Opinión Nacional

Argumentar el fracaso e identificar la propuesta

Este proceso de empobrecimiento, ausencia de respuestas, corrupción, colapso, fractura, intolerancia, confrontación y violencia, ha durado el tiempo suficiente para que el país tenga claro “por qué” debemos cambiar democrática y pacíficamente a este gobierno de Chávez, ahora el plano del debate debe alcanzar otro nivel y no soltarse de allí a pesar de la guerra anunciada por el gobierno, me refiero al “para qué” tenemos que hacerlo, “para qué” vamos a votar por el SI el 15 de agosto.

Llegó el tiempo político en el que debemos demostrar y convencer que tenemos clara la otra orilla del río, un camino, un proyecto de nación, un compromiso con los pobres, las grandes masas de desempleados y que somos la respuesta responsable y sustentada a la profunda crisis que sufre Venezuela. Aunque va a sonar descortés, mucha gente ya tuvo sus “15 minutos de fama” es necesario racionalizar, unificar y ponderar la presentación del mensaje y el mensajero, esa coherencia entre la ética, la autenticidad y la preparación, ahora es determinante. El elector que aun sigue en el grupo de los abstencionistas, porque condena al pasado, rechaza el presente y está escéptico sobre el futuro, debe observar plena y total correspondencia entre el rostro y los contenidos que verá en los medios de comunicación, no podemos dejar dudas en esa ecuación, dicho de otra manera, la propuesta no puede ni insinuar que detrás de todo esto, continúan los culpables de la mala historia que generó a Chávez sino la determinación de un nuevo liderazgo con valores, visión y capacidad que asume con decisión la reconstrucción del país, su unificación y una lucha sin descanso contra la corrupción, el desempleo, la inseguridad y la exclusión social.

Tampoco debe presentarse como la salida política a esta crisis, que la misión de los nuevos conductores después del 15 de agosto, es la de reiniciar otra guerra pero con los fusiles en otras manos, para enfrentar a todos los que acompañan a Chávez. Un nuevo gobierno para continuar desde la otra acera; el revanchismo, la persecución, el sectarismo, o que el triunfo del SI significa un período nuevo de violencia y castigo contra la expresión popular del chavismo, ese tipo de gobierno es el que rechazamos y por el que millones de venezolanos salimos a las calles, por eso es necesario asumir que el chavismo es una expresión política y social con derechos ciudadanos, esa parte del pueblo que creyó y sigue luchando al lado del gobierno tendrá también la atención, ahora sin corrupción ni manipulación, de la nueva Venezuela por construir. Claro, la aplicación de las leyes para impedir la impunidad, tendrá la misión de enjuiciar a todos los que manejaron el poder para robar, violar las leyes, despedir a trabajadores por discriminación política, para perseguir, atropellar a la gente, dispararle al pueblo a mansalva y asesinar.

El mensaje debe ser inconfundible, teniendo claro que no negociaremos la impunidad, no solo vamos a convivir políticamente con la expresión popular que significan, sino que debemos acoplar decisiones de estado en la transición, para incorporarlos, a través de un diálogo real y patriota, a la reconstrucción de nuestra Venezuela herida. La gente quiere paz y refundir el alma fracturada de la nación venezolana.

(*): Profesor y Presidente de la Alianza Sindical Independiente

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar