Opinión Nacional

Alerta democrática

No marché el 11 de abril para que se estableciera una nueva dictadura en nuestro país, sino para luchar por preservar la democracia, el pluralismo y la tolerancia frente a la última tentación autoritaria de un gobierno con pretensiones hegemónicas. Marchamos desde Parque del Este hasta Chuao y desde las instalaciones de PDVSA hasta las cercanías de Miraflores en defensa de la democracia. El pueblo venezolano fue “tiroteado” y asesinado mientras defendía sus libertades. Mala cosa sería pasar de la pretensión autoritaria del chavismo a la implantación de una dictadura militar bajo el manto “civil” del gerente Carmona. Sería la primera traición del nuevo régimen. No pretendo decir que esto esté pasando, solo llamo a estar alerta frente al nuevo régimen.

La salida de Hugo Chávez luego del asesinato de más de una decena de personas era imprescindible y necesaria. El nuevo gobierno ha respetado la libertad de expresión y ha iniciado la búsqueda de aquellos implicados en la masacre, pero hemos visto también durante las últimas horas que este mismo gobierno se encuentra realizando un conjunto de medidas arbitrarias, negándose también al reconocimiento del otro como realidad política y social: el chavismo.

Es vital para el futuro de Venezuela que el nuevo gobierno entienda que toda transición democrática que asegure estabilidad en nuestro país tiene que hacerse con los chavistas. Eso pasa por el reconocimiento de los otros, eso pasa por iniciar una ronda de negociaciones con la Asamblea Nacional para la elección legítima de una Junta Provisional que abra las puertas de una verdadera transición democrática: no se puede permitir que las Fuerzas Armadas impongan, de facto, a la figura de Carmona Estanga.

Es imprescindible detener las medidas arbitrarias tomadas por algunas autoridades. Para esta transición, que solo debe derivar en un régimen democrático plenamente legítimo y legal, debe otorgarse preeminencia a la negociación política. No estoy llamando a una reconciliación con aquellos que asesinaron, sino a una voluntad de diálogo con aquellos que, asumiendo en su momento la ilusión de redención del chavismo, jamás respaldaron el asesinato y la intolerancia como política. Luis Miquilena, y el sector que responde a su liderazgo, ha abierto un compás importante de negociación. ¿Se hará caso omiso a la iniciativa? ¿No era eso lo que se le criticaba a Chávez? El presidente Chávez firmó su renuncia y fue expulsado del gobierno por intentar establecer una forma hegemónica, muy particular, de autoritarismo. No quedaba otra opción frente a la intransigencia. Pero no se puede permitir que una cacería de brujas y que un espíritu de revancha se adueñen de la vida social y política de Venezuela. Por lo cual se debe exigir:

  1. Que se detengan las persecuciones arbitrarias de los diputados, o de cualquier ciudadano que no está inmerso directamente en los trágicos hechos del 11 de abril.
  2. Que se establezca un diálogo permanente con los distintos poderes públicos para establecer una transición sin más traumas ni violencia.
  3. Que se instale la Asamblea Nacional, con los diputados que estén presentes en Venezuela, con plenas garantías a su seguridad y plena libertad.
  4. Que la Asamblea Nacional reciba la renuncia del presidente, en el marco de una sesión de emergencia, y atendiendo a las circunstancias políticas actuales, elija una nueva junta directiva, excluyendo de esta a los diputados que apoyaron la gestión del Presidente Chávez.
  5. Que la Asamblea Nacional legitime una Junta de Gobierno plural y representativa.
  6. Elecciones en un plazo de seis meses, con un nuevo CNE plural. Elecciones que se realizarán sin ningún tipo de veto político.

No se puede permitir que las luchas democráticas del pueblo venezolano, cuya sangre fue derramada cuando los círculos bolivarianos atacaron a los manifestantes, desarmados y pacíficos, sean traicionadas por el revanchismo y la arbitrariedad. ¿Acaso seremos ahora nosotros los intolerantes e intransigentes?

PD.- Dos son los grandes trabajos que tenemos que realizar: la inclusión definitiva de los marginados, y la reconciliación de todos los venezolanos, la superación del odio que nos divide. Y la intolerancia que estoy viendo desbordada, de un lado y del otro, no ayudan para nada en esta labor histórica.
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba