Opinión Nacional

Arnoldo Gabaldón Carrillo

El pasado domingo primero de marzo se hubiesen cumplido cien años del natalicio del eminente médico venezolano Arnoldo Gabaldón Carrillo. Uno de los pilares fundamentales de las ciencias médicas venezolanas, quien le declaró la guerra y acabó con la malaria en Venezuela. Vivió intensamente ochenta años y medio.

Nace el doctor Gabaldón en Trujillo el 1 de marzo de 1909, hijo único del matrimonio de Joaquín Gabaldón Iragorry y de Virginia Carrillo Márquez. Fallece en Caracas el 1 de septiembre de 1990 y deja una obra de magnitudes insospechadas.

Se gradúa de médico y de doctor en medicina en la Universidad Central de Venezuela en 1930, apenas tiene la mayoría de edad necesaria para ejercer una profesión liberal. Continúa sus estudios en el Instituto de Enfermedades Tropicales de Hamburgo y en 1931 obtiene el título de Especialista. Mas tarde estudia en la Universidad John Hopkins en Baltimore USA con una beca de la Fundación Rockefeller y en 1935 adquiere el título de Doctor en Ciencias de Higiene con mención especial en protozoología.

Tuvo como sus guías al famoso biólogo, naturalista y filósofo alemán Ernst von Haeckel y dentro de sus maestros venezolanos a José María Vargas, a Luis Razetti y a Jesús Rafael Rísquez.

En la primavera de 1945, durante una conferencia panamericana de salud que se celebró en Washington, conoció al Dr. James Stevens quien pocos años más tarde sería “Dean” de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard; este le refirió las maravillas del DDT. Así apareció el arma fundamental que utilizó Gabaldón en el exterminio de la malaria. Apenas tres años más tarde, en enero de 1948, en la Universidad Central de Venezuela y con asistencia de seis ministros del gabinete del presidente Gallegos, recibió el homenaje del Ejecutivo nacional al declararse Maracay territorio libre de malaria. Extendió sus labores a toda Venezuela.

En la descripción de las Memorias del Instituto Oswaldo Cruz de 1998, Río de Janeiro, Brasil, escrita por el doctor Ricardo Lorenço de Oliveira, cuando se refiere al trabajo del Dr. Gabaldón “Malaria Aviaria en un país de la región Neotropical-Venezuela”, lo describe como uno de los más importantes malariologistas del Nuevo Mundo.

Describir todas las actuaciones públicas e internacionales del doctor Gabaldón requeriría mucho más espacio del que disponemos. Dígase que fue el motor fundamental del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social y muy especialmente de la Dirección de Malariología; llego hasta ocupar la cartera del ministerio durante el gobierno de Rómulo Betancourt (1959-64) y desde su jubilación en 1973 hasta su fallecimiento fue Asesor Emérito del Ministerio y de la Dirección de Malariología y Saneamiento Ambiental.

En el campo internacional y siempre dentro de su especialidad, asistió a unos ciento treinta eventos científicos donde tuvo destacada actuación activa, exponiendo sus experiencias y dictando importantes conferencias.

Hombre de expresiones modestas, luchador constante y siempre vestido con su pajarita, casó con María Teresa Berti y procrearon cinco hijos que han seguido fielmente, de una manera u otra, las enseñanzas y el ejemplo de sus padres.

Sean estas palabras homenaje, testimonio y recuerdo de un venezolano ejemplar que dejó una huella imperecedera y que tenemos la obligación de continuar.

Caracas, marzo 1 de 2009
[email protected]

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba