Opinión Nacional

Amigos colaterales

La amistad, aseguraba el escritor (%=Link(«http://www.ciudadseva.com/textos/otros/dicdia01.htm»,»Ambrose Bierce»)%), “es un barco lo bastante grande como para llevar a dos con buen tiempo, pero a uno solo en caso de tormenta”. Así, el sabroso verano petrolero que goza la Administración Chávez le ha propiciado una milagrosa multiplicación de allegados, que asienten y endosan las exigencias más exóticas del régimen. Ellos, tal vez calculan que la alcabala de irrespeto y fractura institucional que deben pagar es un óbice menor ante su invitación a degustar el renacido Dorado venezolano.

Para quienes viven la revolución bolivariana desde el exterior, ésta es una maravillosa gesta del tercer milenio, que multiplica “misiones” para fortalecer el capital humano del país a través de educación, trabajo y neocooperativismo. Los que se aventuran a visitar el país, son asaltados por la visión mirífica de miles de venezolanos uniformados de rojo, recibiendo becas de $ 66 dólares americanos por estudiar, pintar sus barriadas y asistir a “educativas” arengas presidenciales. Al igual que en los conciertos de pop, el ejecutivo “invierte” millones de dólares mediáticos para transmitir las sonrisas de los premiados por el proceso a los más dispares lugares del globo terráqueo. ¡Todo un éxito de rating!

Es difícil, con el barril petrolero rondando los 50 dólares americanos, no ser amigo de Hugo Chávez y su equipo de dadores ejecutivos. El abanico de recompensas es tan extenso, que para algunos el cielo descendió a Venezuela. Ser amigo del proceso da ventajas que el dinero, en ningún otro lugar civilizado, puede comprar. Es un salto creativo al estado natural tan temido por el señor Hobbes, donde las convenciones de los últimos 500 años son abolidas para los revolucionarios VIP, quienes pueden confiscar propiedades ajenas y revertir decisiones judiciales para castigar a sus enemigos, entre otros deliciosos beneficios, que pueden admirarse en el portal de la (%=Link(«http://www.abn.info.ve»,»Agencia Bolivariana de Noticias»)%).

Otro grupo de amigos de la revolución, que podríamos denominar colaterales, son aquellos que a pesar de no estar en sintonía con los bocetos ideológicos del gobierno, sí desean coparticipar de los negocios libres de papeleo y licitación. Éstos señores, que se oponen al régimen en sus ratos libres, están dictando cátedra en materia de lobby y son unos genios en el arte de registrar cooperativas a nombre de cuñados y suegras… Mas no olvidemos al Gringo Viejo Bierce, cuando el gasto público no baile al ritmo de las expectativas, estos amigos regresarán a sus desocupaciones habituales.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba