Opinión Nacional

Ahora el petróleo y la impunidad son de ellos

Después de todo, el venezolano es sin duda una persona llena de esperanza, y como lo establece el dicho: “Esta es la última que se pierde”. Así comenzamos entonces nuestra trágica esperanza al tropezarnos con el petróleo, pues nunca se imaginó éste oscuro y espeso bitúmen, su determinante influencia en la mentalidad y costumbres de un pueblo rural, que hasta principios del siglo pasado se mantenía del conuco y de la pesca.

Cuando brotó el primer chorro, cambiamos el arado por el taladro y los campesinos se mudaron a la ciudad con la esperanza de cosechar rápido “la siembra del petróleo”. Han pasado más de ocho décadas y todavía mantenemos la esperanza de que el oro negro nos saque de abajo y nos colme sin esfuerzo alguno de pura bonanza y felicidad, por los siglos de los siglos. El ta’barato bolivariano de moda, las misiones protagónicas, la producción organopónica, el proceso participativo y endógeno, de lanceros en ristre con Mercal y todo, todavía no han doblegado al hambre y la miseria barrio adentro, al desempleo, al regazo económico, ni al creciente resentimiento y odio social entre hermanos estimulado desde Miraflores; pero aun así, mantenemos por encima de todo la esperanza de que Dios proveerá, y a lo mejor es verdad, porque si no cambiamos esa actitud, pronto estaremos en su reino.

En cuanto al Kino, amigos míos, es otra fantasía de este pueblo confianzudo y pacifico, que sueña también con la esperanza cada fin de semana de amanecer cualquier lunes en tos tiernos brazos de la Diosa fortuna, que con el “gran esfuerzo” de la suerte y desde el chinchorro, nos prodigara un futuro promisorio y sin contratiempos. Sin embargo, mientras eso llega, nos entretenemos con el triple, flaco, gordo, gallo, terminal, punta, cola, casino, bingo o remate, y así de sencillo se mantiene todavía la esperanza en la próxima jugada. Por ultimo, si de Revolución se trata, queridos compatriotas, ¡siéntese ahí! Para que su esperanza no siga esperando como en los cuarenta de la cuarta. Fíjese usted no mas, en la esperanza de los niños de la calle, de los desvalidos de Vargas, los botados de PDVSA con la venta de sus camastrones, los corruptos del gobierno presos por Clodosvaldo, los escuadrones de la muerte de Portuguesa y Manuitt, la renuncia del que te conté, la cual aceptó, según el evangelista Lucas, pero ahora negada por el profeta Isaías; perseguido por el fantasma de Danilo como también negó a Montesinos Pedro, el Carreño; y el colmo de los colmos con el insólito contrapunteo nauseabundo entre Velásquez Alvaray y el Ministro Chacon. La evidente “tramparencia” del 15 de Agosto y el 30 de Octubre del 2004 con ñapita extendida para el próximo Agosto y Diciembre venideros. La esperanza en los manejos del plan Bolívar 2000, los millardos de las elecciones del 28, 28, 28, así como los cheques del desastre de Vargas recibidos por el hoy flamante Gobernador de “Engordura” (antes Angostura).

También esperamos por el castigo ejemplar a los asesinos de Puente Llaguno, de la Plaza Altamira, de Danilo Anderson, de los quemados en Fuente Mara y Sucre, el ajusticiamiento de los estudiantes en Kennedy, el asesinato de Sindoni y el horrendo crimen Faddoul – Rivas, entre otros, tambien esperamos por una justicia sincera para los presos políticos del Táchira y de todo el País, así como en las esperanzas cifradas en las FARC, el ELN o en el mar de la felicidad, para así colmar nuestros anhelos de ser pobres y buenos de solemnidad, porque ser rico amigo Fidel, es malo. Finalmente, queridos camaradas, asomamos y damos como cierta las exequias y el entierro de la “por ahora” desconocida lista de Tascon, la cual, sigue viva y al parecer del Comandante, será con diputado incluido. De todas maneras, compatriotas, compañeros o como mejor le suene, estamos tranquilos y con la esperanza de que no hay nada que temer, pues en el 2021, en el infinito y mas allá, la esperanza es lo ultimo que se pierde, pero lo que si es cierto es que en el alma de la gente esa esperanza…… ¡en paz descansa!

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba