Opinión Nacional

ApreCIAciones

“Está estable, pero en estado crítico”. He leído y oído ese reporte innumerables veces. En el periódico, en la televisión, en conversaciones. Indica que, si bien las noticias podrían ser peores, las esperanzas son pocas. Por eso, cuando me tropiezo con las alarmistas declaraciones de los voceros profesionales o aficionados del gobierno que califican hasta un casi imperceptible gesto de protesta como “desestabilizador” no puedo menos que alegrarme. El órgano de propaganda en cuestión me recuerda que, contrario a su pose corporativa, ni ellos creen que el actual estado crítico de las cosas sea algo fijo o inmutable.

Antes de que Eva Golinger saque a relucir mi número de empleado de la CIA, aclaro que no estoy hablando de un golpe de estado, ni de una invasión del Imperio. Me refiero a los cambios necesarios que debemos lograr quienes vivimos en Venezuela, y aquí incluyo hasta a los miles de cubanos que, contribuyendo o no a mejorar en algo la situación de nuestros conciudadanos, son integrantes de la única invasión de un gobierno extranjero que existe en nuestro país.

Debemos organizarnos y presionar al presidente Chávez para ver si conseguimos que se esfuerce y que, en los casi seis años que le quedan de mandato, logre hacer un gobierno malo; lo cual lo elevaría al menos dos categorías. Pero la lógica del chavismo es que sólo pueden criticar quienes están dentro del proceso y quienes critican son, por definición, enemigos del proceso; por lo tanto, no tienen derecho a criticar. En la Edad Media se usaba un razonamiento similar para decidir sobre las acusaciones de brujería. Los sospechosos eran echados al agua, amarrados. En el extremadamente improbable caso de que flotaran serían considerados brujos y ejecutados. Si se ahogaban quedaba demostrada su inocencia.

Los señalamientos que expongo a continuación son simples observaciones sobre los lucimientos más recientes de la Revolución. No pretendo ser exhaustivo; para eso no alcanzaría un libro ni aun con la información limitada de que dispongo.

Para ahorrarme el viaje al río, confieso de una vez mi oposición decidida al Proceso. Pero les hago notar a los paranoicos oficiales que la CIA que más activamente conspira contra ellos es la que nos abruma desde su incompetencia y su intolerancia. Vigílenla.

¡Santo desastre, Batman!
El presidente Chávez es un creador, no un solucionador, de crisis. Necesita mantener al país en bandos enfrentados para que la gente no se organice alrededor de los numerosos problemas concretos que él no logra resolver. Su metida de pata con el caso RCTV le dio a la gente una noción muy tangible de lo que significa un gobernante autoritario y a él de lo que puede ocurrir si partidarios y adversarios olvidan las diferencias y se unen para rechazar sus decisiones abusivas.

Para el Ministro de las telecomunicaciones la salida de RCTV por cable demostraba que lo del cierre era un cuento. Ahora dice que lo van a sacar del cable si no se somete a las mismas restricciones que tenía cuando salía por señal abierta. Les aterra que los programas de opinión y los noticieros con información distinta a su cartilla les lleguen a la gente. Si las protestas y las voces disidentes no salen reflejadas en los medios no existen. El país está feliz.

Ante la inseguridad, un problema reconocido por los dos bandos, el Ministro responsable tiene el descaro de mentirnos por televisión, con sus propias cifras en la mano, y el alcalde que golpea y amenaza impunemente el de contarnos una fábula en la cual la inseguridad es producto de los reportes de prensa (ver el artículo de Tulio Hernández, El Nacional, 29/7/07). En los primeros seis meses de 2007 hubo 240 muertos en las cárceles. No sabía que, además de comodidad, buen trato y planes de rehabilitación, los presos contaran con su propia prensa.

La nueva Ley Antisecuestros que anuncian incluye cárcel para quienes no denuncien un secuestro. Le auguro mucho éxito. Es más fácil detener a los familiares o amigos de las víctimas que a los secuestradores.

El contralor que me recuerda a Mr. Magoo (tanto por su aspecto como por la agudeza de su desempeño), dado el tamaño del elefante que tiene sentado en el escritorio, se ha visto forzado a declarar que “En comités de tierras urbanas y rurales, organizaciones no gubernamentales y consejos comunales aparecen ‘cada día y de manera creciente’ denuncias sobre presuntos actos de corrupción.” Según él, “Esta peligrosa tendencia debe ser revertida mediante una decisiva, eficaz y oportuna vigilancia popular” (ambas citas de TalCual, 1/8/07). Su brillante labor y la tónica gubernamental me hacen pensar que se refiere a revertir la tendencia de andar denunciando la corrupción. En cuanto a las denuncias referidas al alto gobierno y sus alrededores la tendencia ha sido sistemáticamente ignorada por él durante años.

El gobierno prohibió que los bancos revisaran el historial de los clientes para otorgarles créditos. Sin embargo, asume como política revisar las listas Tascón y Maisanta para dar y mantener trabajos o para realizar cualquier trámite.

PDVSA rompe récord de accidentes y ha establecido un “apartheid” político basado en las listas de vetados y la infinita capacidad de envilecerse que muestran los gerentes de confianza. Allí, la corrupción que Mr Magoo no puede ver florece sin límites mientras los taladros se paran, la producción se reduce e importamos gasolina.

Según el economista José Guerra, “La credibilidad de las autoridades monetarias y fiscales literalmente no existe” (TalCual, 11/6/07).

De acuerdo con datos del INE (sin ajustes por falta de credibilidad), la informalidad ocupa a un 50% de la población activa; unas seis millones de personas. ¿Estarán contando entre los empleados a quienes acusan de aparecer en la nómina de la CIA?
El gobierno ofrece inflación del 12% y tendremos suerte si termina siendo del 20%. Eso sí, pronosticó 20 medallas de oro en los Panamericanos y logramos 10. Sería interesante que intercambiaran a los ministros de Deportes y Finanzas.

Si ésta es la estabilidad que quieren mantener, bienvenida sea la desestabilización. Como bienvenido es el choque del defibrilador cuando el monitor cardíaco muestra una línea plana.

Mientras tanto que se cuiden los industriales del disco y el DVD. El mismo Ministro que, a partir de un video del atentado al Papa Juan Pablo II, inició un proceso judicial por incitación subliminal al magnicidio puede acusarlos por su nada sutil campaña contra el gobierno. En nuestro país hay que tener descaro oposicionista para andar pidiendo que le digamos “No a La Piratería”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba