Opinión Nacional

A merced de disociados

 Todo ello, en el marco de un proyecto político de gobierno montado sobre propuestas alimentadas sobre peligrosas contradicciones. Propuestas éstas que leídas con apuro, poco o nada revelan. Pero cuando se leen con el escrúpulo propio del análisis politológico, infieren un vulgar provecho por parte de quienes profanan el poder político desde la estructura gubernamental. La asincronía o incongruencia provocada entre la oferta política y las demandas sociales, reflejan una profunda insuficiencia de la cual se vale el actual gobernante para justificar los desmanes que, por razones del populismo implícito, le achaca a la oposición.

En medio de este cuadro de contrariedades, se han provocado agudos problemas de distinta caracterización. Pero en todos, cabalga una angustia cuyo impacto es proporcional al tamaño de la polarización que ha venido desatándose en el país. Precisamente, es acá donde un gobierno sensato y responsable estaría haciendo su mejor esfuerzo para superar los embates incitados por cualquier tipo de efervescencia social.

Frente a esto, es pertinente citar al Marqués de La Fayette, militar y político francés (1757-1834) quien se atrevió a decir que «cuando el gobierno viola los derechos del pueblo, la insurrección es el más sagrado de los derechos y el más indispensable de los deberes». Y es lo que, de alguna forma, puede explicar la rebeldía popular que se instaló en el país desde los primeros días de febrero.

Y si bien este acoplo de condiciones definen lo que actualmente vive Venezuela, luce absurdo que el gobierno recurra a determinaciones que sólo conducen a elevar los niveles de opresión cuando estimula y permite a grupos forajidos (paramilitares) a arrogarse la fuerza necesaria para enfrentar, sin recato alguno, las protestas de calle protagonizadas por esa inmensa porción de pueblo fustigado por medidas que sólo han generado humillación y miseria.

Aunque es inconcebible, ver que estos ataques de pandillas de encapuchados armados, cuenta con el respaldo de la fuerza militar y policial por precisas órdenes del propio «presidente de la República». Ante tan espeluznantes hechos que han devenido en asesinatos de apreciados venezolanos, no hay duda en asentir que el país se encuentra “a merced de disociados”.

 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar