Opinión Nacional

Algunas ideas para la transformación democrática del Distrito Metropolitano de Caracas

El Distrito Metropolitano de Caracas requiere un proceso de transformación integral y de largo plazo, orientado hacia la mejora de la calidad de vida de sus ciudadanos y ciudadanas. En mi opinión, ese evento de transformación integral tendría que se basarse en una alianza entre el gobierno y los ciudadanos, impulsada desde la propia Alcaldía Metropolitana. Con esta nueva alianza se viabilizaría una gobernabilidad democrática que conforme la base para las transformaciones que requiere nuestra ciudad, con un marcado y distintivo acento participativo y social.

La transformación de la ciudad de Caracas requiere de una variada gama de acciones realizadas con la suficiente eficacia y transparencia en distintos campos como: la gobernabilidad y la participación, la seguridad, la inclusión y habilitación de barrios, la economía, el bienestar y la solidaridad social, la transformación urbana, la movilidad y el rescate del medio ambiente y los espacios públicos.

Tales transformaciones suponen una ciudad dirigida bajo una visión autónoma, descentralizada y moderna; con un gobierno transparente y fortalecido y, con una clara delimitación de sus competencias y atribuciones. De la misma manera, la transformación de Caracas reclama su viabilidad financiera y presupuestaria que le permita elevar su desempeño en la ejecución de las políticas públicas; y sobre todo, el rescate de la participación ciudadana; mediante la revalorización de sus mecanismos y la red de organizaciones existentes.

En ese contexto, el cambio sustantivo de Caracas bajo una visión autónoma, descentralizada y moderna pasaría por la realización de un gran foro democrático y participativo para redefinir las atribuciones y competencias del Distrito Metropolitano, de cara al nuevo milenio. De la misma manera, es indispensable la elaboración de un Plan Estratégico de Desarrollo Metropolitano, que recoja la diversidad de opiniones de los sectores gubernamentales y las fuerzas vivas del Área Metropolitana de Caracas, que privilegie la corresponsabilidad, la descentralización y la desconcentración como medios de gestión programática.

Por otra parte, Caracas le urge un gobierno eficaz, responsable y transparente. En tal sentido, la revisión y actualización funcional y operativa del Consejo Metropolitano de Gobierno (como máxima instancia de asesoría y consulta del Alcalde Metropolitano), es una necesidad impostergable. Otro elemento crucial es la modernización de los sistemas de gestión de políticas públicas de la Alcaldía Metropolitana, en sus aspectos de planificación y presupuesto, sistemas de información, control de gestión y de rendición de cuentas.

En materia de optimación de la capacidad del gobierno metropolitano parece estratégico el mejoramiento funcional y operativo de las Casas del Poder Popular; las cuales deben ser verdaderas instancias de atención comunitaria. Finalmente, el establecimiento de una nueva cultura de servicio público en el personal adscrito a la Alcaldía.

Afirmé al principio que Caracas, para el beneficio de sus habitantes, requiere convertirse en una capital financieramente viable y sostenible. Para ello, la optimación del subsidio de capitalidad y del resto de las transferencias que se acuerden en el presupuesto nacional, para cada ejercicio fiscal. De la misma manera, resulta indispensable la incorporación del sector privado; mediante incentivos tributarios para la realización exitosa de los proyectos consensuados y contemplados en el los planes concebidos para Caracas. Y en este ámbito económico-financiero, deben ser líneas estratégicas -dentro de una visión de cambio del Distrito Metropolitano de Caracas-, el apoyo al desarrollo de la economía formal y de los emprendedores populares como mecanismos para impulsar fuentes de generación de empleo y desarrollo económico.

La transformación de nuestra ciudad implica el rescate de la participación popular. Una primera medida es sin lugar a dudas, la renovación democrática e institucional del Consejo Metropolitano de Planificación de Políticas Públicas (CMPPP), como instancia de participación y protagonismo popular y social en la gestión de la Alcaldía Metropolitana. En segundo lugar, el mejoramiento de las instancias y figuras de participación; otorgando un sentido de eficacia, inclusión y pluralidad a la red de consejos comunales, a la justicia de paz, a las contralorías sociales y a diversidad de consejos sectoriales; tales como: de la mujer, de la niñez y la adolescencia, de la tercera edad y de los discapacitados; entre otros.

En este mismo sentido, se hace muy importante el rescate y relanzamiento institucional del presupuesto participativo del Área Metropolitana de Caracas, como un instrumento confiable de incidencia comunitaria en la formulación de proyectos de inversión. Y por último, tendría que desarrollarse un amplio proyecto de educación y de apoyo institucional para la participación ciudadana, con una programación permanente de formación y capacitación para la organización comunitaria y social y con apoyo institucional necesario, que ofrezca espacios y tecnologías para que la ciudadanía desarrolle su actividad participativa en condiciones favorables.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba