Opinión Nacional

Arias prometió rescatar majestad de la FAN

En un acto cargado de bastante emotividad, por lo general los militares
suelen ser bastantes emotivos en los últimos tiempos, convocado por un grupo
de militares en situación de retiro agrupados en una organización que
denominaron UMIFAR (Unión de Militares y Familiares Activos y en Retiro) el
candidato presidencial Francisco Arias Cárdenas envió un claro mensaje al
estamento militar activo al asegurarles estar dispuesto a «devolverle a la
Fuerza Armada Nacional el respeto a los símbolos».

Corto y preciso, sin andarse por las ramas y sin querer abusar del
auditorium que lo esperaba desde tempranas horas de la mañana, Arias Cárdenas
le recordó a sus compañeros de armas en situación de retiro, entre los que
estaban presentes Generales de Brigada, Coroneles, Oficiales en reserva y
familiares, la importancia que reviste para un militar la simbología que, a su
juicio y el de muchos, ha sido pisoteado por el Primer Mandatario Nacional sin
motivo ni razón.

«La simbología militar, es sagrada» repitió una y otra vez el abanderado,
provocando la ovación de los presentes, y el comentario entre unos pocos sobre
el mensaje que le estaba mandando Arias Cárdenas no sólo al presidente Chávez,
sino también al Alto Mando Militar, el cual, a juicio de la mayoría de los
presentes, ha permitido tal irrespeto.

Se comprometió Arias Cárdenas con sus colegas castrenses a «asumir el
compromiso frente al país, por ser un militar civilista formado y estructurado
dentro de la Fuerza Armada Nacional, a darle a la FAN la importancia y el
lugar que le corresponde», para luego concluir que la Fuerza Armada Nacional
«no deben estar al servicio de un caudillo».

En su intervención, bastante corta por demás, también se refirió al papel
que están jugando los militares dentro del llamado Plan Bolívar 2000, del que
aseguró que de alcanzar la Presidencia de la República, este programa será
totalmente redimensionado y lo manejará «como debe ser, las organizaciones
encargadas para ello, la sociedad civil, seria y responsable».

Previo a las palabras de Arias Cárdenas, su esposa Gladys Fuernmayor, se
dirigió a la concurrencia para explicarles el alcance de la obra de Arias al
frente de la gobernación del Estado Zulia durante estos últimos 4 años, así
como también explicó detalladamente las razones por las cuales el ahora
abanderado presidencial, decidió aceptar la oferta hecha por el ex presidente
Rafael Caldera, de asumir la presidencia del PAMI.

Gladys de Arias Cárdenas explicó que la presencia de su esposo en el
gabinete social del entonces presidente Caldera, obedeció a que esa era la
única forma de garantizarle a los militares que participaron en las intentonas
golpistas del 92, su reinserción a la Fuerza Armada Nacional, sin que en sus
expedientes quedara constancia de los hechos ocurridos, además de permitirles
que en el futuro gozaran de los beneficios que como funcionarios de carrera
les correspondería una vez fuera de la institución castrense.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba