Opinión Nacional

Adoctrinar contra el comunismo y para la democracia

Nuestra lucha no es, ni puede ser, personalista. No es, ni puede ser, una lucha del poder por el poder, de quítate tú para ponerme yo. Es, y debe ser, una lucha ideológica. Luchamos contra el comunismo. Pero como Chávez y comunismo son la misma cosa, la derrota del comunismo pasa por sacar a Chávez de la presidencia. Mientras Chávez sea presidente, el comunismo seguirá siendo poder político y se nos impondrá por la fuerza. No se trata simplemente de salir de Chávez, sino de salir del comunismo para lo cual antes hay que salir de Chávez. Identificar a Chávez con el comunismo y al comunismo con Chávez constituye la clave para movilizar en contra suya a la inmensa mayoría del país que rechaza el comunismo. Desde luego, hay que complementarlo con un proyecto de nueva democracia que ilusione a la gente, de lo que hablaremos después.

Toda lucha ideológica exige adoctrinamiento. Chávez lo sabe y por ello habla todos los días usando todos los medios (incluyendo a los independientes obligados a encadenarse) para adoctrinar; forma cuadros o dirigentes medios enviando jóvenes a Cuba, creando universidades como la Bolivariana y transformando las experimentales en centros de enseñanza comunista; y cambia el currículo de la enseñanza básica.

Del lado contrario, no hay adoctrinamiento. No existe, que sepamos, una campaña de formación masiva de dirigentes medios para contrarrestar el adoctrinamiento de Chávez y hacer proselitismo por la democracia. Por ello la inmensa mayoría demócrata está desprotegida ante el adoctrinamiento comunista. Carece del escudo protector de la formación ideológica, que es a su vez el arma de combate en esta lucha.

Peor aún: los pocos demócratas que tienen acceso a los medios sobrevivientes malgastan la oportunidad limitándose a lo coyuntural, al tema del día puesto sobre la mesa por Chávez pero sin vincularlo al comunismo para atacarlo como causante del desastre. Por ejemplo, no son mera coincidencia los apagones en Venezuela y Cuba, donde el racionamiento ha sido permanente. Aquí y allá tienen la misma causa: el comunismo. Señores, hay que decir, y repetir hasta que se grabe en la mente de todos, que los males que padece el pueblo se deben al comunismo de Chávez, porque es verdad.

El comunista Chávez comenzó hace once años por negar el progreso alcanzado por el país en los 40 años de democracia, haciendo ver que él partió de cero. La finalidad era desacreditar la democracia. Transcurrido más de un decenio en el poder le atribuye al capitalismo todos los males que padecemos los venezolanos. Y sobre el desprestigio de la democracia y el capitalismo, monta el adoctrinamiento y la propaganda por el comunismo. En esta tarea no tiene contraparte que lo refute, porque los invitados selectos a los medios no defienden las cuatro décadas de democracia, que trajo beneficios inmensos a pesar de sus errores, mientras que, por el contrario, los cincuenta años de comunismo en Cuba han resultado en un desastre económico, un pueblo en la miseria y una dictadura interminable. Tampoco defienden el capitalismo haciendo ver, sin ocultar sus fallas, que todos los países prósperos donde la gente vive bien son capitalistas.

Los hechos nos han demostrado que la vieja democracia no vacunó al pueblo adoctrinándolo contra el comunismo. La mayoría, que sigue siendo demócrata, se ha defendido creando sus propios anti-cuerpos, porque los partidos todavía le están ladrando a la luna: no atacan el comunismo de Chávez, dejándole vía libre a su campaña de adoctrinamiento.

Aprendamos la lección. Comencemos desde ahora la vacunación contra el comunismo y para la democracia, adoctrinando a los dispuestos a la lucha para que sirvan de agentes multiplicadores. Y luego, cuando surja la nueva democracia, apliquemos la vacunación masiva por todos los medios, incluyendo la EDUCACIÓN PARA LA DEMOCRACIA como materia obligatoria en todos los cursos desde el primer grado de la escuela básica hasta el último año de la carrera universitaria.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba