Opinión Nacional

A las jovenes generaciones

He acompañado a mi fraterno amigo Simón Alberto Consalvi a lo largo de esa hermosa y erudita aventura que significa haber llegado al número 100 de la Biblioteca Biográfica Venezolana que era la meta trazada. Es una fuente para el conocimiento de momentos históricos vistos a través de los 100 personajes que integran esta primera etapa-
“Un gran pensador inglés dijo que la verdadera Universidad hoy día son los libros…. las fuentes perennes del conocimiento están en los libros”/ (Clásicos Jackson. Volumen XIX)
Consalvi 2 veces Canciller, investigador, historiador, diplomático, escritor, periodista nos brinda tres obras que contribuyen a la apreciación del valor que se requiere para combatir dictaduras militares-civiles. Ellas ponen de relieve lo que sucedió en el siglo XX y rasgos parecidos del presente siglo XXI, guardando la distancia histórica y las circunstancias. Me refiero a 1957 el año en que Venezuela perdió el Miedo contra Pérez Jiménez; a La Guerra de los Compadres, Castro vs Gómez/ Gómez vs Castro y la biografía de José Rafael Pocaterra. Me concretaré a esta última.

Pocaterra es un personaje de novela. Consalvi lo describe de esta manera:
“Novelista, periodista, cuentista, poeta, historiador, profesor universitario y vendedor de Seguros en Canadá, traductor de varios idiomas, aprendidos en la cárcel: el inglés, el alemán, el francés, el italiano, conspirador contumaz, naturaleza insurgente, preso político de Cipriano Castro y de Juan Vicente Gómez. Cuando bordeaba los 20, en los castillos de Puerto Cabello y San Carlos, y en La Rotunda de Caracas, desterrado que no dio tregua a los dictadores y participó en proyectos de invasiones como la del Falke, presidente del estado Carabobo, ministro del Trabajo, senador de la República. Embajador en Gran Bretaña, Checoeslovaquia Países Bajos, Noruega, Unión Soviética, Brasil y Estados Unidos, delegado a la IX Conferencia Interamericana de Bogotá en 1948, José Rafael Pocaterra no tiene par en la historia de las letras y de la política en Venezuela”
Consalvi nos pasea por todas las vicisitudes vividas por este personaje. Su obra literaria recorre las páginas de este texto,.Sus sufrimientos y la forma como escribiera las Memorias de un Venezolano de la Decadencia, la mayoría de los Cuentos Grotescos y desde el exilio sus Cartas Hiperbóreas
Son escalofriantes los años en que sufre las prisiones relatadas antes, como aprovecha esos secuestros con grillos setentones que le permitían a duras penas caminar para escribir en cuanto papel caía en sus manos o sus exilios y su labor periodística desde muy temprana edad. O su obra monumental Memorias de un Venezolano de la Decadencia, editada en talleres de Ediciones Colombia, en 1927, y por Monte Ávila Editores Latinoamericana y la universidad Simón Bolívar con prólogo de Eduardo Santos. Después de la muerte de Gómez era lectura apasionada. Las leí por vez primera en 1939, preso en la cárcel del Obispo. Tenía 17 años.

Felicitaciones Simón Alberto y gracias por esta colección y por este Pocaterra que nos dibujas irreductible contra las dictaduras militares.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba