Opinión Nacional

¡AAAAH!… ¿SI?….¡Conmo nie!

¡Aja! Más de un lector va a decir:”¡Allá rodó la cédula de Nelson Romero Díaz!”, emulando así al Dr. Virgilio Decán, “Aly Khan”, en la narración de la caída de un jinete en plena carrera de caballos. Bueno, no importa que solapen mi buena memoria con longevidad, total, el joven soy yo y no, los que dicen que estoy viejo.

El título de este trabajo de opinión pública es una frase antiquísima, tanta que ni siquiera el Profesor Tito Balza Santaella, docto en materia del lenguaje, letras y afines, encontró la forma correcta de escribir el vocablo “nie”. Muchas Gracias, profesor. Pues bien, la frase refleja el tipo de respuesta sarcástica, e irónica, empleada por nuestros antecesores para negar una petición, por ejemplo, una salida nocturna con los amiguitos de la cuadra. Rescatada del baúl de los recuerdos, encuadra perfectamente en esta situación empeñosa del Teniente Coronel Presidente, y de sus fieles servidores, de querer enmendar, reformar, cambiar, reacomodar, reescribir, rectificar, rehacer, variar, acondicionar el texto Constitucional para ajustarlo a su medida dada la forma como la inflación ha afectado su cuerpo.

Señor lector, sobre todo aquel dudoso de su asistencia al Centro de votación el próximo 15 de febrero, le solicito su comprensión. Ese domingo es excesivamente importante y crucial para usted, sus menores hijos, su familia y su patrimonio material. Ese día usted podrá impedir con su NO, o alentar con su SI, a que Chávez, Pablo Pérez, Manuel Rosales, Cilia Flores, Carlos Escarrá y otros ocupantes temporales de cargos públicos, se eternicen en el ejercicio del cargo, si la Constitución es modificada.

Comprenda que los artículos propuestos para su enmendadura, no amplían nuestros derechos ciudadanos, ya que estos están consagrados en los artículos 19 al 135 de la Carta Magna y no en los mencionados:160, 162, 174, 192 y 230 en la pregunta. Votar SI, significa aumentar los derechos del Poder Público, en detrimento de los de los ciudadanos, es decir, quienes sean afortunados de estar en los cargos tendrán la oportunidad de volverse a candidatear cuantas veces le de la gana, como lo hicieron Caldera, José Vicente Rangel, Jóvito Villalba, Germán Borregales, Luís Beltrán Prieto, Carlos Andrés Pérez y todos los demás, si la opción del SI es el triunfadora. ¿No fue por eso que votaron a favor del Teniente Coronel en el 98, en lugar de cualquiera de los otros candidatos? ¿Entonces?

Finalmente, usted tiene la decisión. Votar NO, es detener el insaciable apetito de poder que se manifiesta en los gobernantes de turno, lo cual los conduce a ser ineficaces en su gestión; los convierte en embusteros de oficio y en malos administradores. Votar NO es demostrar que quien decide sobre su vida es usted y no el gobierno del momento.

Dígase entonces: ¿Reelección indefinida? Yo te aviso Chirulí. ¿Poder para enmendar la Constitución sin saber cual es el texto a aprobar? ….. ¿Si? ……como nie.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba