Opinión Nacional

Al pueblo lo engañaron

En su predilecta estrategia goebbeliana, el gobierno esta repitiendo otra mentira mil veces para lavarnos el cerebro y hacernos creer que es verdad. La reelecta presidenta del congreso venezolano, Cilia Flores y varios miembros de la Asamblea Nacional mintieron reiteradamente en su acto de instalación cuando aseguraron que el pueblo al votar por Chávez había votado por el Socialismo del Siglo XXI. Esta orquestada mentira la ha repetido Chávez en sus dos últimos discursos con el claro objetivo de justificar un mandato del pueblo venezolano que no tiene: el de convertir a Venezuela en una republica socialista. Repito y ojo pelao, no es que estamos hablando de las socialdemocracias europeas o la de Lula en Brasil ni de la Bachelet en Chile, no, el presidente venezolano, según sus propias palabras (nos mando a todos a leer sobre el tema) nos anuncia el socialismo de Marx (1818-1883), Lenin (1870-1924) y de Trotsky (1879-1940) Por ello ha anunciado de manera arbitraria nacionalizaciones de empresas y cierre de medios de comunicación, perdón señor presidente ¿dijo siglo XXI?
Muy convenientemente para él, Chávez ha adoptado de Trotsky el concepto de revolución permanente lo que le ha permitido anunciar una suerte de constituyente perenne. En este sentido, Chávez dijo el pasado 10 de Enero día de su juramentación: “El poder constituyente es potencia omnipresente, es innovación, es recurrencia permanente para que la revolución nunca termine…–para los que me dicen a mí: el mío mismo- Es el mío mismo, es la revolución misma. Napoleón dijo: La revolución cest fini; Trotsky dijo: ‘La revolución es permanente, nunca termina. Vámonos con Trotsky. Es Trostky el que tiene la razón; la revolución no termina.” Así lo decidió Chávez hace dos días y con Trotsky quiere llevar al país.

Los que votaron por Chávez no votaron por Trotsky, ¡por favor! Esta es la primera vez que se le escucha al presidente Chávez este discurso, nunca en su campaña electoral hablo de estos cambios fundamentales en el orden constitucional. Si nunca lo había hecho, ¿Cómo podían haber votado por esta propuesta? Es mas, confesó en su discurso que: “así lo he pensado luego de meditar en estos días de diciembre y los primeros días de enero, (es decir después de las elecciones) ¿cómo conformar un conjunto de lo que se me ha ocurrido llamar motores constituyentes” . Pero señor presidente, ¿Esta es materia exclusiva de sus meditaciones solitarias? ¿De sus ocurrencias? ¿Quién le ha dado a usted el mandato de alterar de manera fundamental el contrato social de nuestro país de manera inconsulta? Además confunde cuando expresa: “Por eso les digo, convoquemos al poder constituyente y aceleremos todo esto en función del clamor del pueblo y de la decisión popular del poder constituyente originario del pasado día 3 de diciembre de 2006”. Nos quiere decir en dos platos, que usted interpreta las elecciones como un poder constituyente originario que lo ha elegido a usted como su representante para hacer los cambios que anuncia? Esto me parece bastante tirado por los cabellos, aunque sean los de Trotsky.

Será por esta interpretación entonces que usted se constituye en el monarca soberano que: “invoca y convoca al poder constituyente originario del pueblo venezolano” para que le den a usted el poder de una Ley Habilitante “madre de las leyes”, ley que según usted se convertirá en uno de los motores constituyentes y en ley de leyes revolucionarias. Leyes que por cierto, jamás han sido discutidas y cuyo contenido es totalmente desconocido por el pueblo venezolano. Además, en su proyecto hegemónico, pide usted con carácter de “urgencia” una “reforma integral y profunda de la Constitución”. Parte importante de esta reforma será la incorporación de la reelección indefinida del presidente de la republica.

Lo cierto es que hoy sabemos menos que nunca sobre el contenido del Socialismo del Siglo XXI, pero hemos aprendido cosas muy importante sobre su funcionamiento. Sabemos que el proyecto socialista de Chávez es una suerte de “como va viniendo vamos viendo” o mejor dicho va viendo él, sólo él.

Con estos niveles de incertidumbre y de arbitrariedad un país no puede sino caminar hacia el fracaso y el deterioro. Tal como dijo Bolívar: “Por la ignorancia nos han dominado más que por la fuerza”. Seguimos así. Una vez más, al pueblo lo engañaron.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba