Opinión Nacional

¡Así se hace, majestad!

Venezuela, avergonzada le pide perdón al mundo. Estamos gobernados por un hombre totalmente desprovisto de modales, impermeable a las más elementales buenas costumbres. Ya son demasiadas las ocasiones en las cuales sus desplantes, patanerías, insultos desmedidos, actos ridículos, demostraciones de ignorancia delirante, chistes bajos y malos, chascarillos dejan por el suelo la imagen de nuestro país.

Su fascinación por rodearse de la hez de la tierra, de narcoterroristas, asesinos y secuestradores, a quienes dá trato de hermanos, caballeros y socios es inocultable. Venezuela está cansada de la locuacidad irresponsable, el despilfarro, la corrupción, la amoralidad y la violencia verbal y física promovida por la camarilla fascista y golpista del 4F y del 27N. Deploramos que en momentos en que el precio de nuestro petróleo ronda los 100 dólares y se nos atosiga de onerosos impuestos, a la par que se regala alegremente nuestro dinero en el extranjero, nuestras escuelas, hospitales y liceos en su gran mayoría son inhabitables, las calles de los barrios populares están súper deterioradas y llenas de aguas putrefactas, y para llevar el alimento a sus casas, cada día los padres y madres de familia deben ocupar mas tiempo en la cacería de los productos de primera necesidad, pasando incomodidades en largas y angustiantes colas bajo el sol o la lluvia. Se ha arruinado a nuestra agroindustria y a los ganaderos, se asfixia a los comerciantes, mientras la delincuencia no tiene freno, por la sencilla razón que muchos de sus jefes despachan desde los cuerpos policiales y oficinas del gobierno. El narcotráfico se mueve a sus anchas, y los sicarios actúan con desparpajo gracias a la protección descarada de un gobierno terrorista, mentiroso y ladrón.

El fascista y golpista Presidente, utiliza los medios de comunicación para ordenarle a sus hordas que ataquen con violencia a los estudiantes y que destruyan el estorbo que para el fascismo representan las universidades autónomas. Y no conforme con atormentar al bravo pueblo venezolano, también lo hace con países latinoamericanos, y como se siente impune e inmune pretendió hacerlo en la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile, pero allí se estrelló de frente contra el muro de civilidad de Michelle Bachelet y Rodríguez Zapatero, a quien trató groseramente de importunar con modales de arrabalero, que cortó de plano, poniéndolo en su sitio Don Juan Carlos De Borbón, con toda la majestad real. El mundo gritó al unísono: ¡Así se hace, Majestad!

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba