabilidad de empresas que abalaron la salida de transportes, uno llevando láminas de acero y el otro, cilindros de gas cloro, sin las condiciones necesarias para circular.

El Hospital Tipo 1 de Clarines “Dr. Antonio José Rondón Lugo” persiste sin dotación y equipos adecuados. Se daña el aire acondicionado a cada rato y todo su personal navega sin dirección alguna, amén de la gestión de gerentes públicos nefastos que llegan al pueblo.

La ampliación del único centro de salud para Clarines y las decenas de comunidades cercanas, agiganta su retraso como obra. No hay fiscalización y  control porque para el oficialismo la planificación no es una palabra muy usada.

Aún las mismas camillas y aparatos sin mantenimiento son los que se encuentran “operativos” en el Hospital. Aquella tragedia del gas cloro ayudó mucho a sacar a la luz pública la situación del sistema de salud pública del oeste de Anzoátegui. Sin embargo, todo se quedó en grandes reportajes de investigación de los principales medios de comunicación porque el Presidente, Gobernador y Alcalde, bien avisados de la verdad, no movieron un dedo por apoyar a nuestra gente humilde que es quien sufre día a día no tener una asistencia acorde con todo lo requerido.

El recurso humano que ahí suda la gota gorda en su jornada de trabajo, es fuerte y emprendedor, digno del cariño y el respeto de Bruzual y los municipios que se benefician del Hospital “Dr. Antonio José Rondón Lugo”. Son gente echada para adelante. En septiembre de 2009 vivieron la experiencia de sus vidas al inclusive enfermarse por la contingencia que registró en cinco días unas 650 personas atendidas en tan precario nosocomio.

Muchos trabajadores, incluyendo profesionales, son víctimas con el pasar del tiempo de atropellos y desmanes de quienes han pasado por la silla de director del centro de salud clarines. Ha sido del conocimiento de todos en el pueblo que han botado a excelentes contratados, corrido a estupendos y comprometidos doctores, o espantado al personal obrero que es obediente y económicamente necesitado.

Ante estas situaciones lamentables, que dan tristeza a los orientales, nosotros mostramos una Venezuela de primera línea. Cuando los jóvenes participamos trabajando para dar ese respaldo tan necesario en el hospital con la crisis del gas cloro, dimos un mensaje claro de optimismo, equipo e igualdad. Dio lo mismo trabajar con ciudadanos de todos los colores porque la patria es una sola y nos tiene a todos como hijos.

A esta reflexión llegamos cuando se cumple este período tan bueno para avanzar y que no se utilizó porque el gobernador está dedicado a ser físico culturista y el alcalde de Bruzual no se trata en un pequeño ambulatorio de pueblo porque para eso tiene dinero que gastar en una clínica privada de lujo.

Igualmente tenemos el montón de vecinos antes citados que están contaminados y que reciben un tratamiento que el hospital les brinda con los pocos recursos que recolectan, mensualmente. Llamamos al cambio porque el tiempo está dado para transformar la nación y sacar a tantos vándalos los del poder. Debemos reivindicar la salud de los venezolanos  y eso pasa por apoyar nueva gente que se encargue del país junto a nosotros.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba