Opinión Nacional

Arias acusa a Chávez de inmoral y cobarde

Jesús Valente

“Lo clave es que el Fiscal General de la República no pudo ocultar las trampas y las vagabunderías que tenía [Luis] Miquilena y el entorno de Chávez, que no puede hablar de lucha contra la corrupción y de poder moral porque además de cobarde es un inmoral. Cómo puede frente a los muertos del 4F estar señalando que ha llevado una lucha por la libertad. Puede ser que el TSJ trate de ocultar lo que el Fiscal no pudo, pero los venezolanos son jueces y es a ese tribunal al que me remito”.

Así se expresó el candidato presidencial, Francisco Arias Cárdenas, al referirse a la decisión del Fiscal General de la República, Javier Elechiguerra, de solicitar un antejuicio de mérito al Tribunal Supremo de Justicia en contra del presidente del Congresillo, Luis Miquilena, por el caso Micabú.

“Cuando el Fiscal pasa este caso al Tribunal Supremo de Justicia es porque hay indicios suficientes para un juicio, si no los hubiese sencillamente no abre la averiguación o no hace la solicitud. Si el TSJ se opone o dice que no hay nada que investigar y lo perdona, está confirmando la tesis de la manipulación de las instituciones. Aquí quien debería salir al frente despojándose de su investidura, si tuviese dignidad, serían estos mismos acusados. No hay ninguna duda en el país de lo que está pasando”, expresó.

Recordó que hace dos meses en Maracay se comprometió, junto a Urdaneta Hernández y Yoel Acosta Chirinos a “salvar el proceso de cambios” pues no se puede aceptar que Venezuela vuelva a los “viejos modelos clientelares, al bipartidismo al puntofijismo corrupto, pero sobre todo porque no se podemos caer en una dictadura, en una negación de la libertad y en una incapacidad al frente de la gerencia pública, bajo ningún concepto”.

Chávez pervirtió el poder

Acusó al presidente Chávez de haber pervertido el poder que los venezolanos colocaron en sus manos y de permanecer en silencio y protegiendo a los causantes de que los esfuerzos por cambiar al país se perdieran.

Estima que al Fiscal General de la República no le quedó otra alternativa que acusar a Luis Miquilena, pues las evidencias presentadas por Urdaneta hacían inocultable “el fraude y la agresión contra lo público”.

“Las acusaciones que no pudo ocultar el Fiscal General de la República señalan claramente que teníamos razón cuando le decíamos a Chávez que no tuviera miedo de tomar decisiones, que gobernar es tomar decisiones y no echar discursos románticos, que implica asumir dolores frente al compromiso que tenemos con el pueblo de Venezuela. Prefirió esconderse y callar, prefirió aliarse. Venezuela no merece un Presidente miedoso y hablador”.

Es de la opinión que la decisión del Fiscal se aceleró como una maniobra para pretender acallar de alguna forma las acusaciones y señalamientos hechos horas antes del pronunciamiento del Ministerio Público por el periodista Napoleón Bravo en contra del gobierno nacional.

Complicidad

Arias Cárdenas señaló que el presidente Chávez es cómplice de Luis Miquilena, acusado por el Fiscal de participar en ilícitos contra lo público, pues así lo revela la promoción que de éste ha hecho el Jefe de Estado.

Arias Cárdenas, en su convicción de que el presidente Hugo Chávez no cambiará en su actitud, le solicitó a los venezolanos no darle más oportunidades para continúe actuando erradamente.

Sostiene que las acusaciones contra Jesús Urdaneta Hernández y Jorge Garrido, obedecen la necesidad del Fiscal Elechiguerra de lograr un equilibrio frente a las presiones recibidas en el Ministerio Público tanto para que se pronunciara a favor de uno o de otros.

Dijo que se mantiene al lado de Urdaneta y Garrido, pero no con una solidaridad automática, sino en “una defensa bien clara” de quienes tienen la convicción y la firmeza de enfrentarse a quienes pretenden manipular la justicia y las instituciones.

Arias Cárdenas no se explica porqué al resto de los socios de Luis Miquilena en el empresa Micabú no se les acusó también y sí, solamente, a quien ostenta inmunidad. Igualmente manifestó sus dudas de que el Tribunal Supremo de Justicia vaya a decidir en contra de quien designó a sus integrantes.

En tal sentido, Francisco Arias Cárdenas considera que Miquilena debe despojarse de su inmunidad y su investidura como legislador para hacerle frente a las acusaciones, y en esto debe, según señaló, insistir el Presidente de la República. “Este fanfarrón (Chávez) sin capacidad para tomar decisiones, está detrás de todo lo que está ocurriendo aquí, él es el mentor, él es el protector y hay la contundente demostración ante el país de que teníamos razón cuando señalábamos que este era mucho peor que los del pasado”.

Anunció, que ante la renuncia de Jorge Garrido a la jefatura del comando de campaña, asumirá directamente la conducción de ésta acompañado de Lucas Matheus.

No renuncia

Francisco Aias Cárdenas aprovechó para negar la especie según la cual renunciaría a su aspiración presidencial, y señaló a Hugo Chávez y su jefe de campaña, el ministro del Interior Luis Dávila, de ser los autores y propagadores de este rumor.

Dijo que ante el actual clima de incertidumbre que se vive en Venezuela en el cual las instituciones responden a los intereses de quien designó sus representantes a dedo, la opinión pública, los medios de comunicación y la comunidad internacional se constituyen en el único arbitro al que se puede apelar en estos momentos.

“En este momento, la única y la más fuerte de los juicios que tenemos es la opinión pública que decidió vivir en democracia, rechazar la dictadura, defender la libertad y oponerse a esta concentración totalitaria de poder, a esta dictadura que pretende imitar regímenes que no tienen cabida en Venezuela”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba