Opinión Nacional

Airbus mata Avec

Chávez se gastó en el lujoso, suntuario e innecesario nuevo avión presidencial, el Airbus Corporate Jet-Liner ACJ-319, casi lo mismo que lo adeudado a los 800 mil alumnos que se benefician del convenio AVEC. Veámos los detalles.

Aunque parezca un delirio criminal, el actual régimen está empeñado en destruir el programa social más exitoso del Estado venezolano. Gracias al tradicional convenio de cooperación presupuestaria entre el ministerio de Educación y la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC), el Estado nacional ha facilitado, desde hace décadas, que la sociedad civil haya logrado consolidar una red socio-educativa que beneficia a 800.000 alumnos en todo el país, Fe y Alegría incluída. Hoy por hoy todo eso está a punto de desaparecer.

En el presupuesto del actual del ministerio de Educación, Cultura y Deportes (MECD), existe una partida de 120 millardos de bolívares destinados a co-financiar los casi 1.500 planteles y centros educativos afiliados a la AVEC. Esa partida tan solo representa el 0,5% del presupuesto nacional. Traducido en dólares, se acerca a los US$ 90 millones. Lo mismo del costo financiero del nuevo Airbus presidencial.

Esa fracción del total presupuestario permite que 800.000 niños y jóvenes tengan una educación de calidad. De los cuales, 460.000 comprenden a planteles ubicados en zonas populares, marginales, urbanas, rurales e indígenas. Más de 35.000 docentes, empleados y obreros también dependen de esa densa red educativa. Así mismo, el esfuerzo de la AVEC comprende a 150.000 jóvenes y adultos que son atendidos por 200 instituciones de capacitación laboral y de educación a distancia, a través de 12 emisoras y 2 televisoras regionales.

Sin embargo, esta impresionante realidad se encuentra al borde del naufragio, porque el régimen de Chávez no les quiere cancelar una deuda legal y pendiente que monta 180 millardos de bolívares, de los ejercicios fiscales 2000, 2001 y 2002.

No hay excusa posible que justifique semejante actitud, porque en el último año de Caldera-II, 1998, con el precio del petróleo a 10 dólares por barril, el Estado cumplió a cabalidad las obligaciones convenidas con la AVEC. Ahora con un precio petrolero de 21 dólares en el 2002 (fue de 27 en el 2000 y de 21 en el 2001), el régimen de Chávez alega que no tiene «suficiente disponibilidad» para honrar los compromisos adquiridos. El ministro Aristóbulo Isturíz recién firmó un cronograma de pagos que, lamentablemente, se cumple a medias.

¿Cómo es posible que si haya plata para asignar 144 mil millones de bolívares a los círculos bolivarianos, y en cambio se le adeude eso y más a la red de educación comunitaria más importante del país? ¿Cómo es posible que se gasten cerca de 90 millones de dólares, alrededor de 120 millardos se bolívares al cambio actual, en comprar un extravagante avión presidencial, y se le niegue esa misma cantidad a la AVEC?

Lo más trágico de esa situación, es que el producto de los impuestos de los venezolanos nunca ha estado tan bien invertido como en los resultados del convenio AVEC. Sin corrupción, sin clientelismo, sin politiquería. Desde Carapita hasta Puerto Ayacucho, desde Sinamaica hasta Carúpano, 800.000 alumnos vienen recibiendo una educación de excelencia con el apoyo del 0,5% del presupuesto nacional.

Si el régimen de Chávez estuviera de verdad interesado en una «revolución social», lo que debería discutir es en cuánto aumentar el aporte del Estado a la red formativa de la AVEC. Que la sociedad civil gerencie de manera directa y eficaz la responsabilidad educadora del país, a un costo bastante menor que el del sector público, significa una iniciativa social de extraordinaria valor.

¡Pero no! Hay que darle palo a la AVEC. Quién tuviera dudas sobre la demencia destructiva del régimen de Chávez, que vaya a cualquier escuela popular de Fe y Alegría y pregunte si con estas limitaciones, podrán seguir funcionando el próximo año escolar. Mientras tanto el Airbus volando….. y el presidente viajando.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba