Opinión Nacional

Arrechera inédita

Es la tarde del viernes. Habla Alí Rodríguez Araque (ARA): el golpe energético es contra el país y no va a derrocar al presidente. La situación política empeorará y el ejecutivo tendrá que tomar medidas drásticas. No hemos podido evitar este hecho lamentable y por ello estamos en emergencia dentro de la empresa (UR,06-12). El mensaje del Pdte de PDVSA está servido en palabras y en una imagen que transmite una sensación de mucho stress, producido tal vez por la incertidumbre que genera una situación de un nivel de complejidad pocas veces visto en la historia de este expa

ís. Pero ¿qué ha generado esta situación y, en particular, la de PDVSA?
La guerra política del Señor Presidente

La protesta actual se inscribe en el contexto de la confrontación-radicalización que prevalece hoy aquí y que tiende a crecer con el paso del tiempo. En efecto, el nivel de enfrentamiento está en la base causal del paro. Estamos ante una realidad dividida en dos Venezuelas enfrentadas, que juegan a la guerra, olvidando que … “la guerra es mala y los niños muertos no comen caramelos”. Este proceso se encuentra ahora en su V etapa y ésta, según definición de su propio autor, es en sí misma violenta … “Esto para mi es un combate, una guerra política”. Y agrega: …Es una confrontación histórica. Vamos a ver quién resulta vencedor. Nosotros haremos todo lo posible por ser los triunfadores y que este proyecto avance. El enemigo se opondrá de todas las maneras posibles.”… (ABM, Habla el comandante, 1998, p.536)

Aplastar al enemigo

La quinta fase del proceso establece la ejecución de lo decidido por la constituyente. Su mayor producto es la Constitución Bolivariana que pauta la refundación de la república. Esto implica una revolución, lo cual conduce a la confrontación inevitable. De allí saldrá un vencedor y un vencido. Indispensable aplastar al enemigo para alcanzar el triunfo. Se trata de aplicar la confrontación y la violencia para desbaratar el orden vigente. Este es el cometido de esta fase ejecutiva que se inició con el referéndum aprobatorio de la CN, el 15D-2000, y más específicamente, luego de la relegitimación, cuando se produce la elaboración y promulgación de las 49 leyes habitlitantes. Desde este momento, noviembre 2001, se inicia la ‘fase dura’ para vencer al enemigo y establecer el triunfo de la revolución.

¿Cuál revolución para cual pobreza?

El 10D-01 ‘el enemigo’ convoca a un paro general de 12 horas. El 11A, el 21O y el 02D repite la operación. Un año de fuertes confrontaciones. A lo largo del período, la lucha, en base al odio, materialmente sustituye toda consideración clasista. Se alimenta el odio del pobre hacia el ‘oligarca’ pero no se establece una política que le quite privilegios a la riqueza a favor de la pobreza. ¿Qué ‘daños’ acusa el capital financiero, el empresariado-burguesía globalexplotador hasta el presente? Más aún ¿dónde están las medidas efectivas ‘a favor’ de la pobreza? Esto ha creado la gran desilusión en las mayorías que otra vez habían fundado sus esperanzas en el ‘proceso’. El apoyo a la ‘revolución’ se hace cada vez más débil. Y el reclamo pasa del terreno económico al político. Del riesgo-país a una situación de total inestabilidad, ingobernabilidad e incertidumbre.

¿Hacia un cambio de timón?

Esto conduce al estado de crisis actual. Un cuadro de padecimiento que se desplaza en forma vertiginosa y que lleva al grueso de la gente a preguntar por los culpables con miras a establecer responsabilidades. A la larga, queda claro que la conducción de la política es clave para lograr salidas concretas a la crisis planteada. En este momento, después de percibir el fracaso del actual equipo gubernamental, se ha llegado a la conclusión de que es absolutamente indispensable un cambio de timón en la conducción de la nave. Y esa mayoría ya se ha expresado de diferentes maneras para hacerle saber al gobierno que ya no goza de su afecto. El presidente ofreció muchas veces que el no haría nada por permanecer en el poder, si de alguna manera el pueblo le hiciese saber que no quería su mando. Pero en la práctica, esa convicción se evidenció como falsa.

El mayor fraude de la historia republicana

Nos encontramos ante un presidente con alto porcentaje de rechazo que no parece percibir su situación y que pugna por mantenerse en el mando por todos los medios. Esto hace pensar en lo complejo y difícil del momento. Sobre un contexto de un gran y espectacular agotamiento-vacío, cuarteles y golpismo, se montó la figura presidencial. Y materialmente todos los venezolanos aceptaron el ‘designio salvador’. Una vez más se intenta forjar una realidad mesiánico-caudillista para que produjese el milagro de sacarnos de atraso, la miseria y el dolor. Una Venezuela productiva, llena de voluntad para la creación y el porvenir. Un nuevo ‘sueño revolucionario’ en marcha, ahora democrático y hasta pacífico. Sin embargo, rápidamente quedó al descubierto que el ‘proyecto’ es otra edición del populismo para la manipulación-engaño del colectivo pueblo-pobres. La llamada ‘revolución’ deviene en el mayor fraude de ‘nuestra’ historia republicana. La reacción se levantó de inmediato. Y el 86% de apoyo con que nace el gobierno chavista se reduce en forma vertiginosa. Hoy lo apoya sólo una parte de la pobreza y un reducido grupo de la clase media.

La represión GN repotencia el paro

Este es el cuadro en el cual discurre la crisis que mantiene a este expaís conmocionado. En sentido general, por todas partes se refiere la aspiración de ir a unas elecciones que abra la posibilidad de salir del actual equipo gubernamental. La negativa del ejecutivo a buscar salidas a la crisis llevó a la instalación y desarrollo de la Mesa de Negociación y Acuerdo (MNA). En tres semanas no hubo ningún tipo de adelanto. Situados en ese punto, la CD procede a impulsar un paro general el 02D. Fue aprobado a lo interno como indefinido. El día inicial no tuvo una fuerza determinante. En la tarde se prolongó por 24 horas pero como activo. Se convocó a una concentración en Chuao en solidaridad con el gerente de PDVSA, Juan Fernández, cuya residencia fue asaltada en la madrugada del día de inicio del paro. El martes estaba más debilitado. Pero la GN produce una bestial represión en la concentración en la Plaza de la Meritocracia. La gente se enardece. Para el miércoles se convoca una marcha desde Chuao hasta el Hotel Meliá donde se entregaría un documento al SG/OEA. La marcha transcurre sin incidentes pero en el interior es larga la lista de la acción represiva. El paro se extiende a un cuarto día.

El contingente armado de la campiña

Se anuncia una marcha desde Chuao a La Campiña. El oficialismo decide entonces poner el acento en la protección de la sede petrolera. Toma la entrada con un contingente armado, bajo el mando del Alcalde del Municipio Libertador. Se evidencia, por medio de un video aficionado copiosamente distribuido, que se estaría a la espera de la marcha de la CD para producir la confrontación. Sin embargo, la CD logró paralizar primero y desviar luego la marcha e impedir el encuentro que terminaría en enfrentamiento. Para esta fecha, ha avanzado considerablemente el paro petrolero y se procede a anclar varias naves de transporte de combustible y petróleo. Para el jueves 05-12 la atención principal recae sobre el ‘golpe petrolero’ que debilita poderosamente al gobierno e impulsa el paro. En ese marco, se produce en la noche, la declaración de Aristóbulo Istúriz, sobre la disposición a regresar a la MNA, en presencia del SG/OEA.

La paz es para todos o para nadie

El viernes, a las 9 am el presidente habla en cadena. El objetivo: hacer ver que el paro estaba derrotado y que aplicarían un plan de contingencia para enfrentar los problemas planteados, entre otros, el ‘secuestro y la piratería’ que recaía sobre naves petroleras. Invocó una y otra vez la paz que es contraria a toda violencia. Y en tono fuerte señaló que “la paz es para todos o para nadie”. Indiscutible que aquí en ningún momento ha habido paz para todos, y por ello, nadie ha tenido paz. No hizo alusión alguna a la MNA. Pero sí afirmó la militarización de la industria petrolera. Para este momento, toda la atención está puesta en el Lago de Maracaibo. Es la presión que recae sobre un gobierno que se niega a aceptar la petición de elecciones que hace la mayoría. El paro petrolero crece y el gobierno luce impotente para controlar la situación. En este contexto se produce la rueda de prensa de ARA, a la que aludíamos al principio. En ningún momento toca el fondo del asunto para darse cuenta que si no se busca una salida electoral, vamos indefectiblemente hacia una violencia aún más abierta y destructiva, una guerra en la que a los niños no llegarán los caramelos.

La masacre Altamira

Y cuando referíamos este punto, nos cae la ráfaga noticiosa que viene de la Plaza Francia. Disparos a mansalva sobre una muchedumbre inerme, pacífica, que tenia como armas cacerolas, pitos, banderas y el grito centenario, produce la nueva masacre: tres muertos y 18 heridos. En este momento se advierte como el odio, el crimen, la maldad, el atraso se convierten en armas de la peor de las guerras. Es el baño de sangre tantas veces anunciado y en el cual muchos no creen, “porque nosotros somos pacíficos y nunca llegaremos a tirar a matarnos”. En realidad, en este caso, una de las partes tiró a matar y lo logró. Tal vez era mayor su impresionante búsqueda de sangre. Porque no se trata, con toda seguridad, de una acción anárquica o espontánea (¿esquizofrénica?) de un individuo. Uno de los atacantes se hizo confeso. Joao Gouveia ya estaba retratado junto al Alcalde Libertador. Pero no fue sólo este hombre. Otros apretaron el gatillo. Y más allá están los autores del plan ¿para impulsar la ‘revolución’?

¿Arrechera para la masacre o para la vida?

A la hora en la cual la gente cayó en cuenta del engaño que alimentó el señor Chávez, experimentó una gran arrechera. Cuando el 11A, el 21O, el 12N y el 02D ve correr la muerte, la gente comienza a advertir que es portadora de una potente, profunda, extendida e inédita arrechera. Esa es la reacción que producen los cobardes asesinos de todos los tiempos. Estaba puesta la masacre en los escenarios que antes habíamos señalado (LR, 24-11 y 01-12). Lo que sigue es la extensión de la masacre o las variantes del autogolpe o del golpe capaz de ‘salvar la patria’ de tanta inmundicia. Una arrechera que ha hecho despertar a muchos, que los ha puesto en movimiento, para reclamar sus derechos y exigir se castigue a los responsables de las masacres. Una arrechera tan difícil de recoger como la que ha creado el gobierno entre sus seguidores. La diferencia está en que la primera es pacífica, desarmada, y la segunda está alimentada por la ambición de poder de un ‘jefe único’ y sus secuaces.

Tiempo para pensar-actuar en otra historia

La primera, podría dar lugar a la acción de un pueblo organizado y consciente, creador de sus propios dirigentes y directrices, en función de construir la otra Venezuela, alejada del fraude de las falsas revoluciones y las democracias mentirosas. La segunda es la expresión de una falta de perspectiva histórica, de una degradación de las luchas populares, de un discurso que se nutre, para sus propios propósitos y privilegios, de la arrechera contenida de una población históricamente sometida a la perversión, la miseria y la explotación. El mismo colectivo que estuvo con Boves y Bolívar, conservadores y liberales, el que votó por Betancourt y después se fue a la lucha armada, el que se pacificó y dio el triunfo a Lusinchi, Caldera, Luis Herrera o CAP, el que ha asistido a todas las derrotas y degradaciones, siempre puesta su ilusión en la esperanza de un porvenir distinto, que, en diciembre de 1998, adoptó el nombre de un nuevo salvador: Hugo Chávez. El que siempre ha puesto los muertos. Unos y otros han escrito su historia con la sangre y el dolor de ese colectivo. La mesa está puesta para pensar otra historia, otro tiempo, otra dimensión de la vida, que ha sido quebrada y pervertida hasta sus máximos extremos.

Insistiendo

– En La Campiña estaba montada la emboscada del crimen. La marcha de la CD (05-12) no fue al sitio. La masacre se trasladó a la Plaza Altamira. – El video aficionado (05-12, 2:17 am), presenta al alcalde al lado de Joao Gouveia, quien declaró haber participado en la Masacre de la Plaza Altamira. – La palabra presidencial (06-12): “Vean ustedes donde llegó el show de Altamira”. ¿Se vanagloria el mandatario de haber convertido un ‘show’ en una masacre? – Dijo Min-Interior (03-12): “No podíamos permitir la concentración de Chuao, porque esa no era una reunión de angelitos”. -Chavez dijo (06-12): “No podemos señalar a nadie. Absolutamente a nadie.” Hay muchas evidencias sobre la presunta actuación de Gouveia en la masacre. – La increíble petición de Chávez (06-12): “No sigamos inyectando odio en la familia venezolana”. ¿Pero quién elaboró y difundió la política de confrontación y liquidación del enemigo? – Palabras del presidente: “¿Hijo de la violencia? Sí, lo soy, porque yo creo que la violencia es algo natural al ser humano, y al universo mismo.” (ABM, Habla el cdte, 1998, p. 548)

-Dice Chávez: “El que diga que vive en un proceso, o un mundo de paz, que yo soy la armonía, la sonrisa, que aquellos son los violentos y yo soy la paz, eso es sencillamente e cinismo, porque todos aquí estamos cargados de violencia.”… (p, 549). No hay paz, con la violencia es suficiente. – La grabación de la ‘Red Tablero’ refiere una acción criminal que no tiene nada que envidiarle a los grande asesinos de la llamada humanidad. – El SG/OEA llama a la Mesa. La CD asiste. El gobierno ofrece pero no cumple. Sabe que o puede negociar elecciones sino promover ‘violencia salvadora’. – ¿Golpe petrolero con apoyo internacional? – ¿Vendrá de Maracay un autogolpe vergonzante? _ ¿Golpe nacionalista o ‘extranjerizante’ para salvarnos? – ¿Podrá este gobierno aplastar el paro y controlar a PDVSA?

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba