Opinión Nacional

APUCV: La UCV no se rinde

La Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia, en una demostración más de sumisión absoluta al partido de gobierno, acaba de dictar una sentencia cuya pretensión es obligar a la Universidad Central de Venezuela a echar por tierra la autonomía universitaria consagrada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las propias convicciones de la inmensa mayoría de la comunidad académica. En efecto, la referida  sentencia, dictada a solicitud de un grupo de  afectos al gobierno,  pretende convertir el acto de elección de  las autoridades universitarias en una réplica de  los procesos de escogencia  de  cargos de elección popular, hecho que demolería las bases de la academia y dejaría la designación de las autoridades universitarias a un  voto ajeno a los procesos realmente esenciales de la vida universitaria, como lo son, la docencia y la investigación.

El  valor uno a uno del voto  de los estudiantes,  de los trabajadores y de los egresados, convierte a los profesores de escalafón en una ínfima minoría. No hay ninguna  experiencia en el mundo que avale semejante  despropósito, sólo explicable por el empeño de los grupos oficialistas de pretender tomar a las universidades por asalto.

Sabiéndose minoría en la comunidad académica, definida en el artículo 109 de la Constitución, acuden al subterfugio de un supuesto derecho al protagonismo político que la propia Sala Constitucional del TSJ declaró contrario a lo que dispone la vigente Ley de Universidades.

Lo que pretende el Gobierno, a través de la  Sala Electoral, es evitar  que quede en evidencia su exigua capacidad de convocatoria en el profesorado, su disminuida presencia en el mundo intelectual y en el de las ideas. ¿Por qué no utilizan ese método electoral para la escogencia de las autoridades de la Universidad Bolivariana y de otras en las cuales el dedo presidencial es la única pauta?

La APUCV rechaza la mencionada sentencia que, además de suspender el proceso electoral, condena a pagar multas a los miembros del Consejo Universitario. Eso es un atropello  y un claro signo dictatorial que pretende conminar a un cuerpo académico a proceder contra los dictados de su conciencia y lo amenaza, de no doblegar su posición de principios, con  nuevas sanciones económicas  e inclusive con  la privación de libertad.

Manifestamos nuestra absoluta solidaridad con los miembros del Consejo Universitario y convocamos al profesorado a  emprender las acciones necesarias en defensa de los valores y principios universitarios, de la Constitución y de la Autonomía.

Ayer pretendieron tomar la UCV por la vía violenta, hoy utilizan como estrategia el allanamiento judicial.

En estos difíciles momentos, los ucevistas debemos dar ejemplo a la ciudadanía y a la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia que no habrá suficiente amenaza que nos obligue a violar el texto constitucional. Ellos pasarán a la historia como los juristas del horror.

LA UNIVERSIDAD NO ES UN CUARTEL, NI LOS UNIVERSITARIOS TROPA QUE OBEDECE

DENTRO DE LA CONSTITUCION TODO, FUERA DE ELLA NADA

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar