Opinión Nacional

A Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Jorge Rodríguez

La experiencia vivida después de aquel 2002- 2003, nos ha enseñado que el enemigo, pese a sus torpezas ha asimilado la lección. Cuando digo “al enemigo”, hago referencia a los verdaderos cerebros pensantes, ergo gobierno de USA. Sus métodos de ataque ahora, tienen nuevos elementos. Incluyeron a los paracos colombianos en un intento por cortar, vía armada, la reacción popular ante las agresiones golpistas contra el país. En oposición a la reacción popular aquel 13 de abril del 2002. Afortunadamente siguen desconociendo el espíritu y amor del pueblo venezolano por su soberanía e independencia, más allá del signo ideológico.

Los sucesos recientes en Venezuela dejan unas lecturas muy incomodas para el proceso revolucionario.

(1) El desconocimiento de la juventud venezolana de educación media, primaria y hasta universitaria de la historia reciente y cuya realidad, sirvió de detonante para que este proceso se impusiera ante el caos de corrupción y entrega del país y sus riquezas al imperio norteamericano en la 4ta república. Lastimosamente vi como muchos jóvenes, madres jóvenes, padres jóvenes de clases medias (las que supuestamente tienen un mejor acceso a la educación y cultura). Volcaron su apoyo absurdo a favor de quienes, diciéndose estar protestando contra la escases, la carestía, la inseguridad. Pero paradójicamente esas protestas asesinaron venezolanos inocentes. Cerraron calles, avenidas y carreteras, incomunicando a los propios vecinos. Destrozaron comercios, transporte de alimentos, derribaron miles y miles de árboles. Asesinaron, torturaron y quemaron a perros, gatos, inocentes. Cazaron a agentes del orden público, hiriendo a centenas y asesinando a decenas.

A sabiendas que quienes dirigen esas enfermizas manifestaciones insurreccionales son agentes mercenarios y sanguinarios del paramilitarismo que desangra a Colombia, los apoyaron sin miramientos, repitiendo unas consignas desfasadas y que no corresponden a una lógica política racional. Pretendiendo sacar por la fuerza a quien elegimos las mayorías en elecciones libres, soberanas y democráticas.

(2) Las organizaciones políticas responsables de desarrollar una estrategia comunicacional e ideológica a nivel nacional como el PSUV, fallaron y se dedicaron más en estos 11 años, después del 2002, al clientelismo sectario, a la captación de fichas para fortalecer los toletes internos, a conseguir cuotas de poder, con el cual tener poder económico. Los funcionarios no actúan para dinamizar la administración y para resolver los problemas. Al contrario inventan trabas y generan más problemas. Hicieron del facilismo una política general, con la cual se beneficia al enemigo mientras son atacadas las políticas sociales inclusivas, dejadas huérfanas ideológicamente. Gobernadores como por ejemplo en Yaracuy. Tienen en sus nóminas a personas declaradas abiertamente enemigas del proceso, que maldicen, acosan a chavistas, denigran del gobierno y a la vez cobran y comen de él. Incluso descaradamente celebraron y festejaron cuando la señora madre del gobernador León, murió víctima de un acoso escuálido en Carabobo. Hipócritamente hasta sacaron avisos de prensa de duelo. Mientras, yo los vi celebrando públicamente frente y al lado de mi casa el fallecimiento de la noble dama.

Nacionalmente las políticas agrarias solo son propaganda, un bluf para engañar al alto gobierno. Las inversiones no tienen seguimiento, se financia a cualquiera sin miramientos y sin un análisis serio. Gran parte del dinero en inversiones agrícolas se gasta en motos y otras cosas peligrosas y dañinas, mientras los suelos están precarios. Algunas siembras si dan su fruto, y otras simplemente se quedan en el suelo y se pierden como es el caso de la caña de azúcar y los centrales fraudulentos como el Santa Clara en Yaracuy, que no muelen caña, si no que refinan lo que traen de afuera, que inventan cifras falsas de moliendas para justificar el negocio que tienen algunos en complicidad con CVA AZÚCAR.

Aquí no se trata de discriminar a nadie. Pero no pueden haber en las posiciones administrativas claves, personas enemigas del proceso y funcionarios incapaces. El amiguismo, el compadrazgo y las políticas de colchón siguen haciendo mellas en la revolución. Por eso es que cada día crece la oposición. Pese a las ayudas que se le dan al pueblo y a las clases medias, existe un importante rechazo más por ignorancia, que por otra cosa. Las personas enchufadas de esa calaña, no son atacadas ni denunciadas por la oposición, pues les hacen el trabajo sucio desde adentro.

Hay algo seguro camaradas. Esta ola de ataques, hasta fue beneficiosa para el proceso, pues logró aglutinar a los revolucionarios, ante el posible retorno de la derecha. Pero desde antes, veíamos el declive del espíritu revolucionario real a nivel dirigencial y administrativo. Descubrimos como desde la administración pública solo se hacen fuertes capitales y negocios por ejemplo: busquen al ex Alcalde de San Felipe. Francisco Capdevielle o de Independencia Argenis Delfín Alvarado Hernández. Los encontraran con una cuenta bancaria buchona y al margen de todo. Ni siquiera se molestaron en declarar contra las “guarimbas” y los asesinatos hechos por la oposición. Sepan que solo el desprecio, el reconocimiento de lo negativo que sería el retorno de esas mafias del pasado anti nacionales al poder, nos motivó a miles y miles de revolucionarios a cerrar filas contra el narco imperio yanqui.

Sepan compañeros, que es necesario poner correctivos urgentemente de lo antes señalado. Que hay que acelerar la maquinaria concientizadoras, depurar la administración pública, chille quien chille. Sacar las organizaciones políticas a las calles, más allá de elecciones, a hacer el trabajo. Hay que reformar la educación. La historia contemporánea en escuelas, liceos y universidades se debe enseñar desde el inicio hasta el fin. La verdad debe ser recordada a cada instante, las comunicaciones deben ser dirigidas a mantener la memoria siempre presente. Obligar a todas las emisoras y televisoras nacionales a dedicar un mínimo de una hora para difundir la historia y para enfrentar la matriz anti cultura nacional, que impone valores mercantilistas extranjeros y minimiza nuestros propios valores éticos, morales y culturales. Ellos lo podrán llamar adoctrinamiento, nosotros lo llamaremos memorias históricas de la patria ¿Quién nos negará ese derecho? Eso es revolución: demoler las bases putrefactas del capitalismo y construir las frescas del socialismo. Por eso luchamos, por eso murió y vivió Chávez y todos nuestros camaradas caídos. Hay más que decir, pero el espacio es corto y otros también aportaran.

Aprovechen ese congreso próximo del PSUV y oigan al pueblo, no a los clientes… inviten a los demás partidos y sobre todo a los que militamos en la revolución, al margen de partidos y que somos mayoría…

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba