Opinión Nacional

A Ricardo Sánchez lo maduraron con carburo

El joven diputado Ricardo Sánchez ha dado una galimática declaración en la que anuncia «su retiro de la MUD”. Con idas y vueltas argumentales que nadie logra entender, expresó una serie de dudas y críticas a la política electoral reciente y se refirió como ejemplo a lo que ocurre en Monagas, aunque ratificó “su apoyo a Soraya Hernández”, lo mismo por cierto que ha ratificado la MUD.

Lo cierto es que Sánchez no se puede retirar de la MUD porque él no es miembro de ella. Esa es una agrupación de partidos, no de personas, así que él tendría que retirarse de su partido, algo que negó tener intención de hacer. En fin, toda un enredo que sólo muestra la existencia de un trasfondo que aun no ha salido completamente a la superficie. Lo hará sin duda en los próximos días.

Pero de lo que deseo hablar es del error que aquí fue cometido por sectores de oposición luego del surgimiento del movimiento estudiantil de 2007 y años siguientes. Algunos políticos, pero especialmente capitanes de medios, se hicieron cargo de la tutela de varios de esos muchachos y sobrevaloraron sus capacidades políticas y liderazgos. El joven Goicoechea fue promovido como el inminente jefe e ideólogo de la oposición, el joven Stalin fue candidateado directamente de la FCU a la Alcaldía de Caracas; varios fueron llevados al Cabildo Metropolitano y la Asamblea Nacional, pasando por encima de fogueados políticos también jóvenes, quienes merecían mucho más tales posiciones.

Los dirigentes políticos no se improvisan. Pero en Venezuela –con el cuento de la “renovación de liderazgo que exige la sociedad” se los ha venido madurando con carburo. En la oposición y no se diga en el chavismo, donde el Dedo Mayor se cansa de inventar chamos ministros y ministras, diputadas y diputados, magistradas y magistrados, para su colección particular. Otra de las irresponsabilidades en las que se ha incurrido en estos 14 años, que tienen al país en esta situación.

Nota para los más jóvenes: el carburo es un compuesto químico que usaban nuestros padres y abuelos para acelerar la maduración de ciertas frutas y vegetales, en especial los plátanos y cambures. Se colocaban los frutos en medio de cubos o polvo de carburo y se los envolvía con hojas de periódico. @TUrgelles

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar